no

Jueves, 1 de junio de 2006

DREAM MASTER, HEAVY EXPORTABLE

“Acá solamente trabajamos”

 Por FERNANDO AMDAN

”La idea nuestra es vivir de la música, y para eso teníamos que llevar el material afuera.” La respuesta suena más a confesión, con alguna dosis de culpa, que a un motivo de orgullo. En boca de Ezequiel Wiurnos, cantante Dream Master, el acontecimiento de difundir el disco de la banda en el exterior (sinónimo de bonanza para la mayoría de los músicos) suena a una pequeña traición para el heavy local. A cada pregunta sobre las expectativas en otros países, Wiurnos retruca con los proyectos de la banda en el país. “No es que nosotros queremos dejar la Argentina –se justifica–, pero acá es muy difícil tocar.” Después de sacar su disco en forma independiente, en marzo del año pasado, Loshe Entertainment, un sello chico cuya edición más conocida se concretó en un LP de Baires (banda de tango electrónico), se cruzó en el camino de Dream Master.

Como Loshe cuenta además con oficinas en el Distrito Federal mexicano, a fines del 2005 le ofreció a la banda distribuir el disco en territorio azteca con la condición de agregar dos bonus tracks: un tema cantado por Adrián Barilari de Rata Blanca (precursor del heavy argentino en las giras en el exterior), una versión heavy de Enjoy the Silence de Depeche Mode, y un DVD con la presentación en Buenos Aires. Aunque la versión local no incluía estos agregados, la banda decidió reeditar el disco: “Lo que pasa es que en la Argentina quiero sacar todo. No quiero que en acá falte material de lo que hagamos”, cuenta Wiurnos.

Para el frontman, “es raro el mercado argentino para lo que nosotros hacemos. Es relativamente chico y no es una música que sea comercial netamente. La escena acá es muy inestable. Un día se pueden meter 500 personas, otro día se pueden meter 200, u 800”. Desde el vamos, la idea fue hacer un disco que tanto desde el punto de vista gráfico como de sonido tenga la suficiente calidad para editarse en otros países sin mayores escollos. La posibilidad de saltar a nuevos mercados no se hizo desear. Alemania, Estados Unidos y Brasil también aparecieron en la hoja de ruta. “El tema es que, bueno, las negociaciones tardan.” Desde que se habla hasta que se cierra, mínimo son cuatro meses. Los interesados están”, casi cruza los dedos, Wiurnos. “La música que nosotros hacemos está mucho en Europa. Nosotros hicimos un disco que sea vendible en Europa, sin que te lo tiren para atrás porque la gráfica no está bien.”

Todos los temas de Dream Master, a excepción del que tiene la voz de Barilari, son en inglés. Lejos de los objetivos en el exterior, la decisión se remonta a los orígenes, cuando la edición del disco era todavía un anhelo. “Siempre cantamos en inglés. Creo que por una cuestión de costumbre. Escuchábamos muchas bandas de afuera y es como que el inglés es el idioma universal de la música”, cuenta Wiurnos. Aunque la suerte tras las fronteras es incierta, Dream Master se metió en el estudio para grabar su segundo disco. Llevan diez temas y, mientras eligen nombre, fijaron marzo del 2007 para salir a la calle. Meses después seguirán los pasos del primero afuera del país, quizá con algunas lecciones aprendidas. Pero a Wiurnos le gana el arraigo: “Obviamente que nosotros queremos tocar acá, pero nosotros acá sólo trabajamos, no vivimos de la música”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared