no

Jueves, 29 de junio de 2006

VH1 ESTRENO SUPER GROUP, REALITY HEAVY-METAL

Sebastian Bach: “Ya soy muy rico”

Cinco históricos del heavy metal se juntan a ensayar, VH1 los filma y luego harán un concierto. ¡Un reality musical que no busca cantante!

 Por Mariano Blejman

¿Habrá antiguos militantes de Skid Row en busca de esos desvencijados posters en el fondo de un armario? ¿Se escuchará: “La tachas, mami, ¿dónde estaban mis tachas?”? ¿Resurgirá el dolor de cuello que venía con los recitales trash-metal? Porque el proyecto de VH1 parece una selección “resto del mundo” de heavy metal: el guitarrista Ted Nugent, ex Ambos Duke, Scott Ian de los históricos Anthrax, las voces de Sebastian Bach de Skid Row, Evan Seinfeld de Biohazard y Jason Bonham, gran baterista e hijo de John Bonham de Led Zeppelin, se unirán con una cámara testigo en el programa/banda Super Group, que –dicen ellos– “resucitará” el heavy metal. ¿Cómo es la cosa? Subidos a la ola hollywoodense de contrata un heavy para la tele (ver la tapa del NO de la semana pasada, donde Tommy Lee, James Newsted y Gilby Clarke harán el grupo Supernova en Rock Stars por People & Arts), estos verdaderos monstruos se reunirán para componer canciones y presentar un concierto en Las Vegas en 12 días. Super Group empezó el jueves pasado y se ve todas los medianoches de los días jueves. O sea, hoy a la noche.

Entrevistado telefónicamente por el NO, Sebastian Bach se defiende antes de empezar: “Este programa me puso en una casa, con músicos para tocar todo el día. Es una oportunidad de hacer lo que me gusta”, dice el ex de Skid Row que por estas horas anda de gira con los “resucitados” Guns n’Roses. En esas noches de renovado contacto con el heavy (¿será el público de los ‘80, o habrá también renovación de edades?) Axel Rose lo invita a subir al escenario y Bach se despacha con My Michelle.

En octubre, dice Bach, estarán en la Argentina. El todavía recuerda la hinchada argenta arengándolo a fines de los ‘90 con el clásico “¡¡Olé, olé, olé, oleeeeeé... esquid rou, esquid rou!!”, algo que ahora canta él mismo por teléfono. “Los gritos del público eran más grandes que el sonido que hacíamos nosotros”, rememora. Pero volviendo al tema: según los productores de Super Group, las míticas figuras del rock tendrán en sus manos la posibilidad de “enfrentarse” musicalmente a las actuales tendencias como el pop, el happy punk o el rock indie. Sin embargo, es el cuarto “show” televisivo en el que participa el ¿ex? cantante de esa banda que fuera probablemente la más kitsch de algo parecido al heavy metal. No es su primera experiencia televisiva: Bach estuvo en Forever Wilde, luego en la película Strange Frequency, después en The Ripper y finalmente participó del reality sobre su mujer llamado I married Sebastian Bach. “Pero creo que Super Group es más grande.”

¿Hasta dónde la televisión puede formar parte de la creación de un show de rock? “La preparación del recital es parte del show de la televisión. Pero nadie me dice que mi realidad está ahí. Yo soy Sebastian Bach, nadie me dice qué hacer, qué vestir, o qué decir, y entiendo a la gente en este sentido. Si escribo la canción, y tengo un encuentro, o hay una sesión de manicura, no me importa, hago lo que quiero.”

Se supone que uno verá cómo interactúan ellos con las luchas de egos, el alcohol y las “groupies” mientras componen, escriben las letras de las canciones y ensayan. De la mano del productor y manager Doc McGhee (Bon Jovi, Kiss y Mötley Crüe), la semana pasada empezó a dilucidarse una gran pregunta: si el cuero negro, los pelos largos y las botas pesadas los siguen a todas partes, a donde vas. “El programa está bueno, es cool, pero no lo hago por dinero: yo ya soy rico, soy lo suficientemente rico como para no hacer nada por dinero. En la primera temporada dije que no, pero es sólo roncanrol. No necesito plata. Sin embargo, si el programa da dinero mejor. Ya hice mucha plata pero siempre es mejor tener más” (¡¿?!).

Esta es, según el cantante, una buena manera de estar en televisión “porque en los ‘80 MTV hacía videos de rock, eran proyecciones muy cool donde existía la posibilidad de ver cómo se hacía una canción, un film, una película. Después no lo hicieron nunca más. Ahora, la televisión es así: si cambian las formas, si estuviese en 1989 haría videos en vivo.Pero ahora esos canales casi no pasan videos, yo creo que este tipo de programas recuperan el sentido original de los canales musicales”.

Bach, dice, disfruta preparando conciertos. Sin embargo no sabe cómo tomará el público este proyecto “ni me interesa”, dice. “Yo soy un entertainment people, esto hago para vivir.” Sobre la posibilidad de crear nuevos fans después del show en Las Vegas, Bach tiene una mirada particular: dice que gastó muchos dólares como fanático de Kiss. “Si ves mi casa, la encontrarás llena de objetos de Kiss. Es bueno tener posters y objetos coleccionables... ¡Si no te gustan, no los compres! ¿Sabés todo lo que venden los Rolling Stones y Ozzy Osbourne en merchandising?”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.