no

Jueves, 26 de julio de 2007

EL HIP HOP RECORRE EL MUNDO

Break point

Argentina siempre fue un terreno árido para que creciera la semilla del hip hop. Pero, finalmente, esta expresión cultural ha encontrado la manera de acoger a los visitantes, y de exportar sonidos nacionales. Tiempos de cambio.

 Por Yumber Vera Rojas

Adam F, sonido drum’n’bass

Con Maths and English, el nuevo disco del rapero Dizzee Rascal –quien vino al BUE de 2005–, el hip hop inglés acaba de llegar a su apogeo creativo, fenómeno arengado además por el éxito de otros géneros afines como el grime (manufacturado por el propio Rascal y The Streets), el bmore (patentado por el súper productor Diplo) e incluso el flamante dubstep (impulsado por la locutora de la BBC Mart Anne Hobbs y encabezado por los fabulosos Kode 9 & The Spaceape). Esa hermosa y desopilante conjunción de espíritu callejero, beligerancia discursiva, delirio jamaicano y sustrato electrónico de avanzada estableció un nuevo rumbo para el hip hop en el Reino Unido. Desde el drum’n’bass, el productor Adam Fenton, de visita nuevamente en Buenos Aires –tras su intervención en la Creamfields de 2001– para estelarizar el quinto aniversario de la fiesta +160 el domingo 19 de agosto, también es partícipe de esta renovación. Este alquimista de la consola y las bandejas reconoce: “El hip hop siempre fue una influencia muy grande en mi música, aun antes de que conociera el trajín de la producción. Lo que más me gusta de todo esto es el desafío. Cuando empecé, mi meta era alcanzar a gente de la talla de M.O.P. y Capone-N-Noreaga. Pensé que no podría hacerlo, y eso me llevó a realizar cosas increíbles”.

Componente de la crew Metalheadz –encabezada por Goldie–, fundador del sello Breakbeat KAOS, compositor de música para películas y videojuegos, actor, líder de la banda de rock Malpractice y colaborador de artistas como David Bowie, Pet Shop Boys y Everything But The Girl, Adam F se convirtió asimismo en uno de los productores más solicitados por las estrellas del hip hop estadounidense. El artista inglés, responsable de trabajos para Missy Elliott, Redman, Jay-Z, M.O.P., Destiny’s Child y De la Soul, explica: “Todo comenzó con Smash Sumthin, una suerte de orquesta de hip hop que armé para mi disco KAOS (2001). Redman, por quien siento gran respeto y admiración, participó en un tema de ese álbum y me preguntó si podía usarlo en el suyo. Así llegué a relacionarme con la gente del sello Def Jam, y eso me permitió vincularme luego con figuras del hip hop como L.L. Cool J. y M.O.P. Escucharon lo que hice, y me llamaron para trabajar con ellos. No lo podía creer”. A 10 años de la aparición de su disco debut, Colours, uno de los álbumes fundamentales en la historia del drum’n’bass, Adam advierte sobre sus futuros proyectos: “Además de actuar en una cinta británica independiente, de producir hip hop y de tocar con Malpractice, trabajo en un nuevo material de drum’n’bass, que incluiré en el set que presentaré en Buenos Aires y que formará parte de mi próximo disco”.

Mustafá Yoda, más comprometido

Tres años luego de la aparición de su opera prima, el prominente Cuentos de chicos para adultos, Mustafá Yoda (conocido como Prisma) vuelve a la carga con el primer vinilo (en este caso en formato EP) del hip hop nacional: El Elemental. Si bien el precedente se le había apuntado al rapero de origen uruguayo Jazzy Mel, uno de los fundadores de la old school local, con su homónimo larga duración de 1991 –que incluyó el hit Fue amor–, Mustafá establece la diferencia: “Pese que Jazzy Mel publicó un disco de dance rap mediante una multinacional hace ya muchos años, el mío cabe propiamente en el hip hop. Por eso es el primer vinilo de hip hop”. Editado por el sello español Bajo Tierra Producciones, el MC de la localidad de Moreno presentará esta producción el 4 de agosto en Mar del Plata y el 10 en Buenos Aires, para luego hacer maletas y tomar rumbo hacia Europa, donde le espera una gira que lo llevará por España, Francia, Holanda y Portugal. Otrora miembro del grupo La Organización, este protagonista esencial de la nueva escena del hip hop nacional describe: “En este trabajo incluimos nuevas versiones de algunos temas de Cuentos de chicos para adultos, más un corte inédito. Sigo tocando esas canciones, manteniendo la métrica, aunque acompañado por una banda. Desde que salió mi primer álbum hasta ahora, pasó mucho tiempo. Después de todos estos años, siento que pude encontrarme conmigo mismo”.

Considerando el carácter intrínseco de la escena nacional, la experiencia de Mustafá Yoda en Europa será una buena oportunidad para tantear la actual naturaleza del hip hop argentino en el exterior. Elegido junto a Iluminados para representar a la Argentina en el disco compilado del especial de hip hop latino publicado recientemente por la revista española Zona de Obras, el creador del colectivo Sudamétrica reflexiona: “El argentino tiene una identidad bien marcada en su acento y en su personalidad, y ésos son condimentos muy ricos en lo musical. Lo que te dice el tango es rap: el tipo que sale de joda, que le gustan los caballos y que te habla de la vida. Basta que le pongas una base de hip hop para que te des cuenta. Aunque existen experiencias internacionales de artistas locales como la de Koxmoz junto a Gotan Project, creo que, más que darse a conocer, lo importante es crecer. Y estamos en eso, hay motivación. Está pasando algo fantástico, y eso se nota en los conciertos. Las diferencias en la escena desaparecieron, la gente entendió que la clave es la unión”. MC inquieto, este mañoso freestyler ya prepara su próximo larga duración: “Se llama Imaquinar y saldrá conjuntamente en la Argentina y España. En el disco anterior venía con hambre de rapear, controlé eso y me tomó un tiempo pensar y escribir. Este es un trabajo más social y político, es más comprometido. Lo de la competencia ya fue”.

Mala Rodríguez, nombre de guerra

Desde la aparición de su disco debut, Lujo ibérico (2000), Mala Rodríguez retó los códigos del hip hop español. Su discurso provocador y combatiente le aguó la fiesta a la orgía lírica misógina, al tiempo que su concepto sonoro de tonillo flamenqueado estableció un precedente identitario en la escena de su país. “En Andalucía, el clima y el ambiente son diferentes al resto de España. Como hay menos dinero, la gente tiene otro carácter. Y eso es muy influyente. Pensé que mi primer disco no iba a gustar, pero pasó todo lo contrario. A raíz de él un montón de cosas comenzaron a fusionarse con el flamenco”, revela La Mala. Siete años más tarde, la MC andaluza, quien vendrá por primera vez a Buenos Aires el 5 de septiembre, acaba de lanzar su tercer larga duración, Malamarismo. La rapera jerezana sintetiza: “El título hace alusión al momento de equilibrio que estoy viviendo. Tras la gira de Alevosía (2003), mi segundo álbum, crecí mucho como artista y como persona. Me pasaron cosas muy importantes con las que me hundía o me iba para arriba. Este trabajo tiene muchas respuestas, pues siempre busco el porqué y dudo. Por eso me como la cabeza cuando compongo. Conocer las normas te puede dar el lujo de saltártelas, y eso fue lo que pasó con Malamarismo. Necesitaba hacer canciones diferentes, no me quedo con eso de que porque soy rapera debo dedicarme a la crítica social. Ese es un lugar muy cómodo, así como quedarme en el flamenquito.”

Su nuevo álbum se abre paso con un sonido que fija lazos con su cultura, la fuente musical afroamericana e incluso con el reggaetón. La Mala reseña: “Tego Calderón está porque me gusta lo que hace y tiene personalidad. Aunque no es mi primera experiencia con el reggaetón, pues Vico C y Calle 13 –con los que compartió tarima en la reciente edición del Sónar– me invitaron a cantar en sus discos. De todas formas, y aunque pareciera que el reggaetón estuviese tapándolo, siento que el hip hop en español está despertando”. Considerando el gran momento que atraviesa, esta tercera producción sirvió también para que la rapera española pudiera unificar el estereotipo que se construyó a partir de su personalidad con la mujer que hay detrás de éste. “Me estaba convirtiendo en un personaje, y eso me ponía incómoda. Detrás de La Mala está María Rodríguez. Pese a que tengo una personalidad muy fuerte, La Mala no es más que un nombre de guerra en este mundo controlado por los hombres. No me voy a convertir en un machito para hacer rap, ni me cago en la madre de nadie. Me siento bien en mi cuerpo y creo que puedo hacerle ver a ellos muchas cosas. No me dedico a dar sermones, trato de divertirme y sentirme bien.” Y sobre el hip hop argentino confiesa: “Sólo conozco a Dante Spinetta. Sé más de Chile y México, porque en la Argentina son más rockeros, ¿no?”

Marcelo D2, costado subversivo

En San Pablo, ciudad tradicionalmente rapera, la Prefectura Municipal organizó en 2004 un sondeo donde el 40 por ciento de los jóvenes paulistas justificaba su preferencia por el hip hop. Pero fue su metrópolis antagónica, Río de Janeiro, la que parió al mayor exponente del género en el país, Marcelo D2. Status que alcanzó a partir de la aparición en 2003 de su disco A Procura da Batida Perfecta, el álbum que estableció la identidad de la escena nacional. El MC carioca, que pisará la Argentina por primera vez el 2 de agosto para presentarse en el aniversario de la fiesta Zizek en Niceto Club, reconoce: “Ese disco estimuló la renovación en el hip hop brasileño. Recibió muchas críticas positivas, muchos premios. Si bien existía una infraestructura en la escena nacional, no había identidad”. Su reputación comenzó a cocinarse mientras formó parte de la superbanda Planet Hemp. Marcelo evoca: “Fue muy importante para mí, pues en ella aporté mi personalidad musical. Planet Hemp tuvo su tiempo, hicimos nuestro trabajo. Luego resolvimos que era hora de parar, y cada uno siguió su camino”. Desde entonces comenzó a circular el mito sobre el carácter apologético de sus letras con respecto a la marihuana: “Planet Hemp nunca hizo apología a las drogas, creo que la gente se enganchó más por el lado subversivo de los temas. En Brasil nadie había cantado sobre eso hasta que llegamos nosotros”.

Debido a la violencia que ha sacudido los principales centros urbanos brasileños, el hip hop nacional, movimiento cultivado básicamente por la favela, se encuentra en la mira de la sociedad. Pero Marcelo D2 aclara: “El hip hop es lo contrario a la violencia, las comunidades lo practican para integrarse a la sociedad. Ese ha sido un trabajo muy loable por parte de las comunidades marginales de Brasil”. Su necesidad de acercar el hip hop a todos los estratos sociales del país y hacerlos partícipes activos de éste, finalmente se pudo cristalizar en su más reciente álbum, Meu Samba é Assim, que mantuvo el espíritu de A Procura da Batida Perfecta y en el que además recopiló, mediante una convocatoria abierta, bases confeccionadas por diferentes DJs de todo Brasil. El MC de Río de Janeiro explica: “Es un paso adelante con respecto a lo que había hecho antes, pero tuvo que ver más con mi interés de mezclar las cosas que me gustan. Durante meses recibí una cantidad enorme de bases, escogí 15 y quedaron muchas cosas buenas por fuera, que podrían ir en mi próximo material. Fue una manera diferente y gratificante de trabajar, conocí a mucha gente nueva y talentosa”. Acerca de su presentación en Buenos Aires, el máximo exponente del hip hop brasileño adelanta: “Tengo muchas expectativas; voy a pasearme principalmente por los temas que mejor representan mi trayectoria musical”.

BATALLA DE LOS GALLOS

Ingenio cantado

Para revocar el imaginario de que la cultura hip hop no seduce ni a los nuevos artistas ni a la audiencia nacional, entre julio y agosto se desarrolla la tercera versión local de la Batalla de los Gallos, competición inspirada en el concepto de las peleas de gallos y en la que el finalista argentino se enfrentará a los mejores MCs del hip hop en español del resto de América latina, España y Estados Unidos. María Eugenia Aramburu, gerente de comunicaciones de Red Bull –empresa que incentiva la creación del encuentro–, explica la metodología implementada: “En la Argentina se realizan clasificatorias en las cuales se seleccionan a los concursantes de la gran final nacional. Allí se consagra al ganador argentino que participa en la final regional que, a su vez, consagra al mejor MC de habla hispana del mundo. La metodología es muy simple: una base sobre la que fluir y uno frente a su adversario. Y en dos tandas de un minuto estará todo resuelto. Cuando hayas escuchado las rimas de tu rival y le hayas contestado lo mejor que puedas, un jurado especializado de tres miembros votará. Sin reglas sobre qué debes cantar, sin preparación posible. Sólo tu ingenio a mil por hora se rebuscará para sacar las mejores rimas. Flow, ingenio, estilo, valentía, capacidad de improvisación, actitud serán las cuestiones que el jurado tendrá en cuenta a la hora de evaluar”. Participar en la Batalla de los Gallos es simple: “Los concursantes pueden inscribirse en las competencias selectivas libre y gratuitamente. Los únicos requisitos que pedimos es que los interesados se presenten con el DNI, que sean mayores de 18 años y que sean argentinos”.

Generalmente, se eligen las ciudades que son consideradas capitales del hip hop para realizar las competencias selectivas: Rosario (14 de julio), Mar del Plata (22 de julio), Córdoba (28 de julio) y Capital Federal (4 de agosto, más la final nacional el 4 de octubre). En la primera edición, efectuada en 2005, se presentaron 70 MCs argentinos al casting en Buenos Aires. La final contó con la participación de los ocho mejores. Sebastián Paoli (Frescolate) se coronó campeón argentino y viajó a Puerto Rico, en donde ganó la “Batalla Final” frente al mexicano “El Niño” y trajo la corona para Argentina. En 2006, MC Chino (C.N.O.) se llevó la Final Nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos. Fue el mejor improvisando de entre los ocho especialistas en freestyle que se dieron cita en la Federación Argentina de Box ante 1500 espectadores. C.N.O. se convirtió en el representante argentino en la final que se celebró en Bogotá y en la que salió victorioso el español Rayden. Y mientras se define al representante argentino, lo único seguro es que la final regional se realizará en noviembre de este año en Venezuela. “Los MCs de la Argentina están muy agradecidos debido a que la competencia ha podido difundir la cultura de hip hop nacional y colabora a que se haga más conocida año tras año”. Para mayor información: www.redbullbatalladelosgallos.com. Y acerca de cómo participar: www.redbull.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.