no

Jueves, 16 de agosto de 2007

EL FUTBOLISTA PETER CROUCH FESTEJA INSPIRADO EN ARCTIC MONKEYS

Bailando por un robot

 Por Javier Aguirre

Es muy probable que hayas visto a Peter Crouch en algún clip futbolero de ESPN o TyC Sports; es un delantero de la Selección de Inglaterra y del club Liverpool, que mide 2,01 metros de altura y es muy flaco (con perdón de los hinchas de Boca: se parece más a Alejandro Delorte, el 9 de Argentinos Juniors, que a Martín Palermo). A Crouch lo apodan “escarbadientes”, “cigüeña” o “espantapájaros”, aunque también podrían apodarlo “mamarracho desgarbado”, “Torre Eiffel desnutrida”, “andamio flojo” o “jirafa heroinómana”, y nadie debería ofenderse.

Pero además de su aspecto extraño y de su efectividad anotadora en el área rival, Crouch alcanzó cierta popularidad mediática por los llamativos movimientos con los que festeja sus goles: un bailecito torpe y mecanizado, que parece imitar los movimientos de un robot oxidado, como si fuera El Androide de Titanes en el Ring, o el C.3PO de Star Wars, con falta de presupuesto para de mantenimiento (de hecho, Peter lo hizo durante el Mundial de Alemania, hace ya trece meses, tras marcar el gol con el que Inglaterra venció a Trinidad y Tobago).

El furor por la danza celebradora de Peter no sólo obtuvo su propio nombre, “The Crouch”, sino que hasta fue parodiada en el escenario por el (otras veces) serio y atormentado Chris Martin, de Coldplay. El link rockero no quedaba ahí: el goleador Peter reveló que su fuente de inspiración para el festejo era... ¡una canción de los Arctic Monkeys! Más precisamente I Bet You Look Good On The Dancefloor (“Apuesto que te ves bien en la pista de baile”), uno de cuyos versos dice: “Bailando electropop como un robot de 1984”.

Mientras Crouch ya avisó que le dará un descansito a su baile y no volverá a hacerlo “salvo que haga un gol en la final de la Liga de Campeones” (el equivalente europeo de la Copa Libertadores), la Subcomisión de Festejos de Goles del NO tiene la obligación moral de advertir que, según ciertas versiones, el crack criollo Carlitos Tevez podría inspirarse en versos de otras canciones para festejar si es que marca algún tanto en su debut con la camiseta del club más importante de Inglaterra, el Manchester United, que ocurriría este fin de semana. Y como a Tevez no le caben los Arctic Monkeys...

l Si se inspira en el verso “... soy el aire que ella respira, las letras que la consuelan...”, de la canción Déjala, que él mismo cantó en vivo con Piolavago (y que generara cierta polémica tropical con el autor original del tema, el panameño Nigga), Carlitos gritaría el gol imitando, con un bailecito, cómo una letra consuela a una mujer.

l Si se inspira en el verso “... llora por un pobre diablo que... sólo te utilizó y te embarazó”, de la canción Pobre diabla, también de Piolavago, Carlitos celebraría el gol imitando los movimientos de un tipo que embaraza a una mina.

l Si en cambio se inspira en el verso “... ella es bonita, baila, mueve, se menea, se excita; y a uno se le va parando solita...”, del hit El bombón asesino, Carlitos festejaría el gol con un baile que imitaría... bueno, no hace falta imaginar mucho.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.