no

Jueves, 27 de septiembre de 2007

CANTECA DE MACAO, SE MOJA LOS LABIOS CON EL FLAMENCO Y LANZA SU MANIFIESTO

“Compra, copia o descarga este disco”

Es una de las primeras veces que una multinacional (EMI) acepta que una de las bandas que ellos trabajan distribuya libremente su música por Internet; mientras se reorganizan en conjunto el resto de los ingresos.

 Por Mariano Blejman

El disco Camino de la vida entera, de los españoles Canteca de Macao, viene con una declaración de principios en el arte de tapa: “pensamos que la cultura, como bien inherente a la humanidad, ha de estar al alcance de todos. Siempre nos hemos sentido muy cercanos a la alternativa del copyleft, la cual, entre otras cosas, da la opción a los autores de decidir sobre la gestión de sus propios derechos de autor y ofrece nuevas vías ajenas a la política de la SGAE (la sociedad que nuclea los derechos de autor en España). Copyleft no está reñido con el cobro de los derechos de autor pero sí lo está con que se gestionen de forma unilateral”, dice. Y más abajo pide: “Compra, copia o descarga este disco. Tu [email protected]”.

Ana Saboya es la dulce y guerrera voz de los Canteca y el “Chiki” Isidoro Lora Tamayo es además de la otra voz, y la guitarra de estos españoles nacidos en la calles de Lavapiés, en Madrid. Una estética bien peleadora (sus viajes a la chavista república bolivariana de Venezuela –donde se cruzaron con las poderosas Actitud María Marta– han acentuado ese perfil) y un fino sonido mestizo; con un claro perfil político a favor de la libre circulación de información y la cultura han puesto a esta agrupación en un lugar incómodo para la industria de la música; y también para ellos mismos. Por eso es de mencionar el “agradecimiento” de Canteca de Macao al encargado del publishing de EMI: “por creer en nosotros y apostar por una forma nueva de hacer las cosas”. Porque la manera de editar –además de su calidad musical y del fuertísimo show en vivo de la banda– ha sido –si no una revelación– una nueva forma de gestión entre la música y la industria.

“Cuando hicimos la primera grabación hace tres años, tocábamos en el barrio de Lavapiés, en la calle, sin ningún objetivo, y la única opción era que la gente pudiese acceder a nuestra música. Así que la colgamos en internet. Después empezamos a informarnos de otro tipo de licencias, como las de Creative Commons, y entonces nos arrepentirnos de habernos registrado en la sociedad de autores española, que funciona de una manera en base al copyright gestionando la totalidad de los derechos. La idea del copyleft funciona con la libre circulación de la cultura, y también de cara al autor, permite gestionar la obra compartidamente. Pero tener la opción de no cobrar los derechos cuando quieran es lo que no permite nuestra sociedad de autores de España”, cuenta Ana.

Los Canteca no renuncian a la posibilidad de ganar dinero por derechos de autor, pero se quedan con la propiedad de regalarlo cuando les plazca. Esa es una idea que proviene de lo que en software se llama “código abierto”, cuyo máximo exponente está en el mundo de Linux. “Nos hemos agarrado a la idea del Creative Commons como quien se agarra a un árbol cuando hay un vendaval muy fuerte. Nos ha costado mucho, porque ninguna productora de discos que va a participar económicamente quiere que pongamos el trabajo libremente en la web.” Pero los Canteca le han hecho entender a la industria que no se puede contra lo que no se puede. “La libre circulación de la cultura es algo bueno. Los artistas vivimos de los conciertos, pero la gente que no tiene dinero ¿por qué no puede acercarse a ella? Es como cuando se privatizan los museos, ¿cómo se puede privatizar una obra de arte que pertenece a la humanidad”, dice Ana. Esos, asegura, son “errores de la cultura”.

Lo que pasa en el disco de Canteca pasa también en la vida real. Los españoles son amigos del mestizaje nacido en las callecitas de Barcelona, y algo tienen de comunidad en su forma de mixturar el flamenco y el rock, con el tamiz del sonido europeo. “Somos nueve personas de España, la mayoría ha viajado un montón, cada uno venía escuchando una cosa; y también hay un chileno y un venezolano percusionista. Nos gusta mucho el folklore, los cantes de la tierra, el campo. Los hemos considerado siempre auténticos, aunque la gente que proviene del rock es igual auténtica, también forma parte de la tierra.” ¿Es necesario sonar ajustados a los standards europeos para poder ingresar a algunos mercados? “Nunca hemos hecho nada pensando en ingresar a ningún mercado. Siempre, te lo digo de corazón, hemos hecho lo que nos ha apetecido. Jamás hemos pensado en un plan que la gente va a querer comprar.”

* Canteca de Macao toca el viernes 27 con Los Tipitos en El Condado, Niceto Vega 5542, y el sábado 28 en el Pepsi Music.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.