no

Jueves, 8 de mayo de 2008

PETER VUELVE

Humor fino para las masas

 Por Mariano Blejman

La estrepitosa y festejada intervención de Bombita Rodríguez, el Palito Ortega montonero, en el arranque de Peter Capusotto y sus videos, los lunes a las 23 por Canal 7 (que hizo 2.6 puntos de rating, altísimo para el promedio canal estatal), y su rapidísima dispersión a través de los blogs habla de la capacidad de Capusotto y Pedro Saborido para tocar los nervios de sensibles de la cultura bizarra propuesta por Internet, pero no sólo eso. La posibilidad de entremezclar estéticas y discursos provenientes de mundos dispares (el Club del Clan cantado por alguna clase de líder sindical como Agustín Tosco, que se parece al uruguayo Eduardo Mateo) con una increíble producción artística denotan una mirada cínica, pero erudita.

Bombita Rodríguez canta “Tu papá no me quiere, es un cerdo capitalista / pero yo quiero casarme con vos y luchar por la Patria Socialista”. Más allá de la apariencia de bardo permanente, y descontrol sobre todo en las presentaciones en ese extraño “piso”, la calidad de la producción como la búsqueda de fotos de Mercedes Sosa de “época”, lenguajes comprensibles por los más viejos dan cuenta de que, al fin y al cabo, la cultura-rock es cuestión de grandes. Pero Capusotto y sus amigos manejan distintos grados de lectura política cultural e incluso económica. Así como Los Simpson juegan con la contracultura como guiño, mientras proponen chistes tipo tres chiflados para los más niños, Peter... juega con lo evidente y el chiste fácil (Pomelo es el más fácil y el más lúcido de los chistes que puede dar el rock) para la subcultura televisiva, pero deja caer otro tipo de conexiones con el pasado que sólo pueden ser entendidas por aquellos que tienen mucha cultura encima.

Los sketches de Peter... no dan respiro a la intertextualidad, de allí que la relectura propuesta por la propaladora de basura mediática que ofrece You Tube permite revisitar el pasado, redescubrir esos códigos que citan otra época en la que el rock era sólo cosa de jóvenes en blanco y negro; y el humor de género era casi inconcebible. Pero Peter... deja tiempo para algo más: la sorprendente producción musical vintage, pura y en larga duración del tema Hush de Deep Purple tocado en la Mansión Playboy, por ejemplo, una joyita que no se ve ni en VH1.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.