no

Jueves, 6 de noviembre de 2008

LA BANDA QUE NUNCA VAS A ESCUCHAR

Hoy: Tuca Vive, tributo cannábico a Sumo *

 Por Javier Aguirre

x

“Luca Prodan era negro y usaba dreadlocks, sólo que pocos lo sabían porque él sufría la misma enfermedad enblanquecedora de piel que otro icono de los ‘80, Michael Jackson, y porque encima, de puro rebelde, se afeitaba la cabeza.” La hipótesis, reveladora, irreverente y casi revolucionaria por aludir a unos de los máximos mitos del rock argentino, forma parte del sustento teórico de Tuca Vive, la banda de Hurlingham que, merced a su tributo marihuanero a Sumo, ya causa furor entre fans de Divididos, de Las Pelotas, de El Vuelto S.A. y del programa Duro de domar. Es que, según los Tuca Vive, los costados más punk y más ginebreros que tenía Luca Prodan no fueron los aspectos de Sumo que más inspiraron a la escena rock argentina. “Es el reggae, estúpido”, le explica al NO Tuca Prodan, el calvo y carismático cantante del grupo, quien enarbola la inquietante teoría de que “en los violentos ‘80, Sumo se valió de fondos reservados del gobierno de Jamaica con el objetivo estratégico de convertir a Cemento en el principal polo porrero del Cono Sur”. Y va más allá: “Los líderes del servicio secreto jamaiquino intentaban fundar la Gran Jamaica, un vasto imperio de cannabis libre que iría desde Tierra del Fuego hasta el sur del Río Grande, pero de puro colgados decidieron empezar por Hurlingham”.

Creíbles o no, lo cierto es que los Tuca Vive, en sus shows, miran la obra de Sumo con ojos inyectados en sangre y viran todas sus canciones completamente al reggae, incluso adaptando con descaro las letras, con resultados impactantes como la emotiva Mañana en el Abasto (convertida en la crónica risueña de Fumata en el Abasto), el clásico La rubia tarada (devenida con crudeza en La rubia careta) o la inolvidable Que me pisen (que muta en Que me piquen, un desesperado alegato de un fumador que detesta picar hierba para armar sus cigarritos). Pero el gran desafío de los Tuca Vive es salir del ghetto, y para eso planean editar sus versiones ciento por ciento reggae de las canciones de Sumo en el box set After bajón, que a modo de atractivo comercial vendrá acompañado de un pack de seis alfajores de tres capas rellenos de mousse de frutilla.

* Cualquier parecido con la realidad es producto de la contaminación en las napas.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.