no

Jueves, 19 de marzo de 2009

PAULINE BLACK EN BUENOS AIRES

Ska a tono

La diva negra de un género –el 2 Tone de los rude boys– que llevó el ska al mundo de los blancos es descendiente de nigerianos y judíos, o sea, encarna casi todas las minorías. La cantautora británica desempolvará los clásicos de The Selecter.

 Por Yumber Vera Rojas

Por más pequeño y fugaz que haya sido el alboroto, lo que sucedió con la escena inglesa de ska de entre fines de los ‘70 y comienzos de los ‘80 fue tan sólido y contundente que su legado todavía late. Posiblemente porque estuvo envuelta en el sortilegio del post punk, aunque también fue la única de esas tribus que hizo del discurso concienzudo de integración racial su consigna. Tan básico como minimalista, el blanco y el negro se tornaron en los colores de su bandera y hoy, luego de 30 años, la 2 Tone sigue ondeando. Tras la emotiva actuación de Madness en el Personal Fest de 2006, otra de las figuras del sello británico visita por primera vez Buenos Aires. “No supe que estuvieron allá, así que me tendré que conformar con ser la segunda de la 2 Tone en ir”, bromea Pauline Black. “Es un honor que me hayan invitado, el público argentino va a disfrutar de muy buena música.”

Pese a que la cantante de The Selecter se estrenará en Buenos Aires el 20 de este mes sin su histórico combo, estelarizará un show (titulado Queen of Reauge & Ska) que tendrá como contraparte a una conocida de la casa: la jamaiquina Doreen Shaffer, voz cantante de The Skatalites. Sobre el mano a mano, Black adelanta: “Conozco a Doreen. Tocamos juntas en México y coincidimos varias veces en Inglaterra. Ella es fantástica. En esta ocasión me acompañará un grupo formado por músicos argentinos. La idea me pareció interesante”.

Además de preparar un set de temas de su carrera solista, la cantautora británica desempolvará los clásicos de The Selecter. Desde la creación del grupo de Coventry en 1979, no sólo se convirtió en su frontgirl sino que, a pesar del parate que experimentó entre 1981 y 1991, fue la que se encargó de mantener despierta –a través de diferentes alineaciones y nuevos discos– la actividad del conjunto. “No fue mi decisión”, reflexiona Pauline al otro lado del teléfono. “Es muy complicado sostener a un grupo y cada vez es más caro salir de gira. Me mantuve con The Selecter porque, antes que nada, soy su gran fan.” De los artistas inaugurales de la 2 Tone, The Selecter fue el único con mayoría de integrantes negros –incluida ella, que es descendiente de nigerianos y judíos–, lo que influyó en la sonoridad del combo.

“Dentro de la banda había dos ingleses descendientes de africanos y dos jamaiquinos. Al momento de componer, cada uno tenía una conexión con la tierra de sus ancestros y, por ende, con los orígenes de la música. Sabíamos bien lo que estábamos haciendo, y en parte se daba por esa mezcla.” Muestra de ello fue su insuperable disco debut, Too Much Pressure (1980). “Si bien encajaba con el resto de las propuestas de las bandas de ska del momento, creo que su principal característica fue la manera en que encaramos el reggae y la música dance. Fue un concepto fresco y novedoso.”

Así como The Specials, la vocalista de The Selecter se encuentra de gira festejando las tres décadas de la eclosión de la 2 Tone. Aunque esta vez lo hace a título personal, pues la condición para volver a salir con su grupo es que se reúnan sus integrantes originales. “No hay nada mejor que revivir esa experiencia inicial. Fijate, The Specials dará varios shows próximamente en Inglaterra, pero sin Jerry Dammers (su tecladista histórico).” Y es que para ella todavía es emocionante recapitular la segunda ola del ska. “La pasamos súper bien, había mucha energía sobre el escenario. Todo era muy lindo y divertido.”

Sin embargo, considera que la misión de la 2 Tone se cumplió y su patrimonio ahora está al alcance de todos. “Antes, el reggae y el ska eran nada más que para los artistas negros. La 2 Tone permitió a los blancos acercarse no sólo a estos ritmos sino a los músicos jamaiquinos. Desde entonces, muchas generaciones pudieron disfrutar de este género.” Black eligió cantar ska por su esencia concienzuda. “Era algo que en el pop o el punk sentía que no podía hacer, porque el primero me parecía muy plástico y el otro era demasiado contestatario.” Al recordarle que en Inglaterra aún la llaman la “diva del ska”, se apena y responde: “No me considero algo único, especialmente cuando existen grandes cantantes jamaiquinas de reggae y ska como Rita Marley o la misma Doreen”.

Durante ese receso de diez años que se tomó The Selecter, Pauline Black explotó su veta actoral. “No hay ninguna diferencia entre cantar y actuar. En el momento en que surgieron las propuestas, ¿quién podía rechazar hacer de Billie Holiday en un film –por el que, por cierto, ganó un premio en Inglaterra– o trabajar bajo las órdenes de Christopher Lee?”

Asimismo, en esa época debutó como solista con el sencillo Pirates on the Airwaves (1984), que no llegó a buen término. “Me estaban presionando mucho, y querían darme un perfil new romantic con el que no estaba muy de acuerdo. Así que decidí salirme de eso y explorar otras cosas.” De esta manera se enamoró del jazz, al punto que durante esta década que se acaba salió de gira con Three Men + Black –combinado de superestrellas del punk, la new wave y el ska en formato acústico– y con un tributo a Billie Holiday y Nina Simone. Es cierto que su discografía en solitario es escasa e irregular y que The Selecter no edita nada desde Requiem for a Black Soul (2004), pero la vocalista británica promete una producción solista para este año. A pesar de que no le entusiasman los actuales artistas de ska, ve con alegría la reivindicación que han hecho de la 2 Tone jóvenes figuras como Amy Winehouse o Lily Allen. “Me encanta lo que hacen, pues sin ser artistas de ska incluyen temas o elementos de esta música en sus canciones. Y eso es genial.”

La historia de dos tonos

En 1977, en el condado inglés de Coventry, una tropa de adolescentes influenciados por el desparpajo del punk y el placer de la música jamaiquina, y entusiasmados con la idea de combatir el racismo al son del mestizaje musical, establecieron las bases del movimiento Two Tone (2 Tone), que tuvo como símbolo el cruce de cuadros blancos y negros. Dos años más tarde, sus artífices, The Specials, Madness, Bad Manners, The Beat y The Selecter, fueron agrupados bajo una misma etiqueta discográfica, llamada al igual que la movida. Tres décadas después, The Specials en Inglaterra y Pauline Black en Sudamérica, Asia y Australia celebrarán entre marzo y julio la trascendencia de esta historia.

* Pauline Black & Doreen Shaffer tocan el 20 de marzo en El Teatro Roxy. Desde las 19.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.