no

Jueves, 7 de noviembre de 2002

HENRY ROLLINS Y LAS CANCIONES DE BLACK FLAG, POR UNA CAUSA JUSTA

Hagamos algo

El patovica hardcore impulsó la edición de un disco a beneficio de tres pibes de Memphis condenados injustamente a muerte. Son canciones de Black Flag, interpretadas por estrellas como Lemmy, Chuck D, Iggy Pop y Ryan Adams.

 Por Roque Casciero

Una noche, Henry Rollins encendió la tele y, en lugar de una millonaria producción de Hollywood, se encontró con un documental llamado Paradise Lost (Paraíso perdido). Así se enteró de la historia de “Los Tres de Memphis Oeste”: Damien Echols, Jessie Misskelley y Jason Baldwin, tres adolescentes encarcelados en 1993 en un juicio muy discutido, acusados de haber torturado y asesinado a tres chicos de ocho años. A pesar de que la principal prueba es una confesión bajo presión, Echols fue condenado a muerte y los otros dos a cadena perpetua. Cuando Rollins vio la segunda parte del documental, en el que aparecen evidencias de que los adolescentes no tuvieron nada que ver con los crímenes, se enfureció. Y decidió que si no hacía nada para cambiar la situación, iba a sentirse cómplice. Por eso se puso en contacto con un grupo que recauda fondos para la campaña por la liberación de los tres (www.wm3.com) y organizó un concierto benéfico. Pero no se conformó con eso: empezó a rondarle en la cabeza armar un disco para juntar más dinero. Primero, confiesa, desechó la idea porque estaba muy ocupado. “Pero después pensé en las edades de los tres, en cuántos años tenían cuando fueron a prisión y cuántos tienen ahora. Desde la adolescencia hasta los veintipico: esos fueron grandes años para mí. Los pasé por todo el mundo. Ellos los pasaron en cuartos pequeños sin luz natural por algo que no hicieron. De repente, mi agenda cambió”, recuerda.
Al musculoso cantante no le gustaban los discos tributo y por eso pensó en uno especial: le pidió al resto de la Rollins Band que sirviera de apoyo para cantantes muy diferentes y eligió revivir las canciones de su primer grupo, Black Flag. Así comenzó a gestarse Rise Above –el segundo disco de rock a beneficio de la defensa de los tres pibes– en el que Corey Taylor (Slipknot), Iggy Pop, Lemmy Kilmister (Motorhead), Tom Araya (Slayer), Ryan Adams, Nick Olivieri (Queens of the Stone Age), Mike Patton (ex Faith No More) y el propio Rollins, entre otros, se encargan de veinticuatro canciones de la legendaria banda hardcore. Todos los beneficios del álbum irán a la causa de “Los Tres de Memphis Oeste” y nadie cobró un dólar por hacerlo. Pero no fue tan fácil contactar a los cantantes: algunos managers, como el de Slayer, rehusaban de la participación de sus representados. “Está muy ocupado”, era la respuesta. Finalmente, con la ayuda de algunos amigos con agendas completísimas, los contactos fueron directos. El disco ya salió en Estados Unidos y Rollins se ilusiona con que atraiga fondos para la causa y también difusión en los medios. “¿Puede un disco sacar a alguien de la cárcel? Lo dudo”, confiesa. “¿Estarán presos dentro de un año? Probablemente. Pero hemos hecho algo bueno y creo que eso tendrá su efecto. No sé qué más hacer. No puedo quedarme sin hacer nada, así que hice este disco, que representa lo que soy como ciudadano.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.