no

Jueves, 3 de febrero de 2011

LIBROS PARA EL VERANO > EL CONTARIO DE AGUSTIN PISANI

Realmente irreal

Publicó dos libros, es actor y es la quinta pata de La Perla Irregular. Son muchas las definiciones para este joven creador que, vestido de Cortázar, se mete de lleno con las palabras y lo real.

A poco de iniciado el encuentro con Agustín Pisani (25 años) sucede algo que bien podría ser el gen de uno de sus contarios. Pasa Pipo Lernoud –nombre clave de la historia del rock argentino con sus acciones y letras para artistas como Miguel Abuelo– y saluda al autor de SinMoneFas. “Tiene buena onda Pipo”, dice sobre el hombre a quien conoce por la Feria del Libro Independiente y Alternativa. Son segundos que tienen algo de casualidad o todo lo contrario. Porque Pisani también apuesta a la creación desde la productora De Regreso a la Fantasía (los discos para La Perla Irregular, un documental y sus propios libros). Además justo se largó a llover, volviendo más especial la cosa. Y es que los cuentos de Pisani tienen la clave de cierto Cortázar: “SinMoneFas surgió de rebote, de la necesidad de devolución de lo que me implantó en la sangre Historia de Cronopios y Famas”. Con ese “jaque a lo real” hay una calculada narración de hechos ínfimos (un hombre que se prende un cigarrillo y cuenta un chiste, abuelos que regañan a niños, definiciones de rulos y encuentros con otros yoes) que no terminan nunca. “SinMoneFas es netamente conceptual, la idea no es darle al receptor el caramelo masticado, me ocupo de que queden los signos abiertos. El libro reside en un espacio que no conocemos. Es un libro muy inútil en sí. Pero me sometí a las coordenadas del concepto, decidí que tenía que haber un infinito mentiroso, por eso a cada narración le sigue sobre el final la cinta de Moebius”, explica. Una obra que, para seguir ese hilo de inmensidad, se puede escuchar íntegra en su MySpace, leída por este chico de pelos voladores que además es actor.

Digámoslo de una vez: como un boxeador peso pluma –por contextura y fluidez–, Pisani tiene un inconveniente con el significado de las palabras, pero en el rincón hay otro contrincante mayor. Así titula uno de sus contarios, Un problema de verdad: la realidad. “A mí la realidad se me aparece por los bolsillos, pero se me escurre por los agujeros –piensa y exclama–. Y la palabra es un límite. No es todo. No me gustan las palabras que simplemente decoran. Pero en realidad –se ríe– la realidad es algo que se me impone y que nunca termino de alcanzar.” Y por eso en su flamante y segundo libro, Buenos Aires apuntando, transmutando personalidades y sentidos, juega a ser una alumna de Artes de la UBA que recopila lo que le aconteció y merece ser contado de 2010. “Yo no crecí con Videla, pero igual vivo entre fascistas. Mejor eliminemos este tema y hablemos de algo más alegre”, escribe en un pasaje de la obra por la que pasan el Bicentenario y hay citas a canciones, a programas de TV, a “facebuk” y reflexiones sobre el SMS en léxico digital.

“Nada. No toco nada”, arroja en un suspiro cuando se le pregunta por su rol en la banda comandada por Pablo Vidal y que ya editó tres trabajos (su debut epónimo junto a La Novena Utopía y Rafael) más un EP y otras gemas pop que van desperdigando por ahí (léase Internet) en dos años. “Lo encaramos como un colectivo cultural y De Regreso a la Fantasía intenta unir todas las formas de arte. Hago performances en los recitales, escribí una mitología para la banda, micro-relatos, o voy haciendo recortes de las letras y a partir de ahí hago otras nuevas. Intento no sobrepasar su propia poesía, que ya es muy rica. Laburamos juntos desde la musicalidad de las palabras y del cuerpo. Es abstracto, pero buscamos un arte común.”

Para seguirla: de-regreso-a-la-fantasia.blogspot.com
www.myspace.com/agustinpisani
agustinpisani.blogspot.com

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared