no

Jueves, 23 de mayo de 2013

DAFT PUNK LANZó RANDOM ACCESS MEMORIES

La ilusión está intacta

El fenomenal dúo reunió a algunos de los mejores músicos, en estudios de los más grossos, para su cuarto disco, precedido por un notable marketing.

 Por Facundo Enrique Soler

Lo difícil, hoy en día, es no romper la ilusión. Hay demasiada información dando vueltas por todos lados y los mitos duran poco ante el primer sabio 2.0 que te tire la ficción abajo. Una gran virtud de Daft Punk (además de haber revolucionado la música electrónica, claro) es que siguen fomentando la idea de que son dos robots y que debajo de sus cascos hay circuitos en vez de carne, hueso y sangre. Random Access Memories, el cuarto disco formal del dúo (sacando de la lista obras en vivo y la banda sonora de Tron: Legacy), apareció el lunes pasado tras una intensa ola de marketing cebador, rumores de canciones falsas, colaboraciones envidiables y, sí, mucha ilusión.

El disco representa una cara nueva de Guy Manuel De Homem-Christo y Thomas Bangalter, que decidieron contratar a los mejores músicos del mundo y ponerlos en los mejores estudios del mundo para que sigan al pie de la letra sus órdenes interplanetarias. Giorgio Moroder cuenta su historia (la de la revolución disco) en una canción épica de 9 minutos capaz de hacer sonrojar al más raver. También está el inconfundible frontman Pharrell Williams y el excelente Nile Rodgers metiendo puro hit en Loose Yourself to Dance y Get Lucky (tema del momento y, probablemente, del año). La pintoresca lista de invitados se completa con Panda Bear de Animal Collective, Julian Casablancas, DJ Falcon, Chilly Gonzalez y Todd Edwards.

Los motivos para escuchar Random Access Memories sobran, pero la ansiedad en torno del lanzamiento no fue casualidad sino marketing con objetivos y logros. La joda arrancó hace tres meses, cuando en la tanda publicitaria de Saturday Night Live (uno de los programas más vistos de Estados Unidos) apareció un misterioso comercial de quince segundos con el punteo de Get Lucky de cortina y el logo de Daft Punk junto a la imagen de los cascos. Sumada a esa pista inconclusa, comenzó a filtrarse información sobre un contrato con Columbia Records, la mano del gran Giorgio en un tema, el tracklist completo publicado en la flamante aplicación Vine y hasta camiones dando vueltas por Tokio mostrando la publicidad del disco.

La presentación fue un caso aparte, ocurrió el viernes pasado en Wee Waa, un pueblito australiano de dos mil habitantes, curioso destino en el culo del mundo para introducir uno de los lanzamientos más esperados del año con una fiesta con pantallas led, un helicóptero y miles de personas bailando. Daft Punk logró lo imposible en estos tiempos: generar un boca a boca en torno de la salida de un disco en épocas en las que estamos a dos clicks de distancia. En lo que va del año ni The Strokes ni David Bowie lograron generar tanto revuelo ante un lanzamiento, pero Random Access Memories fue el tema de interés durante tres meses. La ilusión está intacta.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.