no

Jueves, 27 de junio de 2013

NADA MáS QUE HOY QUEDA

“Lo difícil es tocar en parrillas y colectivos”

Felipe Barrozo, conocido por sus delicias guitarrísticas en Intoxicados, oficializa este grupo cancionero que operó en las sombras por diez años.

 Por Lucas Kuperman

La casa tiene el desorden natural que puede tener el hogar de un músico. Merodean por ahí unos gatos: uno es negro como una pantera, pero amigable y simpático como su dueño, Felipe Barrozo, el ex niño prodigio que deleitó desde la guitarra de Intoxicados y que, luego de cambios de formación, este año consolidó su participación en otra banda: Nada Más Que Hoy. “Con Pancho (Francisco Valverde, baterísta) tocamos desde pendejos”, comenta. “La primera vez que nos juntamos fue hace diez años, con la idea de hacer canciones. El tiempo siempre estuvo para este proyecto, porque Intoxicados no ensayaba”, indica. El disco debut se demoró (fue grabado en 2010, pero recién lo publicaron el año pasado) y no tocaron mucho, evalúa Pancho, pero están listos para tomarse revancha.

Al haber sido guitarrista de Intoxicados, a Felipe le ofrecían hacer proyectos más veloces, con músicos consagrados. “No pinto nada que me interesara, queríamos armar algo nuestro. Preferí mantenerme un poco al margen de todo y se dio así. La idea era hacer una banda y los músicos fueron llegando. Se confiaba en un grupo humano, una cuestión más de onda, de percepción, que de una perfección en la sonoridad”, cierra el violero.

¿Te costó entrar en el rol de cantante y guitarrista?

En realidad no. Esto lo veníamos haciendo en paralelo. Toqué diez años en Intoxicados, de los cuales ocho o nueve toqué con Pancho. La inquietud de generar música propia siempre estuvo, lo de Intoxicados siempre fue una cosa donde tenía un espacio para crear dentro del lugar que me tocaba, no sé si me lo daban o lo generé. Nunca hice un tema, pero me expresaba sin estar condicionado. Eso es súper importante, no hubiera aguantado si no.

Felipe luce bien, tranquilo y contento, pero a su vez un poco inquieto: cuando vuelve a escuchar el disco, sugiere que faltaron algunos detalles. Los balbucea y produce sonidos de arreglos con la boca, hasta que no da más y agarra una de las criollas que merodean su casa. Y se inquieta hasta empecinarse en dejar en claro que Nada Más Que Hoy no es su proyecto solista. “Capaz a mí hay gente que me conoce, pero somos una banda donde cada uno cumple una función. La cuestión no es ‘Felipe el guitarrista de Intoxicados que salió a tocar’, sino una banda armada con tiempo. Somos un grupo en el que las canciones son lo que importa. También darles lugar a los instrumentos, respetando los espacios. Creemos en lo que la canción pide.”

Entraste a Intoxicados con sólo 16 años, ¿cómo fue esa experiencia?

No me enrosqué ni me enrosco mucho con eso. Mismo cuando me preguntan por el público, no siento una diferencia en la cantidad. Me es igual tocar para sesenta millones que para pocos. En un sentido consciente, obviamente no es lo mismo, pero no me afecta y nunca me afectó. Ni siquiera dejaba que me afinen en vivo: siempre traté de manejarme de manera independiente, inclusive también de tocar en otros lugares. En una época, por ejemplo, tocaba en colectivos, en restoranes, y con la banda de tango para laburar. A veces es más difícil tocar para un público que no te quiere escuchar, como el de una parrilla, lugares donde la gente quiere hablar. Generarse ese espacio es mucho más difícil que subir a un escenario donde hay treinta mil personas esperándote. De Intoxicados lo que más extraño es viajar. Me encantaría que con la banda podamos viajar, si no se genera eso de que la capital es la Argentina, y no es verdad.

* Sábados 29 de junio y 6 y 13 de julio en El Galpón (Federico Lacroze 4181), a las 14. Y sábado 13 de julio en Sexto Cultural (misma dirección, sexto piso), a las 23.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.