no

Jueves, 31 de julio de 2014

VALENTINO TETTAMANTI, EL ESTETA PLATENSE 2.0

“La autogestión no es la mejor opción; es la única”

El glorioso trabajo de este ilustrador categoría ’86 aparece en flyers rockeros, fanzines, paredes y pantallas como color viviente del indie.

 Por Santiago Rial Ungaro

“No recuerdo cuándo empecé, pero sí sé que nunca dejé de dibujar”, dice Valentino Tettamanti sobre su oficio de ilustrador todoterreno, poniendo en evidencia que somos el resto de las personas las que, en algún momento y por alguna razón, dejamos de dibujar. Nacido a fines del ‘86 en el por entonces flamante “país de los bicampeones del mundo”, Tettamanti acaba de llegar de La Plata. De su bolso de Papá Noel saca discos, revistas, fanzines y cuadernos y deja todo de regalo. Salvo los cuadernos con sus dibujos originales, claro; son esos dibujos los que en la última década han ido atravesado distintos formatos al punto que es difícil no haberse cruzado con alguna de sus ilustraciones en flyers, paredes, galerías o pantallas.

Lo de la comunión de las pandillas no es puro chamuyo: VT menciona a los Santis (Motorizado de El Mató y Casiasesino de Las Culebras) con el mismo entusiasmo que hace sus dibujos hechos en tinta, escaneados y coloreados con Photoshop. Más influenciado por las historietas, los dibujos animados y el graffiti que por la “historia del arte”, su universo de humanos, reptiles y mutantes amigables es ciento por ciento platense, aunque también haya hecho varios trabajos para el sello Zizek. “Además de estos laburos free-lance mi trabajo fijo hoy por hoy es dar clases en la facu y unos cursos de Photoshop e Illustrator que damos con unos amigos”, dice. También recuerda su trabajo en la revista THC: “Ahí me sentí como Bart Simpson cuando se asomó a la redacción de la revista MAD: las veces que fui me pareció muy divertido, pero hay que volver a La Plata desde la THC, eh”.

Hace un tiempo que cualquier pared de esas que “sólo tienen revoque fino, las grisecitas, medio rotas” puede convertirse también en una obra de Valentino, aunque él no se la crea demasiado: “Ahora en La Plata hay una movida de street art que hace cinco años quizá no había. Tengo amigos que salen a pintar siempre, pero la posta es que yo lo hago cuando pinta, como para salir un poco a la calle y no estar todo el día encerrado frente a la compu. Hay gente como Luxor, Acra o las pibas de Tormenta, que principalmente hacen ropa y serigrafía, pero ahora pudieron abrir un local. En La Plata siempre terminás haciendo de todo”.

VT sigue sacando fanzines de la galera, como el homenaje a Arturo Vega (diseñador del logo de Ramones) hecho por la feria de diseño Trimarchi el año pasado. Cuando Valentino cuenta que tiene un autógrafo de Dee Dee Ramone, pedido por su propio padre en la óptica platense por donde el músico pasó para hacerse unos anteojos negros, y muestra a la vez la ilustración, también da la clave de la actitud con que hace las cosas este fanático de su ciudad.

“Siempre hay una bocha de pibes que caen re manija para hacer cosas, pero la posta es que la mayoría de los pibes que son de bandas más o menos conocidas son todos de La Plata, no vienen de otro lado. Supongo que también ayuda el hecho de que al no ser muy grande la ciudad terminás conociendo a todos y terminamos influenciándonos mutuamente. Mis principales influencias son mis amigos y amigas: en la secundaria empecé a tocar con Dame Tu Almuerzo o La Máquina de Hacer Chorizos, un par de bandas de la movida punk hardcore, todas más cercanas a esa movida que al indie.”

Hace diez años, Tettamanti empezó a experimentar en un formato que, a pesar de ser considerado obsoleto en casi todos lados, sigue gozando de buena salud en su ciudad. El viejo y querido fanzine. “Yo lo agarré por bandas como Fun People o El Otro Yo, me enganché porque me di cuenta de que nadie te impedía hacerlo. Y después se fue dando medio naturalmente: apareció el Fotolog y así hasta Facebook. Antes quizás a la gente sólo la podías conocer en un show o por los fanzines.”

No es casual que bandas como Elyses (donde estaba Santi Casiasesino, líder de Las Culebras, escenógrafo y también artista plástico) o Psicovendetta (banda de Doma, ahora en El Perrodiablo) se mezclen en la charla: “Más allá de que eso después derive en una relación más personal, siempre usé esos medios para acercarme a las bandas que me gustaban, como en el caso de El Perrodiablo, Shaman o La Patrulla Espacial. Y así les hice afiches a varios”, dice uno de los responsables de la estética original del sello platense Concepto Cero.

El “hacelo vos mismo” también comprende el “hacelo para vos mismo”: la sonrisa le ilumina el rostro cuando comenta que ahora, con su banda Borracara, van a tocar con la banda punk Demencia (el 27 de agosto en El Moura, diagonal 74 entre 57 y 58). “¡No lo puedo creer! Vamos a tocar con ellos y con Belgrado, una banda post punk de Barcelona. Y hace dos semanas me contactaron de un sello garaje de EE.UU para una edición. Para mí la autogestión no es la mejor opción; es la única. Hay que llevar equipos, buscar el lugar, hacer prensa, hacer afiches. Lo hacés porque tenés ganas, porque te quema la cabeza. Pero me re cabe La Plata, es una ciudad copada que está a 59 kilómetros de Buenos Aires. Me re veo viviendo en La Plata de viejo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.