no

Jueves, 12 de noviembre de 2015

TEMPORADA DE ELECTRóNICA: JOHN TALABOT ANTICIPA LA COLECCIóN PRIMAVERA-VERANO

“La diversidad es más interesante que tener a todos los dj remando hacia un mismo sonido”

Del sonido de Detroit al de Chicago y el de Barcelona; desde los djs extranjeros que cada semana pinchan en Córdoba, Rosario o Mar del Plata hasta la sucesión de franquicias internacionales que golpean las puertas de Ezeiza. La escena electrónica mundial construye su identidad desde las alternativas y, en los próximos días, Buenos Aires será sede de distintas ofertas electrónicas. ¿Puede un dj salvar tu vida?

 Por Yumber Vera Rojas

Como si no les bastara con haber suscitado el debut en Buenos Aires de Moodymann (álter ego de Kenny Dixon Jr: figura insigne de la segunda generación de maestros de la electrónica de Detroit), la fiesta Undertones y Red Bull Music Academy suman esfuerzos otra vez para consumar la primera visita al país de otro esperadísimo productor y dj. Pese a que no ostenta aún la chapa de leyenda, John Talabot es uno de los nombres que más retumba en los festivales y clubes música de baile de todo el mundo. “A veces me empalaga todo lo que se dice de mí”, se excusa el artista, celular en mano, desde Barcelona. “Me siento afortunado por lo que me pasó, pero no me gustan los cumplidos”. Lo que no puede discutir Oriol Riverola, el nombre detrás del alias, es que hoy es el español mejor rankeado de la escena electrónica. “Tras lanzar mi primer álbum, Fin, en 2012, teloneé a The xx en los Estados Unidos y Europa, y las cosas empezaron a ser grandes. Mi nombre evolucionó de tal manera que me vi un escalón más arriba con respecto a los otros djs”.

Alquimista del house en tiempos del indie, la reputación de Talabot se consolidó a partir no sólo a partir de sus presentaciones en vivo, sino también por su dj-set, formato que traerá para su primer round en la Argentina. “En el directo mi aproximación es diferente que en el dj-set”, explica el catalán. “Para el primero, intento crear una atmósfera, hacer un recorrido y contar una historia. Mientras que cuando pincho, paso de todo: desde house hasta techno. Es excitante porque tomas una decisión en cada canción y en cada mezcla que haces”. El productor de 33 años revela al NO que desea volver a los escenarios para mostrar los temas de su nuevo álbum, que “no está listo, se encuentra en proceso”. “Será más complejo, quiero que enseñe un poco los conocimientos que adquirí, mis cambios de sonido y que sea más físico a nivel sónico. Fin lo hice solo en casa, en mi pequeño estudio, y ahora tengo más recursos para contar con gente que me ayude a desarrollarlo. Lo que me planteo con un álbum es presentar ideas que no puedes aportar en los EPs, maxis o remixes”.

Junto a Pional y BeGun (ambos serán parte del Sónar Buenos Aires 2015, el 3/12), Talabot lidera la avanzada de recambio de la electrónica española. “En contraste con la generación de Damian Schwartz, que tenía muy en claro que venía del club, nosotros tenemos presente esa movida, aunque abrimos el abanico hacia otras referencias como el pop, el disco y el funk”, afirma. No obstante, por sobre el resto de las ciudades de España, Barcelona alberga la escena más atractiva gracias al respaldo que tuvo a partir de festivales locales de la envergadura del Sónar y del Primavera Sound. “No sé si es la mejor escena, ni tampoco me preocupa. Pero ahora mismo hay muchos artistas, pequeños francotiradores, con propuestas muy buenas y diferentes. Me parece más interesante la diversidad a que todos remen hacia un mismo sonido”.

Tras engancharse con la electrónica desde el primer día en que entró en un club, Talabot descubrió en el género un mundo infinito de posibilidades. “Fue un cambio de perspectiva”, asiente quien tomó su álter ego del nombre de su colegio. “Abrí una puerta trasera de creatividad en la que podías desarrollar tus propios sonidos”. Por lo que, a pesar de su lozana trayectoria, el productor y dj español consiguió tempranamente lo que a muchos artistas les cuesta incluso toda una vida: patentar una identidad sonora. “Lo que buscaba era hacer música para mí”, confiesa. “Si bien lo primero estaba mal hecho y era muy crudo, opté por ese sonido porque me parecía atractivo, me sigue gustando, y le llegó a la gente. Productores hay muchos, pero encontrar alguien con personalidad, cuesta. James Blake o The xx fueron capaces de poner en movimiento un ideal propio desde muy jóvenes, al tiempo que James Murphy lo hizo a los 35 años. Y es que a cada uno le cuesta alcanzar ese lugar donde se siente cómodo, y en el que puede defender un proyecto con todo”.

- Viernes 13/11 en Niceto Club, Niceto Vega 5510. Desde las 23:45.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.