no

Jueves, 12 de noviembre de 2015

CANAL ENCUENTRO BANCA LA ESCENA TROPICAL

“Son artistas de puta madre”

“Negar la cumbia es más que negar un estilo musical”, asegura el realizador de Cumbia de la buena, el espacio que el canal de TV del Ministerio de Educación abre a nombres como Pepo, Pablo Lescano o Amar Azul.

 Por Hernán Panessi

De shortcito, visera y con el pecho lleno de libertad, Pepo pisa el verde césped del Cilindro de Avellaneda. Mira a sus costados, sonríe y dice: “Néstor, Gardel y el Pepo de Buenos Aires”. Sus temas se convirtieron en himnos, son parte de todos. Y desde sus hilos se teje la composición de un ritmo popular que hace mella en nuestra cultura: la cumbia. Por eso, Cumbia de la buena, serie documental del Canal Encuentro dedicada a poner el ojo en distintos referentes de los ritmos tropicales, aprovecha su resignificación y pinta fotografías como esta. Y viajan como piñas: duras y al mentón.

“Y las palmas de todos los negros arriba”, arremete Pablo Lescano en su estudio-casa de San Fernando. Su episodio subraya lo que venimos suponiendo: a Lescano lo respetan propios y ajenos. El discurso popular logró tocar las fibras de una sociedad que estaba por explotar. Y sobre su espalda carga el logro de haber incorporado la voz de los postergados. Por eso, los años duros de principio del milenio recibieron una vuelta de tuerca: la felicidad incomparable de las rodillas que se doblan al bailar.

Por sensibilidad poética, lectura coyuntural e interpelación festiva, ningún género merecía tanto estos documentales como la cumbia. Así, de sus efervescentes arterias, van apareciendo testimonios de corazones sinceros, de los pueblos con alegría, de las almas más calientes y hechizantes. El trabajo de Cristian Jure en dirección, quien ya le había tirado un centro a la movida con la película Alta Cumbia (estrena en diciembre), otorga autoridad. Ahora anda metido con una película sobre Pepo (Pepovuelve, en co-dirección con Juan Irigoyen, sobre la vida del exlíder de Los Gedes) y con la segunda temporada de Cumbia de la buena que ya tiene algunos personajes confirmados como Los del Bohio, La Nueva Luna, Flor de Piedra y otros más.

“He laburado en barrios y vi que las clases bajas estaban menospreciadas. Sentía que había un racismo absoluto que trascendía lo musical”, arrima Jure. “Ahora por suerte eso está desapareciendo”. Con este trabajo intentó dar respuesta a ese menosprecio (“negar la cumbia es más que negar un estilo”), sintetizar su valor. Y, bajo su entrega, logró poner a estos artistas en un lugar de valía. “Es que son artistas de puta madre”, remata.

Al aire desde julio, Cumbia de la buena se toma su tiempo para contar el detrás de los relatos conocidos. “La palabra que nos manda la gente es de agradecimiento”. Y en esta condensación de experiencias desfilan Antonio Ríos, Dalila, Los Palmeras, Amar Azul, Luis Ornelas, Meta Guacha y los mencionados Pepo y Pablo Lescano. Para ponerlo en claro, se trata de artistas de primer nivel que colaboran para narrar una historia que los supera: la de la cumbia, el ritmo de todos.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.