no

Jueves, 19 de noviembre de 2015

LAS NOVIAS DEL UNIVERSO

“Nos gusta estar con amigos”

Distorsión stoner, opacidad blusera y un manifiesto sencillo.

 Por Julia González

“Te hacés el canchero, que tenés todas las minas”, apuntaron las lenguas bífidas a Leandro Ruggiero, guitarrista, cantante y fundador de Las Novias del Universo, un power trío que ubica en un distinguido anaquel el blues y el stoner. No tenía que ver con eso, sino con todas las cosas del mundo susceptibles de ser cuidadas y queridas, como una novia. “Me pareció un nombre psicodélico y surrealista, me gustó el juego de palabras y que fuera femenino. Mis Novias del Universo serían las cosas por las cuales morir: como la música, mis amigos, la comida y todo lo que me fascina”, dice.

Con un primer disco homónimo, Las Novias le cantan a las cosas de todos los días, así, a la que te criaste. Crudas y sin dobles sentidos, cada una de las nueve canciones tiene un estado de ánimo centrado en las relaciones humanas. “Hay un canal de evacuación de sentimientos oscuros, y hay cosas buenas también, como la amistad. Es un disco opaco, con letras que siempre toman como enemigo a uno mismo”, cuenta Leandro.

El disco reivindica los bares y esa actitud que sentó las bases rockeras. DJ Sordo, track 5, es un ejemplo en el que Leandro canta: “Hoy llegué al bar para vaciar un vaso más y llegó un gil, estaba feliz con su DJ”. Esa letra fue escrita a los músicos “que laburan de DJ y muchos piensan que te levantan una fiesta y son un bodrio”, dice Leandro en honor a Pappo, cuando cruzó a DJ Deró y brindó por el triunfo de la música tocada en vivo por seres humanos. “Es una persona que está con unas máquinas y te puede arruinar la noche en un bar”, dice.

El trío de Boulogne se completa con Mauricio Lamónica en bajo y Santiago Luis en batería, y toca las canciones que Leandro tenía acumuladas desde 2012: entre la distorsión y el ritmo bluseado se distinguen brochazos de Queens of the Stone Age, Jack White, Led Zeppelin, algo de Black Sabbath y claro, Pappo. “Vamos a donde sea, a Ciudad Evita, a un bar de borrachines y al Matienzo sin enchufar; más que nada lo que nos gusta es estar entre amigos”, reconoce el cantante y compara el presente con las épocas en las que eran más chicos y estaban pendientes del “look o las chicas”. Ahora, dice, importa el momento de conexión con la música y el público, la mayoría amigos. Y remarca el contraste que significa haber tocado en Ministerio de Energía, del sello Geiser. “Lo importante era tocar en lugares en los que por ahí nunca había tocado, pero al empezar con Las Novias entendí que la música pasa por otro lado, no si tocás en el Konex o el Movistar Free Music. Hay que tocar lo que te guste, lo que te salga de adentro”, remata Leandro y sienta una vez más las bases del manifiesto rockero.

Sábado 27 en Level, Maipú 3864, Olivos. Desde las 21 con Soldadores y Nepal Rock.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.