no

Jueves, 18 de febrero de 2016

FERTILINDO EN TEATRO XIRGU/ESPACIO UNTREF

Cada semilla es una posibilidad

 Por Yumber Vera Rojas

La segunda edición del Fertilindo, festival nucleado por Fértil Discos, tiene entre sus atractivos, además de a Chancha vía Circuito y El Remolón (creador del sello y colectivo), a Lulacruza: una dupla de folk electrónico que presentará el show con el que debutará en Asia y Australia, y que le permitirá reencontrarse con el público de Estados Unidos, donde juega de local. Su reciente álbum Orcas fue grabado allá, en un estudio levantado en la homónima isla cercana a Seattle, gracias a la invitación de Bruce Pavitt, padrino del grunge y fundador de la disquera Sub Pop. “Alucinó con nuestra música tras vernos en un festival en Oregon”, evoca Luis Maurette, de Lulacruza. “Cuando se enteró de que estábamos de nuevo allá, le habló sobre nosotros a un amigo que nos invitó a tocar en la isla. A través de él supimos que a Bruce le gustábamos; lo conocimos y nos hicimos amigos”.

El quinto álbum de estudio del tándem, que completa la colombiana Alejandra Ortiz, salió el año pasado, pero su grabación fue en 2012. “Ella estaba embarazada, por lo que todo quedó en el freezer hasta 2014, cuando abrimos los archivos y terminamos la postproducción”, explica Maurette. “Si bien trabajamos en nuevas canciones, ese repertorio sigue vigente, al igual que el del resto de los álbumes. Las versiones en vivo no son exactas a la de los discos porque necesitamos que tengan vida. Hacemos énfasis en la flexibilidad pues permite la contemporaneidad.”

Pese a que el origen de sus integrantes permitió cultivar una propuesta híbrida, Lulacruza va a por la esponteaneidad en el proceso creativo. “El equilibrio entre Alejandra y yo es lo que termina saliendo. Nunca pensamos en términos de cumbia o chacarera”, revela el argentino. “Y la electrónica es lo que le mete magia, hace borrosa la frontera entre lo real y lo irreal”, argumenta quien también compartirá velada con los proyectos Pol Nada, Barda y Jin Yerei.

Aunque su génesis se remonta a 2003, cuando sus integrantes se conocieron mientras estudiaban en el Berklee College of Music, Lulacruza se posicionó en Argentina en tiempos recientes. “La primera vez que tocamos acá fue en 2006 y éramos como raros”, recuerda Maurette. “Viajábamos mucho, y cuando eso pasa, nunca estás cuando debés. Pero hace tres años la cosa explotó.” A partir de la aparición del dúo y de otros artistas de su generación, el diálogo sonoro entre tradición y modernidad impactó de forma fulminante no sólo en América latina, sino en el resto del mundo. “Luego de que se dieran a conocer El Remolón, Gaby Kerpel y Chancha surgió una escena que busca hacer algo nuevo, pero con sus propias raíces”, asegura el músico. “Ahora que no se sabe muy bien el rol de los sellos, se armó Fértil. Me parece que formar colectivos artísticos nos da fuerza a todos. Lo que hagamos va a repercutir en el resto.”

* Jueves 18/2 en Fertilindo, Teatro Xirgu/Espacio Untref, Chacabuco 875. Desde las 20.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.