no

Jueves, 22 de septiembre de 2016

UTOPIANS POR LAS RUTAS ARGENTINAS

Energía atómica

Diez años, cinco discos, un estribillo para Bowie y ninguna
referencia externa para Todos nuestros átomos es la fórmula
para la felicidad de un cuarteto que no está dispuesto a frenar.

 Por Julia González

Foto: Cecilia Salas

“Lo que más se buscó en este disco fue crecer melódicamente”, dice Barbi Recanati acerca del punto fuerte de Todos nuestros átomos, el quinto álbum de Utopians, y el primero que carece de un sonido de referencia. “Cuando llegó el momento de hablar del audio y el sonido de Todos nuestros átomos lo único que queríamos era fueran consecuencia de las canciones”, dice. Se pidieron detalles al ingeniero de sonido, como que no sonara demasiado fuerte el hi-hat o que un instrumento estuviera más adelante que otro. En el anterior, Vándalo, la referencia para las voces había sido Yeah Yeah Yeahs y algunos trabajos setentistas. Y en Trastornados fue Wasting Light de Foo Fighters. “Aprendimos que a veces muchas referencias puede complicar el resultado final”, reflexiona la cantante.

Más de diez años pasaron en la vida de esta familia disfuncional llamada Utopians: Inhuman (2007), Freak (2010), Trastornados (2012) y Vándalo (2014) aportan algo a su búsqueda eterna. “Este es nuestro quinto disco y se nota mucho cómo va avanzando ese conocimiento o ese crecimiento. La primera vez que entramos a un estudio a grabar fue con Inhuman, no habíamos grabado nunca y no teníamos experiencia previa.” Aprendieron a tocar sus instrumentos en Utopians, y Todos nuestros átomos, que pareciera lacrar el punto cúlmine en la discografía de una banda que no paró de moverse, forma parte de una coherencia rockera.

“Todos estos años nos ayudó a darnos cuenta de que queríamos hacer esto”, dice Barbi. Y “esto” es andar arriba de un auto recorriendo ciudades, pateando con la guitarra por todos lados. “A veces tocás en un festival o con una banda de afuera para treinta mil personas, a veces para treinta a 200 kilómetros de tu casa y a veces para cincuenta en un pueblo muy lejano. Esto nos pasó con el rock nacional”, dice la cantante.

Todos nuestros átomos puede escucharse como un vinilo. Cual Tattoo You de los Rolling Stones, el último trabajo de Utopians tiene dos lados diferenciados en cuanto a ritmo. Esta vez Recanati entrega algo más que rock a través de su particular voz, que se volvió aún más personal cuando dejó de cantar en inglés y se avocó al castellano. Todas las canciones son hits, pero se destaca Las arañas, con arreglo de cuerdas de Javier Casalla, un homenaje a David Bowie incluido en lo que sería el lado B.

“Esa canción es muy especial. Las estrofas ya estaban hechas y nos habíamos juntado en el estudio a demear. Nos despertamos con la noticia de que Bowie había muerto y para Gus (Fiocchi, guitarra y coros) y para mí fue un golpe muy fuerte. Automáticamente él agarró la guitarra y yo el cuaderno e hicimos el estribillo. El que es fan de Bowie lo va a notar”, explica Barbi.

Luego la cantó para Juan Manuel Segovia, quien acompaña a la banda en las giras y también participa de algunas composiciones, y le dijo que había algo que destrabar y que explorar ya que era una canción diferente. Y se logró. No sólo en Las arañas sino también en las otras once que componen un disco íntegro, de una calidad acorde al trabajo vertido en las rutas de esta familia rockera.

* Viernes 23/9 en Teatro Vorterix, Federico Lacroze 3455. A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared