no

Jueves, 13 de octubre de 2016

LAS ANéCDOTAS REALES DE FEDERICO REGGIANI

“A mí pensar me resulta muy laborioso”

Vía Maten al Mensajero reaparecieron tres de los libros del guionista platense, fundador de Historietas reales. “Cada vez me cuesta más pensar algo que no sea humorístico”, apunta.

 Por Andrés Valenzuela

“Supongo que no me tomo las cosas muy en serio, es lo bueno de envejecer”, tira Federico Reggiani. Es bibliotecario, fundó el portal Historietas reales y coordinó una sección en la revista Maten al mensajero. Y ahora que esa publicación también es editorial, lanzó (y re-lanzó) varios de sus libros: Autobiógrafo (junto a Fran López, también músico de El Orgullo de Mamá), y Vitamina Potencia y Los visitantes del agujero del comedor, junto a Angel Mosquito. Porque además de bibliotecario y todo eso, Reggiani es guionista de historietas. En particular, de historietas que son esencialmente humorísticas.

Autobiógrafo enlaza historias delirantes “vividas” por él mismo y su compañero de aventuras dibujadas con “mucho más de autobiografía que lo que aparenta”. Vitamina Potencia sigue a dos luchadores de catch en decadencia en su recorrida por el interior bonaerense. Y Los visitantes del agujero del comedor es, por definirla de alguna manera, una comedia costumbrista sobre una invasión alienígena. “Cada vez me cuesta más pensar algo que no sea humorístico: puede tener algún momento de tristeza, algo más duro, pero siempre está matizado con chistes”, apunta el platense.

De todas las historias, opina, la que tiene un “sustrato más oscuro” es Autobiógrafo: “Eso me preocupa, nunca se sabe en qué plano de realidad está y tiene algo medio espeso detrás”. Fue una de las primeras recopilaciones de las muchas series semanales que se publicaban en Historietas reales, y la nueva aventura editorial de Maten al Mensajero recupera ese libro de hace casi una década y le suma otras tantas páginas de las que fueron saliendo en años siguientes. Un bodoque de como medio kilo, en palabras de su guionista. “Con Autobiógrafo estamos cumpliendo un plan delirante: ver cuánto podíamos sostener una historieta que no leyera nadie... ¡décadas, incluso!”

“Los visitantes... surgió de una sinopsis que me mandó Mosquito, que ya tenía prácticamente todo”, destaca Reggiani. Su compadre (quien también publicó vía Maten una versión ampliada de su fundamental El granjero de Jesú) es ideólogo de las historias, que el guionista ordena y completa. “En general la idea viene de él, me tira algo esquemático y yo antes de escribir la primera línea hablo mucho con el dibujante, qué quiere dibujar y contar, así cuando me pongo a escribir hay un núcleo de idea, pero también mucho conversado.” Eso sí, Reggiani no se queja si el dibujante le viene con la cosa más cocinada: “Ojalá fuera siempre así, a mí pensar me resulta muy laborioso”.

Además de los libros de Reggiani y Mosquito, Maten al Mensajero lleva ya un año y pico construyendo un catálogo interesante y paralelo a las ediciones de la revista, con un corte mucho más social y político: ahí están RW, Rodolfo Walsh en historietas, de Gonzalo Penas y CJ Camba, y Pow!, de Chelo Candia. O el requeteflamante 2019 Las guerras rurales. Y pronto habrá un libro recopilatorio fruto del primero concurso de la editorial, dedicado a la historieta periodística y social.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.