no

Jueves, 2 de febrero de 2006

JOAQUIN PHOENIX Y REESE WHITERSPOON EN JOHNNY & JUNE: PASIóN Y LOCURA *

Una biopic demasiado perfecta

 Por R. C.

En lugar de intentar abarcar toda la historia de Johnny Cash, el director James Mangold decidió que Johnny & June: pasión y locura reflejara la historia de amor entre el cantante y su amor eterno. “La historia de ellos como pareja fue tan bella y es tan distintivamente norteamericana que uno no podría haberla escrito mejor de lo que sucedió en la realidad. Durante diez años, su intimidad existía sólo sobre el escenario. Les llevó mucho tiempo lograr la capacidad de llevar esa conexión sobre los escenarios hacia sus vidas fuera de éstos”, explica el cineasta. Mangold y el guionista Gill Dennis se basaron en las dos autobiografías de Cash, Man in black y Cash, the autobiography, pero además estuvieron en contacto con la pareja. Antes de morir, los Johnny y June de carne y hueso aprobaron los guiones preliminares, y estuvieron de acuerdo en que los interpretaran Joaquin Phoenix y Reese Whiterspoon. Los dos actores (cada uno se llevó un Golden Globe y están nominados para sendos Oscar por este trabajo, junto a otras tres nominaciones) entregan interpretaciones notables y, además, cantan todas las canciones en la película en lugar de hacer mímica sobre las grabaciones originales. La jugada, más que arriesgada, sale bien: por supuesto que las versiones no tienen la profundidad de las de Cash y Carter, pero la sensación de integridad está a salvo.

“Una de las cosas que me dijo John acerca de la persona que fuera a interpretarlo fue: ‘Sólo espero que sepa cómo agarrar una guitarra’. ‘No se agarra como a un bebé, con temor de que vaya a romperse. Hay que aprisionarla del cuello’. Así que supe que Joaquin tenía que acercarse a su guitarra como si hubiera sido algo con lo que hubiera vivido toda su vida. Y eso fue lo que hizo”, asegura Mangold. Y Phoenix lo confirma: “Johnny se movía sobre el escenario de una manera muy específica, tenía un rasgueo de guitarra que contribuía a la energía de sus presentaciones. Tuve que familiarizarme con la guitarra, ya que ésta era casi una extensión física de John. Era como su mejor amigo. Y siento que él se sentía vulnerable cuando no la tenía en sus manos”.

La historia de Johnny & June... comienza con él a los 10 años, en Arkansas, y ella sonando en la radio, y se nutre de los componentes más cinematográficos de la vida de ambos: la muerte accidental del hermano de Johnny, la pésima relación de éste con su padre alcohólico (aunque lucha por su aprobación), el amor por la música y los primeros pasos con la guitarra, la primera audición (según la mayoría de las fuentes, algo tergiversada en el film), el éxito y el encuentro con June. Desde ese momento, todo será de a dos (las giras, las peleas, la adicción de él y la forma de ella de ayudarlo a sobreponerse), aunque el matrimonio llega al final de la película. Y como no se trata de un documental sino de una biopic, hay costados del personaje de Cash que se abordan muy por encima o directamente se descartan. Eso no significa que la figura del cantante aparezca distorsionada o lavada, aunque siempre habrá mejores instrumentos para profundizar en su historia. Y el más recomendable será, claro, escuchar su música.

* El Suple NO de Página/12 invita a la Avant Première de Johnny & June... el lunes 6 de febrero en Atlas Recoleta (Guido y Junín). A las 20.

Compartir: 

Twitter
 

El Johnny de ficción en Folsom Prison
SUBNOTAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.