radar

Domingo, 18 de diciembre de 2005

SALI

Fiestero

Navidad punk

Caprichosa fiesta para combatir el espíritu navideño.

Por Cecilia Sosa
Chica de pelo al viento en dionisíaca danza con minicalavera en mano. El aviso viaja por mails subrepticios y postea en weblogs perturbando todo ánimo de villancicos. “To rock or not to rock”, avisa, amable, Anarquica (www.anarquica.blogspot.com), una delicadeza de pensamiento y sensaciones disidentes en formato weblog. ¿Coordenadas de la cita?: medianoche del viernes 23 de diciembre, primer piso de una céntrica y antigua casa porteña. ¿Los organizadores? Un trío debutante con la secreta voluntad de compartir una noche a la medida de sus caprichos. Una pre Navidad post punk de último momento y la promesa de un inmenso living que cobijará sonidos más que potentes, secretas pasiones anarquistas y devoción por rarezas en vinilo. Una fiesta casi improbable bajo la sola custodia de aristócratas especies gatunas.
La delicada estampa de Sol (ex Sugar Tampax, la banda de chicas punks que hizo temblar cultos y corazones) abrirá la noche con un recital acústico- experimental-punk-country (sí, todo junto). Los djs y anfitriones Martín y Nannih, coleccionistas intransigentes de rarezas, se ocuparán de hacer oír sus preferencias vinílicas en poco condescendientes sets de funk, new wave y post punk a contramano de toda benevolencia navideña. Fela Kuti, Violent Femmes, Stooges, N.W.A, Gang of Four, P.I.L, Dios y Prince, son algunas de las apuestas fijas. En la barra de precios amistosos se espera un fluir casi eterno de cerveza artesanal de nombre tan secreto como evanescentes propiedades. Se dice que el éxito no está atado al número. Por las dudas, sea prudente y llegue temprano.

El viernes 23, a la 24, en Ayacucho 115.
Entrada: $ 2.

Navidad Krishna

Hipnótico combinado de body-painting, danza y delivery naturista.

Por C. S.
Con un ánimo casi opuesto, la Fundación Surdespierto cierra el año con una fiesta de lánguidos placeres visuales, sensoriales y gustativos. En su cálido galpón de la calle Thames, celebrará sus casi tres años de vida y anticipará la Nochebuena con una inyección de calma. Sus 700 metros cuadrados que funcionan como centro de enseñanza/taller de producción/sala de ensayos/auditorio/escenario y galería de arte, se vestirán de tenue gala para descubrir un ensoñado varieté de danza,música, filosofía, ciencia, yoga, meditación, arte marcial, nutrición y cultivo.
La noche comenzará a las 20 con un sesión de jam con músicos en vivo. Habrá bandejeada de kachoris, buñuelos pakere, koftas y chutney, listas para jaquear sentidos, y de postre misteriosas redondeces dulces que no llegarán a ser colgadas a ningún árbol. Atendiendo a la ocasión, Surdespierto ofrecerá algún coctel sorpresa y con suerte una rueda degustación de algunas de las infusiones del salón de té que despuntará oficialmente el año que viene. Para los sedientos de ilusiones habrá body painting, masajes en silla (ideales para descontracturar ánimos tensos), música india y envolventes proyecciones. Ya entrada la madrugada un volátil dj animará a quien todavía lo necesite. Se espera, además, que algunos de los músicos y bailarines habitués del lugar se acerquen a dar el presente y para coronar un año de inquietantes festivales dedicados al silencio y la belleza, se invitará a videastas, bailarines, performers y experimentadores escénicos a mostrar alguna pieza corta. A capturar al vuelo una dulce bolita krishna y comenzar la Nochebuena en un andar descalzo.

Viernes 23 de diciembre, desde las 20 en Surdespierto, Thames 1344, 48991868. Entrada $ 10.

Electro Navidad y Año Nuevo

Multitudinario doblete fabril para las madrugadas.

Por Julieta Goldman
Las desesperadas madrugadas del 25 de diciembre y el 1º de enero ya tienen un destino posible: la Ciudad Cultural Konex abrirá sus puertas de la calle Sarmiento, pero cediendo el mando organizativo a manos por completo ajenas a la fundación. ¿El leitmotiv del asunto? Brindis después del brindis.
En pleno Abasto, la antigua fábrica de aceite entregará sus espacios cubiertos y descubiertos para quienes se acerquen durante ambas noches. En total, serán más de veinte artistas en estilos musicales donde reinará la electrónica, en sus variantes electropop, house y minimall. Además habrá intervenciones de arte industrial y multimedia, ambientaciones, instalaciones, rarezas artísticas, y fundamentalmente dos patios y dos extensísimas barras.
La apuesta fuerte será Insectopía, una intervención inspirada en una leyenda guaraní que reflexiona sobre la belleza y el uso de la tecnología en una fusión de malabares y luces, músicos en vivo, VJ y performers enfundados en plástico. Además, el espacio What’s up Buenos Aires, ofrecerá pantallas de video arte y artistas plásticos que intervendrán la fábrica con sus móviles y diapositivas. Diego Ro-k & Diego Cid, Carla Tintoré, Martín Ene, Dj Caro, Solimano, Rondinone y cuatro percusionistas + dj musicalizarán ambas veladas.
¿El responsable de tal megabrindis? Lucas Inza: un local de 29 años que desde los 21 se pasea entre Nueva York, Bolivia y Barcelona, despuntando como productor cultural. Fabrik 06 no se suspende por lluvia. Sus agitadas ediciones estarán dedicadas a quienes gusten de la abundancia y el largo aliento. Toda pirotecnia (excepto tal vez la anímica) está prohibida.

A partir de la 1, en Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 1551. Entrada: $ 25 en puerta, $ 20 anticipada.

Cuento de Navidad

Una Pérgola de cuentos en pleno Rosedal.

Por C. S.
Si una de estas tardes busca sosiego al vértigo de diciembre en los jardines del Rosedal, puede que oiga voces. No tiemble. A la vera de una magnolia tan grande como un ombú, está la Pérgola de los cuentos, una instalación sonora del artista Enrique Banfi que ofrece un pequeño concierto literario en pleno Palermo. Casi parece magia. O un regalo de Navidad sin moño. Y no hace falta rogar en voz alta: basta acercarse al lugar para que un sensor lo detecte y dé comienzo al relato. Una voz profunda le susurrará fragmentos de “El cautivo”, de Borges; o el inquietante minimalismo de “¿Sería fantasma?”, de George Loring Frost. Los relatos se renuevan cada quince días y llevan la voz del actor y director teatral Gabo Correa. La Pérgola de los cuentos es la continuidad diurna de la Fuente de poesía, otra premiada intervención de Banfi que desde 1997 ilumina las noches de la Biblioteca Nacional con una serie de poemas proyectados. Banfi se vale de materiales casi infalibles –parlantes de portero eléctrico, sensores de presencia, cámaras y pantallas de vigilancia–, sometidos, claro, un “giro poético”. El artista no descansa: organizó una proyección de haikus en los silos de Puerto Madero, puso a cantar ballenas en el Ecocentro de Puerto Madryn y en su mismísimo taller (Mendoza 1635) abrió un pequeño agujero –que espía el barrio chino de Belgrano– desde donde un monitor casi escondido por una enredadera transmite imágenes y textos de un Aleph loopeado. Casi inadvertida y desde hace menos de un mes, la Pérgola de los cuentos espera nuevas presas en el Rosedal. Se dice que sus sensores tienen predilección por las almas en fuga.

La Pérgola de los cuentos puede visitarse todos los días de 9 a 18 en el Rosedal.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.