radar

Domingo, 17 de diciembre de 2006

YO ME PREGUNTO

¿Por qué no hay más bebederos en las plazas?

Lentamente se llevaron el agua al exterior.
El amante de las teorías conspirativas

¿Con qué piensan que llenan las botellas de agua mineral que después tomamos en las plazas?
The Chicago boys

Bebedero que no has de usar ponlo a clausurar.
Fernandito, el del helicóptero

Porque los terminan usando de meaderos.
Naty, la sospechosa de siempre

Así como desaparece todo por aquí, en silencio. No existieron más los bebederos.
El fantasma

“¿Dónde esta mi agua?”, se pregunto el mendigo aquella mañana. Y los árboles contestaron: “Está por llover”. El mendigo se durmió sonriente y las hamacas le preguntaron en sus sueños: “¿Dónde están los niños?”.
Un transeúnte

Se remplazarán el año entrante con expendedores de alcohol, así cada vez votamos más, pensamos menos y no preguntamos nada.
Onerazan

¿Quién decide sobre nosotros? Ahora que esté todo dicho, supongamos tener sed.
Delicatecen

Las ventas de agua de este año ascendieron casi un 30%... alguien hizo negocio.
El zorzal mañanero

¡Ocultemos la pobreza! Con agua gratis, los pobres se sentirían realizados.
Oscar de la fuente

Nos sacan el agua. Es sólo el principio, seguirán los árboles, pájaros; taparán el sol. Todo se podrá comprar en pequeñas botellas transparentes, por la módica suma de un austral.
La bola de cristal

Porque se han puesto de moda otros deportes más extremos que el de quedarse inclinado sorbiendo un chorrito de agua.
El hombre de la bolsa

Cómo que no hay bebederos en las plazas. Yo, si ganaba la guerra, hacía instalar uno con scotch en cada esquina.
Gal Tiery, amante de Gal Costa (Méndez)

Hay dos esloganes publicitarios que lo explican todo: “¡Tome Soda Sola!” y “Soda Sola refresca mejor”.
Carlos, el de “Los hermanos Marx”

Esa palabra tiene otra lectura: Bebé de Eros, y como los parques y plazas son asiduamente visitados por niños, los habrán quitado para desanimar a los pedófilos, vea.
Naivetje, desde Amsterdam

La verdad es que cuando nos globalizaron, nos llenaron de shoppings y modernizaron las plazas, percibieron que la gente comenzó a pararse en los bebederos, soñando que éstos tenían sensor, abrían la boca y esperaban... (el final ya lo conocemos). Con lo cual, los sacaron porque del ridículo no se vuelve.
Para qué decir quién soy si no tengo retorno.

Porque algún cura reprimido propuso erradicarlos para evitar que impúdicas colegialas pudieran reclinarse para humedecer sus labios.
El bebé, de Eros

Igual... si van a contaminar el agua con las papeleras... ¿para qué tener bebederos?
El atrasado (o el adelantado), de la semana pasada

Para la próxima:  ¿por qué las leyes se “sancionan”?

Para criticarnos, felicitarnos, proponer ideas, mandar sus respuestas, fotos descabelladas, objetos insólitos, separados al nacer o dudas a evacuar:
fax 6772-4450 • mail:
[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.