radar

Domingo, 27 de septiembre de 2015

VALE DECIR

CAMERON, EL CERDO Y BROOKER

Con el correr de la última semana, mucho se ha escuchado acerca de lo que la inspirada prensa ha intitulado el “PigGate”; léase, la controversia despertada por una biografía no autorizada del primer ministro británico, David Cameron, que asegura que, en sus años mozos y universitarios, el hombre puso sus partes pudendas en la boca de un cerdo muerto. La anécdota, además de haber avivado indignaciones varias y aún más chistes visuales en las redes, se presume una venganza personal del otrora amigo, tesorero y exvicepresidente del Partido Conservador, Lord Michael Ashcroft, coautor del libro. Quien, tras haber sido dejado fuera del gobierno de Cameron, prometió venganza y procedió a despacharse recientemente con un texto que detalla otros goces del premier (consumir cocaína y marihuana, escuchar Supertramp con su banda de amigos, los Flam Club, entre ellos). El asunto es que la anécdota del chanchito, acaso una de las más suculentas de Call Me Dave, despertó el paralelismo inmediato con el primer episodio de la serie británica Black Mirror (2011), donde el presidente inglés (ficcional) es obligado (ficcionalmente) a tener sexo (ficcional) con un cerdo en vivo, por cadena nacional, bajo presión, extorsión terrorista. Lo que entonces fue visto como una premisa sórdida, original y, por qué no decirlo, efectista, hecha para el impacto, hoy ha tomado nuevos tintes, generando la curiosidad de miles: ¿Charlie Brooker, creador del mentado programa, conocía la presunta preferencia chanchuna de don Cameron? ¿Se inspiró en aquel momento de rapto zoófilo juvenil para dar forma al argumento de escarceo sexual? Pues, Charlie Brooker ha hablado. Y tras lanzar vía Twitter un “mierda, resulta que Black Mirror es una serie documental”, aseguró que nunca jamás había escuchado una historia que involucrase a Cameron, un bicho porcino, actividad triple x. De haberlo sabido, jamás hubiera hecho un capítulo al respecto, le aseguró a The Guardian: “¡Hubiese salido a la calle a gritarlo a los cuatro vientos!”. Lo cierto es que –sin que Brooker tenga nada que ver con el asunto— el chancho de Cameron ya tiene cuenta de Twitter propia, y responde preguntas sobre su ex. Atención, interesados.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.