radar

Domingo, 8 de mayo de 2016

VALE DECIR

NINGÚN BRANDON, NINGUNA KELLY

En 1995, tiempos sin internet, ni –por tanto– redes sociales, la fotógrafa norteamericana Adrienne Salinger decidió remediar cierto mal: la inverosímil imagen que todopoderosos shows televisivos del tipo Beverly Hills 90210 devolvían sobre la adolescencia. Lo hizo a través de su cámara, retratando a ignotos muchachos y muchachitas en sus santuarios personales (léase, sus dormitorios). La única condición impuesta a los teens que accedían –y que encontraba en shoppings, restaurantes, a través de amigos y conocidos– era que no ordenaran sus cuartos. Los padres, por supuesto, no estaban invitados a participar de la toma. “Nuestras habitaciones cuentan historias sobre nosotros”, esgrime hoy la multipremiada doña sobre la serie que devino libro a mediados de los 90s (In My Room: Teenagers In Their Bedrooms) y que, desde entonces, se ha convertido -no sin ironía- en fuente de inspiración estilística para creadores de sets de programas de tevé de Los Ángeles; “una biblia no-oficial”, según voces a diestra y siniestra. “Estaba interesada en esa rica información visual que muestra las contradicciones y ambivalencias de pasar a la mayoría de edad”, suma quien se desempeña como profesora de fotografía en la Universidad de New Mexico, en Albuquerque. Quien, además, desde las últimas semanas ha vuelto a figurar en medios muchos por las mentadas imágenes, amén de su inesperada circulación viral. Una segunda vida, como le dicen, en plena era digital.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.