radar

Domingo, 17 de diciembre de 2006

VALE DECIR

Arremangado a la derecha

Atención; estas remeras parecen simétricas, pero no lo son. De alguna manera, se inclinan hacia la derecha. Algo así es lo que propone, con evidente sarcasmo, el sitio ThoseShirts.com (“aquellasremeras.com”), “el lugar en el que el humor político conservador, una calidad superior y la profesionalidad artística se unen”. ¿Y para qué se unen? Para hacer camisetas con consignas más bien conservadoras, más bien republicanas, más bien cretinas. Las hay a favor de Ronald Reagan, contra Hilary Clinton (con la consigna: “re-derroquemos al comunismo”), contra el Che, a favor de las armas (con el slogan: “celebremos la diversidad”, y la imagen de un montón de pistolitas bien diversas). Frases tales como “Imagina un mundo sin liberales”; “Cuerda, árbol, periodista”; “Los hippies huelen mal”; “Bombardeemos la Luna” o “Deberíamos invadir sus países, matar a sus líderes y convertirlos al cristianismo”, y barrabasadas por el estilo. Para completar el vestuario, están las remeras de www.spreadshirt.com. Estas, hay que aclararlo, parecen estar hechas sin tanta ironía. Hasta dan, se diría, algo de miedo. Se venden como “remeras políticamente incorrectas: no será agradable, pero es necesario decirlo”. Y se despacha, en distintos talles y colores, con inscripciones de la calaña de: “La inmigración ilegal es un crimen”; “Ey, ilegal: yo recogeré mi fruta, podaré mi césped y limpiaré mis baños (ahora, ¡vete!)”.

Ey, ilegal, yo cosecharé mi fruta, yo podaré mi césped, y yo limpiaré mi baño. (AHORA… ¡VETE!). Sellen las fronteras, ¡AHORA!. Celebremos la diversidad. Habla en inglés ¡o vete!. Imagina que no hay liberales. Conservadores duros. Los hombres de verdad usan rayas

Delivery de una muerte anunciada

Bajo el lema “La muerte termina una vida, no una relación”, el sitio web www.postex pression.com ofrece un servicio un tanto peculiar: Post Expression permite comunicarse después de muerto mediante mensajes multimedia enviados por e-mail. El sistema es simple: uno contrata el servicio, crea los mensajes y elige los destinatarios y la fecha para enviarlos. El servicio es por un año y se paga por única vez 19 euros. Claro, nadie sabe con exactitud la fecha de su muerte; es por eso que los mensajes poseen una clave para ser enviados, que obviamente debe conocerla alguien más que el cliente en cuestión. La idea es que no quede nada por decir; o al menos así se autopromociona la empresa: “Post Expression ofrece la oportunidad de enviar unas palabras finales de ánimo, alguna confesión y por qué no una declaración de amor”. Al parecer, la mensajería post mortem funciona. Al menos por ahora nadie volvió del más allá para quejarse.

Falta envido

Un ejemplo de saneamiento de imagen que bien podrá seguir nuestra Federal si este caso piloto llega a salir como se espera: la policía de Portsmouth (Inglaterra) ha lanzado su propia versión del juego de naipes Top Trumps, que viene a ser algo así como las viejas y queridas Tope & Quartet locales, con distintas figuras ranqueadas en diversas categorías, listas para competir (un ejemplo para los memoriosos: las de autos de Fórmula Uno competían en cilindrada y caballos de fuerza). En este caso, cada naipe viene con la figura de un oficial, con su rango, su número de chapa y su año de ingreso a la fuerza. El objetivo: hacer que la policía adquiera una imagen más amigable ante los jóvenes. El superintendente de Portsmouth lo puso en estas palabras: “Siempre quisimos que los habitantes de la ciudad conozcan a nuestros oficiales. Y es importante que empiecen cuando son chicos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.