radar

Domingo, 27 de julio de 2014

VALE DECIR

EL ARTE DEL JÚBILO INDUCIDO

“Muerte, capitalismo, transparencia y simulación”, son los tópicos que –acorde con su propia declaración– inquietan y movilizan al fotógrafo alemán Daniel Sebastian Schaub, nacido en la ciudad de Kehl, pero que vive actualmente en Berlín. Y, al parecer, esas cosas halló en el lugar menos pensado: juegos mecánicos de feria, calesitas de Carnaval. Acto seguido: serie. Wondrous Whirligigs es el nombre con que bautizó a su composición de imágenes que capturan en estado crudo a las inquietantes máquinas de felicidad. Máquinas que, por otra parte, no solo llevan la adrenalina a tope: también incitan a que el temor escale. Diseño y sobreestimulación sonora, visual y olfativa mediante, todas imponen artificiosa alegría. Lo que, en palabras de Schaub, sería el ejemplo más acabado de “el juego de la simulación”. ¿Y la muerte? Del buen gusto, en todo caso.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.