radar

Domingo, 12 de julio de 2015

MUSICA DOMESTICO

MI REINO PRIVADO

Uno de los discos del año de la escena indie porteña es un EP de apenas seis temas, el debut como solista de Príncipe Idiota. Acompañado por músicos de El Mató a un Policía Motorizado y Atrás Hay Truenos, Mariano Di Cesare –que además integra el grupo Mi Amigo Invencible– aún tiene que completar Doméstico con una segunda parte, pero su minimalismo sentimental evoca una nostalgia bailable.

 Por Andrea Guzmán

“Tarde, otra vez, sin dinero.” Como un mantra canta con voz aplacada Príncipe Idiota en su tema “Dramón en la tele”, segunda canción de su único disco bajo ese nombre y homenaje al insomnio, los refrigeradores vacíos y las malas películas de Iñarritu en el cable. “Quería escribir sobre un príncipe que come milanesas en Godoy Cruz”, cuenta Mariano Di Cesare cuando se le pregunta por la impronta de Doméstico, el debut de su nuevo proyecto en solitario, un admirable EP que apenas si llega a los seis temas, pero con eso le alcanza para convertirse en una de las revelaciones del año.

La idea de Príncipe Idiota –el nombre que Di Cesare eligió por su dicotomía y en última instancia como un chiste a sí mismo y su nueva posición como solista– era concebir un disco temático sobre perdedores, héroes caídos y bastardeados de la historia y el cine. Pero de forma natural y con el vértigo de la grabación en apenas tres semanas, terminó volcándose todo en un sonido de elegante simpleza pero viaje complejo a través de la experiencia personal, la memoria y la solemnidad de lo cotidiano. “Me guiaba por la figura del fracasado, me interesa mucho más el perdedor que el exitoso. Pero mientras escribía me iba sintiendo cercano a las cosas más reales, de mi casa y de mi pasado, me olvidé de ese concepto tan cerrado y quedé en doméstico”, cuenta.

Originalmente de Mendoza, Di Cesare lleva tiempo posicionándose en la escena independiente de Buenos Aires como cerebro del grupo Mi Amigo Invencible. Ya con el disco La Nostalgia Soundsytem (2013) se perfilaba como proyecto climático e introspectivo pero de comunión pandillera con memorables y energéticos shows a cargo de sus seis integrantes. “Necesito de los amigos y la soledad. En el Príncipe me puedo dedicar a caprichos más personales”, dice al teléfono desde la casa de sus padres, en medio de un viaje de regreso a su ciudad natal. “Me fui porque ya me resultaba un poco insoportable estar acá, pero al final siempre vuelvo en busca de ciertas cosas. Me voy a caminar por aquí y lo siento más carnal. El silencio que no encuentro nunca en Buenos Aires, por ejemplo. En Doméstico se ha plasmado un poco esa interpretación de la experiencia del recuerdo y de mi ciudad”, cuenta. Y es cierto que se trata de un disco silencioso y caminable, de minimalismo sentimental y mezcla armónica entre canciones que pueden resultar bien distintas entre sí, pasando de muy evocativa electricidad reverberante a incluso ciertos climas de nostalgia bailable. Y también, de letras largas que incluyen historias completas ancladas en experiencias cotidianas y reflexiones espirituales a insistentes repeticiones de frases e ideas.

El disco fue grabado a fines del año pasado por Pablo Acosta de la banda Los Días. “Las peores semanas del año para todo el mundo son las tres últimas de diciembre y justamente ahí se gesto el disco. Me encerré en mi casa, me puse a escribir toda la noche, con mucho trabajo para encontrar la palabra justa. Seguramente algunas canciones las tenía de toda la vida y algunas fueron naciendo ahí. Pero fue todo a partir de la inminente grabación, no hubo ideas anteriores”, cuenta Di Cesare. Y la experiencia resultó de esta forma porque en primer lugar el disco fue concebido con urgencia, de forma fortuita y casi accidental. Mientras estaba filmando una sesión en vivo para Los Días –parte de su trabajo como realizador audiovisual– Acosta le propuso que grabaran algo suyo juntos en el estudio. Que grabaran algo, por ejemplo, dentro de tres semanas si le parecía bien.

Entonces empezó una vorágine para la que reclutó una lujosa pandilla de músicos conformada por amigos de siempre para mantenerlo íntimo; teclas de Gustavo Monsalvo de El Mató a un Policía Motorizado, Diego Martínez de Atrás Hay Truenos al bajo, su hermano Juampi Di Cesare en guitarra y Leonardo Gudiño de Mi Amigo Invencible en la batería. Las grabaciones crudas pronto fueron a parar directamente a las manos de Acosta para que trabajara con ellas a completa voluntad y según su criterio. “La única condición fue que las hiciera mierda. Palabras textuales”, dice Di Cesare. Y entonces lo que se avistaba como un disco de espíritu despojado e inclinado hacia lo acústico, se convirtió en un experimento misceláneo muy evocativo de atmósferas y sonidos bien ensoñados que no se deciden entre el camino lowfi y la producción más prodigiosa. “No quiero cantar sobre el mar/ si vivo en el desierto”, se desparrama el Príncipe en una de esas canciones sobre remembranzas de campamentos escolares y héroes caídos después de una noche de fiesta larga.

Di Cesare recuerda que una de las experiencias reveladoras en su vida fue la de asistir durante la adolescencia al cine Universidad en Mendoza y fue también lo que lo impulsó a estudiar la carrera de cine en Buenos Aires. Ahí descubrió a Larry Clark, a Harmony Korine y también a Martín Rejtman, algunas de sus referencias estéticas más presentes. No es casual que exista una unión casi táctil entre las canciones de Doméstico. Un clima envolvente, cinematográfico y visual bien presente en las canciones: “Mi barrio nunca fue un barrio de esquinas/ Solíamos divertirnos, con piedras bajando vidrios”, canta en “Las casas entre sí”. El EP ya tiene planeada una segunda parte que lo completará como disco propiamente dicho para fines de este año, prácticamente a la par con el nuevo álbum de Mi Amigo Invencible, que también verá la luz dentro de pocos meses.

Además, es el mismo Di Cesare quien se encarga de dirigir los videos del proyecto con su productora Los Universos Islas. El que corresponde a la canción “Campos de Fuerza” eligió filmarlo del otro lado de la cordillera, con un protagonista que viene documentando desde que era un niño pequeño. Hoy un preadolescente solitario que camina despacio entre los bosques del balneario chileno Papudo. Podría ser un buen resumen de Doméstico, un viaje introspectivo, con extrañada curiosidad y de belleza asoladora.

Príncipe Idiota toca este sábado 18 junto a Los Días, en Roseti, Roseti 722. Doméstico se puede escuchar en principeidiota.bandcamp.com

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Catalina Bartolome
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared