satira

Seis para triunfar

Por Rudy

¿Cómo le va, lector, cómo anda? ¿Otra vez a punto de elegir, de decidir quien tomará las decisiones por nosotros durante los próximos 4 años? ¿O de preguntarse a usted mismo a quién le gustaría criticar duramente por un tiempo, y después volverlo a votar, “no sea cosa de que nos toque uno peor”? Claro –puede decir usted– porque este gobierno nos da motivo para quejarnos y ése es un buen detalle que cualquier presidente argentino (o extranjero, suponemos) que se precie de tal y quiera conquistar al electorado debe tener en cuenta.

Así es, lector, votamos a un gobierno, y si no nos gusta, lo votamos de nuevo, a ver si aprende, o simplemente porque nos encaaanta tener de qué quejarnos. Es una de nuestras más acendradas tradiciones.

Pero este suplemento no es sobre las tradiciones, es sobre el voto.

Usted está por votar y nosotros también. Elegir presidente, como lo hacemos cada cuatro años o, antes, cada seis.

Y casualmente, antes de cada elección, el día anterior, nos tocó hacer un SátiraI12 sobre ese tema. Y hacerlo durante la veda.

¿Que le parece, recordar un poco de lo que dijimos en esas oportunidades, los últimos 16 años?

- Dijimos el 23 de octubre de 1999

“En realidad, lector, hoy más que hoy, es mañana... uno estuvo meses preparándose, escuchando, analizando detenidamente los programas de uno y otro candidato, estudiando trayectorias, memorizando estadísticas, elaborando y decidiendo, con calma, a quién va a designar para que guíe nuestro destino durante los años venideros. ¿O es que acaso no fue así? ¿Me va a decir usted, lector, que la única información que tuvo en estos meses fueron chimentos, encuestas, rumores que lejos están de la observación científica necesaria a la hora de decidir el voto?

Lector, lleve a sus hijos, y al nono, vayan todos juntos a la escuela. Vote con una sonrisa, que para poner cara de tujes va a tener 4 años, después.”

- Y el 26 de abril de 2003, dijimos que

¡Llegamos, lector, llegamos! El día tan esperado por todos, tan ansiado, tan deseado, anhelado, y si se me permite el neologismo, expectado, está aquí. O mejor dicho, estará aquí mañana mismo. ¡Le jour de gloire est arrivé! Por fin lector, por fin les haremos saber a todos aquellos que durante tanto tiempo nos quisieron demostrar que ellos sabían qué es lo que nosotros queríamos, que en realidad no saben nada, que sólo nosotros, los millones de argentinos, argentinas, argentins, argies o como guste llamarnos, podemos expresar libremente nuestra identidad electoral, más allá de encuestólogos, politicólogos, sociólogos y argentinólogos y otrosólogos.

- Y el 27 de ocxtubre de 2007, le dijimos

“Estimado elector, estamos en las visperas de un día importante, porque, una vez más, desde hace 24 años, los argentinos vamos a elegir gobierno, o sea, de quién nos vamos a quejar durante los próximos 4 años.

De su voto, y del mío, depende el blanco de nuestros chistes, nuestras críticas, nuestras quejas, e incluso, pero en forma más que privada, porque somos argentinos y en público queda mal, nuestro casi silencioso apoyo en las ocasiones en las que el gobierno haga algo bueno, o al menos que nos parezca bueno.

Usted habrá leído todas las campañas y promesas electorales, o sea que vio todos los trailers (las colas) y ahora tiene que elegir qué película va a ver, a que cine vamos a entrar. En todo caso, sigamos festejando el arte, y que la película que se está por estrenar tenga acción, suspenso, buenos diálogos, toques de comedia, bellos paisajes, excelentes actores, escenas eróticas, pero, sobre todas las cosas, que cuando termine tengamos ganas de aplaudir.”

- Y el 22 de octubre de 2011, dijimos

“¿Cómo anda, lector? ¿Festejando? Claro, por ahí hoy es su cumpleaños, ¿no? O por ahí, el domingo pasado no pudo reunirse con su madre, y “lo pasaron para hoy”. O es usted un fanático de la tele, y decidió que “tooodo el mes de octubre” iba a ser una gran celebración por los sesenta años de la televisión argentina, ¿por qué no? ¿O es usted de Escorpio, y tiene por costumbre festejar cada vez que se llega “la época del año de su signo”...? ¿O sigue festejando el 12 de octubre, ya sea por el “Dia de la raza” (si es usted racista), o el “Día del respeto a la diversidad cultural”, si es usted respetuoso, diverso, y/o culto?

¿O estará usted festejando el 17 de octubre? ¿Es usted leal y/o peronista? Pues tanto los leales en general como los leales al general, festejan ese día.

Fíjese todo lo que hay que festejar en octubre. Y si quiere, agréguele el cumpleaños de Perón, el de María Julia, la Asunción de Illia (63), el Día del Odontólogo el Día del Camino (que se hace al andar), el Día del Teatro Rioplatense, el Día Mundial de la Arquitectura, el Día de la Danza, el día del Psicólogo (ese día hay que llevarle un regalo a su psicoanalista, está muy bien llevarle un chiste, un sueño, un lapsus o un acto fallido, pero con la condición de que lo pueda cambiar si ya lo tiene).

Pero además, este año, elegimos gobierno. Y por si esto fuera poco, se van a terminar, por un tiempo, esos spots televisivos donde un tipo te dice “tu voto, mi wifi”, otro le avisa a la Presidenta que ella va a ganar las elecciones pero él no le cree, un marxista nos pide un milagro, otra nos avisa que no está corrompida por el poder (que no ejerció), y así. No es poco. Por eso, lector, festejemos. Cada uno sabrá por qué, por quién y por dónde.”

Nos gustó compartir con usted estos recuerdos, lector, saber que hace tantos años venimos reflexionando juntos. Coincidiendo o no, pero riéndonos siempre. Y ahora, lector, mejor dicho, mañana, ¡a votar, que no chocan los planetas!

Hasta la semana que viene.

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared