satira

Futuros eran los de antes

Por Rudy

>>> Por rudy

¿Cómo le va, lector, cómo anda? ¿Cómo la ve? ¿la ve? Se lo pregunto, porque hace unos seis meses, mucha gente decía “ la veo mal”, pero en estos últimos días, lo que se escucha en la calle es un “yo ya no la veo”. Aparece el recuerdo de aquella publicidad de hojitas de afeitar (década del 70), en la que Norman Briski decía “Ni la veo, ni la siento”, y un médico, tal vez psicoanalista, explicaba que el problema no estaba en él, sino en la suavidad de la hojita. Exactamente al revés que en nuestra actual meritocracia, donde nos quieren hacer creer que “si no la ves, el problema es tuyo”.

Pero parece que cada vez hay m{as gente que, o “no la ve”, o “no la ve ni la siente”, y otra que sólo atina a decir “lo siento”. O “sorry”. Son otros tiempos. Y como ya dijimos, el gobierno, necesita tiempo. Mas allá de que todos sabemos que, cuando, nuestra novia/o nos dice que “necesita tiempo” suele haber algún buitre (o fondo buitre) revoloteando por allí

El historiador Eric Hobsbawm solía mencionar una maldición china ”Ojalá te toquen vivir tiempos interesantes”. Podríamos decir que estos lo son, si los vemos como tiempos de conflicto. Pero esto no se lleva bien con el nuevo orden mauricíaco. Porque en nuestro país, desde hace unos cinco meses y medio, preside Mauricio, vicepreside Vicemauricia, Antipiquetea Patricia, Sincera Alfonso, medioambientea Sergio, almuerza Mirtha, y reina Alegría

Sí Alegría es nuestra graciosa majestad ante la cual debemos agachar nuestras cabezas y permitir que nos nombre “Alegres caballeros” o “Alegres damas”, tocándonos con la mano invisible del mercado, cual real cetro, en el lugar de nuestro cuerpo que ella misma elija. Uno puede ser entonces un “Alegre caballero de la cabeza”, del corazón, o del mismísimo tujes, de acuerdo a las circunstancias de cada momento.

Para que la alegria sea espontánea, se esta proyectando un “blanqueo”, de modo que todos seamos blancos. Y luego vendrá, un “rubeo” y un “ojocelesteo”. Cuando los 40 millones de argentinos seamos blancos, rubios y de ojos celestes, nadie va a estar triste.

Pero a los que se resistan, siempre se les podrá aplicar el “impuesto a la angustia agregada” que se les cobra a todos los que estén anímicamente peor que en agosto de 2013.

Por supuesto, en cada casa, habrá un “alegrómetro” (si no lo hay ya), que permitirá conocer el grado de satisfacción de los argentinos, para premiar a los que tengan mas, y castigar a los que tenga menos, tal como se acostumbra, al menos últimamente

La idea es lograr que estemos siempre alegres, aun cuando no queramos, Porque si uno va triste por la calle, la gente te pregunta “¿que te pasa, que estas triste? ¿No lees los diarios, no ves la tele, vos?” refiriéndose con el “los” a algunos canales, y algunos diarios, generalizando como es costumbre.

Y si uno les dice que no, lo miran mal, lo dejan afuera… ¡y a nadie le gusta quedarse afuera…!

En este sentido, este si es un gobierno que trata de incluir a todos: a algunos los incluye adentro, a otros los incluye afuera.

Y para los mas humildes, los que mas necesitan del Estado para alcanzar la alegría, se esta implementando el programa “felices loa pobres”. ¡Para que ningún argentino se quede sin su sonrisa amarilla.!

  • Se habla del programa “Conectar desigualdad” para que todos los chicos que no tienen la chance de comprarse una computadora, puedan ser felices sin computadora.

  • También está “sueldos cuidados”, Se le va a enseñar a la gente a cuidar el sueldo: no hagas huelga, porque podes perder parte, o todo tu sueldo

  • Luego, un programa de salud “Casa saludable”: la idea es que la gente sepa que, en caso de conflicto, lo mas sano es quedarse en su casa. “No salgas a manifestar cuando hace frío, porque te podes agarrar la gripe; Tampoco cuando haga calor, porque te podes agarra el dengue.Y menos cuando éste lindo el clima, porque te pueden agarrar los del proctólogo antipiquetes.. y romperte los huesos”

  • Y para el próximo semestre (aunque ya se está experimentando), el plan Derrap.ar. Este plan ayuda a los argentinos de clase media a salir de esa condición minoritaria a incluirse en la mayoría empobrecida.

La politica economica es, en general aumentar todo lo que nos cobran, y bajarte todo lo que nos. pagan, La política social es que lo importante no es que vos estes bien, sino que tu vecino este mal. Porque si tu vecino esta mal, y el otro, y el de al lado, y el de enfrente tambien… ¡ya se sabe, “mal de muchos, consuelo de alegres!”

La oposición parece no entender el concepto. Querían imponer una ley por la cual no se iba a poder echar a nadie por 6 meses o había que darle una doble indemnización. ¡Por supuesto, Mauricio la vetó!. ¡Vicemauricia no… pero solamente porque ya la habia vetado Mauricio!

Y les dijo a los trabajadores, algo parecido a esto “una ley que no permiten que los echen, no les conviene, muchachos”. “Si no los pueden echar, si no les pueden bajar los sueldos, ¿de que se van a quejar los sindicalistas, del impuesto a la ganancias? ¡¡los sindicalistas se sienten ridículos si tienen que hacer una huelga por el impuesto a las ganancias! Y los sindicalistas, si protestan, son felices. Y si los dirigentes son felices, el pueblo también.”

De todo esto, de ese tiempo que viene, trata este suplemento

Hasta la semana que viene, lector.

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared