soy

Viernes, 30 de marzo de 2012

A CLASE CON CLASE

Respuestas insolentes para molestias frecuentes

En esta segunda entrega del Manual para docentes con inquietud algunas respuestas que vienen funcionando muy bien en los recreos.

Todx docente ilustradx contra el terrorismo heterosexual tiene que desarrollar destrezas lingüísticas para ser capaz de utilizar las palabras como un estilete que seccione las cadenas metonímicas del sentido común que construyen la heterosexualidad como lo natural y normal. Por eso, en los bolsillos de su guardapolvo no sólo debe llevar: lápiz, lapicera, goma de borrar, plasticola, cúter, ibuprofeno, cigarrillos, celular, diazepam, barrita de cereal, teléfono de urgencias médicas y Defensoría de la Niñez, clips, tizas, corrector, bolitas y gogos secuestrados, caramelos, sino también y fundamentalmente, una respuesta pulida en la duda, la sorpresa y el orgullo que haga temblar el andamiaje del habla heterosexual.
Estas son algunas de las frases y preguntas frecuentes que merecen una respuesta insolente:
Seño, ¿cómo se llama su esposo?
Marta.
Seño, ¿tiene novio?
Sí, varios.
¡Quiera Dios que no haya paro!
¡Taza, taza, la religión en la casa!
Seño, ¿tiene hijos?
Sí, dos pero son de la otra mamá.
¿No viste al profe de 5º por ahí? No, pero vi al maestro de 5º por ahí.
Seño... ¡parece un varón!
Soy un varón y me llamo Juana.
¿Viste si la torta de 7º para la colación está en la cocina?
No, no la vi pero está la torta de 4º tomando mate.
Profe, ¿usted no será medio...?
Medio no, completamente marica.
Es una nena tan buena, no molesta para nada
Ese es el problema.
¿Viste qué largo que tiene el pelo ese nene de 1º grado?
Tan largo como tu prejuicio.
Esa nena se apoya todos los días contra la mesa y se frota contra la punta, ¿qué hacemos?
Recomendarle que no se lastime.
Es un chico que se esfuerza tanto, pero es tan calladito
¿Por qué la mudez en los varones es preocupación y en las niñas es moderación?
¿Viste que ese chico de 7º es muy afeminado?
Sí, viste qué bien lo hace.
Es que es tan natural la heterosexualidad, tenés el pito y la vagina... y si no, ¿para qué están?
Para hacernos creer que el mundo se termina entre las piernas.
“Sean eternos los laureles, que supimos conseguir”
Sean tiernos los crueles que supimos convertir.
“O juremos con gloria morir...”
O juguemos con Gloria a vivir.
¿No te parece que el profe de música es diferente?
No, es igual de puto que yo.
Y en una pareja de lesbianas, ¿quién hace de varón?
Tu cabeza.
Seño, ¿alguna vez estuvo embarazada?
Yo no, pero mi marido sí.
¡Buenos días, chicos!
Buenos días, señorito.
¿Usted le dijo que era “eso” a los chicos?
No les dije “eso”, les dije que era lesbiana.
Seño, ¿por qué tiene pelos en las axilas?
Por el mismo motivo que los tiene tu papá.
Seño, ¡ese señor usa vestido!
Sí, igual que el Papa.
¡Ay, por qué no te maquillás un poco, así quedás arregladita!
¿Vos siempre con la reglita, no?
¿Viste que el hijo de Greta también es así...?
¿Viste que la gente que no es así no soporta que la gente sea así?
Seño, ¿cuántos años tiene?
¿De edad, de trabajo o de lesbiana?
Está todo bien con la homosexualidad, pero...
Hay peros que con sangre adiestran.
No entiendo esa necesidad de andar contándolo, si yo no ando diciendo que soy hétero...
Calladita, calladita, la norma se practica.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.