soy

Viernes, 6 de abril de 2012

A LA VISTA

Deuda de sangre

El jefe del bloque radical en la Cámara de Diputados, Ricardo Gil Lavedra, presentó un proyecto para modificar la llamada “Ley de sangre”. Aún hoy las personas homosexuales y bisexuales no pueden donar por “sospechados de portar mala sangre”.

 Por Federico Sierra

El cuestionario (anamnesis) que se le entrega a cada donante antes de la extracción señala como impedidos para donar a “hombres que hayan tenido relaciones sexuales con hombres” y a las mujeres “que hayan tenido relaciones sexuales con los hombres en el grupo anterior”. Una persona gay se puede casar en este país, pero si quiere donarle sangre a su marido, no puede. En las provincias más reaccionarias, incluso se han colgado carteles en los pasillos de algunas salas de hemoterapia con enormes letras advirtiendo: “Si usted es homosexual o se inyecta drogas intravenosas, no puede donar sangre”.

En el proyecto de ley, firmado por once diputados de distintos bloques pertenecientes al oficialismo y la oposición, se indica expresamente que “no podrá indagarse sobre la orientación sexual de una persona y esa orientación no podrá considerarse un impedimento genérico para donar”.

El proyecto modifica la ley 22.990, explicando lo que para muchos parece obvio: que “el punto en esta cuestión no es la orientación sexual de cualquier persona, sino si la misma realiza prácticas inseguras para la salud”.

El carácter discriminatorio de la “Ley de sangre” —aprobada durante el último gobierno militar— es tan evidente que tanto la Defensoría del Pueblo como el Inadi ya habían exhortado al Poder Legislativo a corregir esta situación. En ese sentido, el Partido Socialista había introducido un proyecto de ley para modificar el cuestionario que nunca fue considerado ni tratado y perdió estado parlamentario durante 2011. La UCR retoma ahora la iniciativa y Gil Lavedra confía en que en esta oportunidad la ley será aprobada. “La estrategia fue presentarlo para que entre rápido en consideración de comisión. Con la firma de once diputados de diferentes bloques, en estos días se está llamando a acompañar con nota posterior a muchos diputados de todos los sectores; el oficialismo, que es mayoría, seguramente va a acompañar este proyecto. Además, hoy tenemos muy buena relación con la presidenta de la Comisión de Salud: la diputada del Frente para la Victoria, María Elena Chieno, es una mujer con la que se ha podido trabajar distintos temas y coincidir en las mismas posturas”.

Aun así, aún no es posible determinar cuándo se estaría tratando en el recinto. Antes, el proyecto debe obtener el dictamen favorable de dos comisiones: Acción Social y Salud, y Legislación general.

Desde la Comisión de Salud, la diputada María Luisa Storani explica que la iniciativa tiene dos intenciones primordiales: “Por un lado busca terminar con la discriminación de las distintas manifestaciones sexuales y por supuesto dejar de someterlas a un procedimiento espantoso para excluirlos. Por el otro lado queremos fomentar la donación de sangre, llamar la atención sobre su necesidad e importancia; esta ley actual lo único que logra es excluir y ahuyentar a posibles donantes”.

Actualmente, a pesar de que todas y cada una de las extracciones son analizadas, un hombre homosexual o una mujer que haya tenido relaciones con un hombre homosexual (y se lo haya contado, claro) no pueden donar sangre sin mentir en los protocolos, que tienen carácter de declaración jurada. Cada año que pasa, la ciencia conoce mejor al virus del VIH-sida, los grupos de riesgo se van modificando, los análisis de sangre son cada vez más eficaces y, sin embargo, el cuestionario no se modifica.

El año pasado, tras una presentación ante el Inadi a partir de la denuncia de una persona que fue impedida de donar en la ciudad de El Bolsón, la entonces ministra de Salud de Río Negro, Cristina Uría, dio la orden de modificar el llamado “cuestionario de autoexclusión” en todos los hospitales provinciales y servicios de hemoterapia. Para que el cuestionario sea modificado a nivel nacional, diputados de todos los bloques serán invitados a adherir al proyecto presentado, para darle más fuerza y poder evitar tanto el cajoneo como caer en esa lógica tirante entre oficialismo y oposición que muchas veces deriva en el bloqueo parlamentario.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.