Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 9 de diciembre de 2007
logo espectaculos
III FESTIVAL TRANSTERRITORIAL DE CINE UNDERGROUND

Una red cin茅fila sin fronteras

El encuentro gratuito, que tendr谩 hoy su cierre, motoriz贸 la proyecci贸n de 200 films ajenos al circuito oficial.

/fotos/espectaculos/20071209/notas_e/na37fo01.jpg
Filmatr贸n, sin estreno en salas comerciales, es un emblema de los festivales independientes.

Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Montevideo, Asunci贸n, Bogot谩 y Cuzco. Esas son las ciudades donde se realiz贸 el III Festival Transterritorial de Cine Underground, que hoy tiene su cierre y balance en la Feria del Libro Independiente y Alternativa (Ram贸n Falc贸n 2714) desde las 19. Se trata de un interesante acontecimiento que articul贸 m谩s de 200 cintas independientes (entre largos, cortos, experimentales y clips) en una m煤ltiple red de centros culturales y espacios comunitarios.

La premisa fue simple: dar tiempo de pantalla a las producciones locales que no pueden acceder a los festivales oficiales ni a las salas comerciales, y que tampoco tienen apoyo oficial. 鈥淢谩s all谩 del valor est茅tico, que te puede gustar o no, tienen un valor de producci贸n y merecen pantalla鈥, plantean desde la organizaci贸n del Festival como principio fundante.

Adem谩s, dado que tambi茅n apunta a la difusi贸n de la cultura, todas las proyecciones fueron gratuitas. El FTCU es, en esencia, una red de colectivos que trabaja con la mayor horizontalidad posible para pasar pel铆culas. Tuvo su germen en el BaFreeCi que all谩 por el 2005 reuni贸 a un grupo de cineastas militantes que organizaron la exhibici贸n gratuita de films incluidos en el Bafici y de otras producciones locales que no hab铆an podido acceder a esa prestigiosa pantalla. A la distancia, Marcelo P谩ez, uno de esos activistas del cine independiente y ahora coorganizador del FTCU, recuerda que la realizaci贸n del BaFreeCi no era contra el Bafici, sino 鈥渃ontra algo m谩s sist茅mico鈥.

Tras realizar ciclos de cine independiente en distintas salas porte帽as, el primer festival se constituy贸 en 2005 como una jornada que reun铆a todo el material reunido durante el a帽o. 鈥淓l festival surge cuando se intenta sumar a la gente del mundo del cine鈥, comenta P谩ez. 鈥淓s gente que viene de las escuelas, donde te bajan una forma de trabajar muy concreta, donde hay bajadas de l铆nea est茅tica. Es un camino v谩lido el 鈥榗amino del Incaa鈥, pero aun as铆 quedan un mont贸n de producciones afuera鈥, se帽ala.

Esas producciones dejadas de lado por el circuito oficial incluyen la mayor铆a del cine pol铆tico, el experimental y el de g茅nero, que son justamente las que se presentan en este festival. Que el cine de g茅nero sea ignorado en el Incaa es una queja recurrente 鈥搚 que se escucha habitualmente en otro festival, el Buenos Aires Rojos Sangre鈥. Quiz谩s por eso aqu铆 se vuelve a presentar Filmatr贸n, la pel铆cula de Pablo Par茅s, ganadora del premio del p煤blico en el 煤ltimo Bafici y que se ha erigido a lo largo del a帽o en ejemplo de buen cine independiente y, adem谩s, de buen cine de g茅nero. Sin estreno en salas comerciales, Filmatr贸n se proyect贸 durante todo el a帽o en distintos centros culturales y festivales de cine.

Un eje que cobr贸 mucha fuerza este a帽o fue el ambiental. Al festival lleg贸 material sobre problemas de la tierra, falta de espacio vital, alimentaci贸n y cultivos no agresivos, entre otros.

Abrir el juego a todo este abanico de producciones dio como resultado este Festival de Cine Underground, que el a帽o pasado

se convirti贸 en Transterritorial cuando las noticias de su realizaci贸n se difundieron por Internet y empezaron a llegar los primeros pedidos para sumarse al proyecto. 鈥淭enemos listas de correo, p谩ginas, toda la parafernalia de herramientas virtuales que nos permiten difundirnos. Somos spammers, floggers, bloggers... nerds鈥, comenta P谩ez.

El n煤cleo del evento, por cantidad de producci贸n local y experiencia en la organizaci贸n, est谩 en Buenos Aires, pero la din谩mica siempre es de articulaci贸n e intercambio. Por eso, muchos films convocados en la Argentina se proyectar谩n en Cuzco, o Quito, por ejemplo, y material de esas regiones se vio en las salas locales durante los primeros d铆as del festival. 鈥淓s un poco romper con esas fronteras pol铆ticas que son de otros y de otras 茅pocas, pero no las nuestras鈥, asegura P谩ez.

Informe: Andr茅s Valenzuela.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.