Pirulo de tapa

Pirulo de tapa

PUEBLO

“Este es un pueblo declarado pro vida hace años por el municipio. En un pueblo así, se ven mucho menos pañuelos verdes. Son muy contados los que están a favor del aborto, en el pueblo se saben quiénes son”. Con esta justificación, que pareció una amenaza, el cura Gustavo Lombardo del Colegio santiagueño San Miguel Arcángel explicó el desfile de estudiantes al ritmo de una marcha militar con pañuelos celestes. En una entrevista en Radio con Vos, reconoció la muerte de mujeres por abortos clandestinos pero puso en duda su número y las minimizó: “¿Cuántas son? 36 creo, 46, no inflen los números”.  

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ