DEPORTES › LO OBLIGO A ABANDONAR EN DUBAI Y PODRIA IR A CIRUGIA

Muñeca brava la de Del Potro

Abandonó llorando la cancha tras perder un set con el indio Devvarman y no descartó tener que operarse, como hizo hace cuatro años, cuando la que molestaba era la muñeca derecha. “Esto no es positivo para mi futuro”, reconoció.

El drama de Juan Martín Del Potro y sus problemas físicos sumó un nuevo capítulo con su dramático abandono en el torneo de tenis de Dubai, nuevamente afectado por dolores en la muñeca izquierda. “Intenté todo, pero no puedo pegar mi revés y no puedo ser el jugador que quiero ser”, dijo el argentino tras retirarse cuando perdía 7-6 (7-3) con el indio Somdev De-vvarman. La lesión podría sacarlo varios meses de las canchas.

Del Potro admitió que la lesión está afectando su carrera. El número cinco del mundo ya había hablado de problemas en la muñeca izquierda hace dos semanas, en Ro-tterdam –torneo que ganó en 2013–, donde cayó en cuartos de final.

Una vez perdido el tie break en el court central del Aviation Club de Dubai, Del Potro se acercó al árbitro general del torneo, Gerry Armstrong, para anunciarle que abandonaba. Enseguida fue hacia la red para estrecharle la mano a su atónito rival.

“No me sentía bien en la cancha, mi muñeca me dolía todo el tiempo, era difícil jugar”, explicó el campeón del US Open 2009, al que se vio completamente abatido y con lágrimas en el vestuario del club. Problemas en la muñeca derecha lo forzaron a una temporada 2010 prácticamente en blanco, en la que apenas jugó un par de torneos.

El tandilense comenzó 2014 ganando el torneo de Sydney, pero luego cayó sorpresivamente en la segunda ronda del Abierto de Australia acusando ya dolores en la muñeca izquierda. “Voy a anunciar quizá mañana lo que tengo y cuáles serán mis planes para el futuro”, añadió Del Potro, visiblemente afectado por el percance.

“Me duele todo el tiempo, a veces menos y a veces más. Mi médico (el estadounidense Richard Berger) está tratando de mantenerme motivado para que juegue, pero conozco mis límites en la cancha. Hoy (por ayer) era suficiente.” El argentino dejó otra frase inquietante de cara a su futuro: “Los dolores que estoy sintiendo son similares a los que tuve en la muñeca derecha cuatro años atrás”.

El futuro de Del Potro es ahora incierto: “Mi próximo torneo es en Estados Unidos y tengo un par de semanas antes de él. Voy a ver al médico y qué consejo tiene para mí”. “Esto no es positivo para mi futuro, pero lo bueno es que (Berger) tiene confianza en sí mismo y trata de hacerme jugar todo el tiempo. Por supuesto, haré lo que me diga, tengo que ser más fuerte que nunca.”

Pese a que fue cauto en sus declaraciones, Del Potro no descartó la posibilidad de una cirugía, como aquella a la que se sometió cuatro años atrás por los problemas en la muñeca derecha. En ese caso, podría perderse varios meses de actividad en el circuito, por lo que caería su ranking, con la perspectiva de salir del top-ten.

“No puedo ser el jugador que quisiera ser. Es así, éste es mi presente. No puedo hablar de cirugía todavía, pero estoy sintiendo dolores similares a los que sentía hace cuatro años –insistió–. Duele todo el tiempo. A veces más, a veces menos. Estoy en contacto con mi doctor constantemente.”

Si la operación se descarta, el argentino debería reaparecer en el Masters 1000 de Indian Wells, que comenzará el 6 de marzo y donde defiende los puntos de la final a la que arribó el año pasado, cuando cayó ante el español Rafael Nadal, aunque todo dependerá de cómo evolucione la dolencia en la mano con la que arma el revés.

El lunes, Del Potro había declarado que perdió “los músculos, la confianza y el movimiento” en la muñeca y necesita “tiempo para conseguir que todo vuelva otra vez”.

Compartir: 

Twitter
  

Del Potro abandona en Dubai y se abre la incógnita.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.