DEPORTES › DESDE LOS AMATEURS A LOS PROFESIONALES

Cuánto cuesta correr el Dakar

¿Cuánto cuesta participar en el Dakar? Las cifras varían enormemente dependiendo de si hablamos de un motociclista amateur o de equipos profesionales que aspiran a la victoria. Los pilotos proceden de países y universos profesionales bien distintos; entre sus filas, encontramos desde un bombero de París hasta un piloto profesional, pasando por directivos de multinacionales. Los hermanos Patronelli, por ejemplo, trabajan en la empresa familiar de camiones en Las Flores, además de tener su banda de rock. Pero para competir en este Dakar 2010, Marcos, el puntero de la clasificación de cuatriciclos, pagó 8500 euros por la inscripción, doce mil euros para tener un camión de asistencia en la prueba y otros doce mil euros más para contar con los mecánicos de Yamaha, la marca de su cuatriciclo. Patronelli ganó la etapa de ayer a Iquique y ya amplió su ventaja en la general a una hora y 26 minutos.

Cada uno llega a la competencia con sus propias ambiciones, preferencias y, sobre todo, medios. Para entrar a formar parte de la familia del Dakar, hace falta movilizar una cantidad de dinero nada desdeñable. Para los pilotos de vehículos de dos ruedas, el desafío se presenta más asequible a nivel financiero. Un motociclista que desee participar en el Dakar en la versión más dura, ocupándose personalmente de la mecánica, debe disponer de un mínimo de 25.000 a 30.000 euros con una moto de segunda mano.

Gilles Gélábert, que comparte la aventura del Dakar con su primo Serge y su viejo amigo Serge Priser (conocidos como “Los Bretones del Desierto”), ha apostado por un formato “ligeramente” más caro: “Nuestro presupuesto es de 110.000 euros a dividir entre tres, pero también nos hemos traído un coche con un mecánico, lo cual representa un coste adicional de 19.000 euros. Hemos optado por utilizar nuestras motos, con las que participamos en la Transoriental el año pasado, pero me temo que será la última vez que participen en una carrera tan larga (el precio de una moto nueva en Francia asciende a 16.000 euros). Para ellos, la financiación viene asegurada por el mosaico de adhesivos que lucen sobre la carrocería de las motos, que simbolizan la ayuda prestada por compañeros sin duda generosos: “Los aportes han ido desde los 350 hasta los 20.000 euros”, comenta Gilles. El argentino Eduardo Alan erogó cerca de 80 mil euros para su participación en la categoría.

Si lo que se busca es participar en la categoría coches, la cosa cambia considerablemente, pues se multiplican los costos, por mucho que se esfuerce uno en ajustarse el cinturón. José Luis Di Palma, que corrió con una Toyota, había estimado a nivel nacional, sin lujos y restringiendo gastos, un costo de 100 mil pesos por la aventura completa.

Frédéric y Christine Favre, que se dedican a la venta de máquinas 4x4, terminaron el Dakar 2009 en la 32ª posición y les propusieron a sus dos hijos participar en la prueba de este año prestándoles asistencia. “Nuestro presupuesto para este año asciende a 100.000 euros y eso que somos del oficio y lo hemos hecho todo con nuestras propias manos. A este importe le tenemos que sumar los 25.000 euros que debemos invertir para que puedan participar nuestros hijos. Es más o menos lo que nos habríamos gastado si hubiéramos comprado un coche nuevo. En cualquier caso, nos hemos hecho un buen regalo”, explica Frédéric, para quien la participación en el Dakar es, en cierta manera, una inversión. “Como a nosotros nos fue bien, se nos han multiplicado los clientes. Para poner a punto su coche, los clientes confían en alguien que sabe desenvolverse como Dios manda en el Dakar.”

Un poco más arriba en la clasificación, el aspirante a la victoria general debe desembolsar hasta 30, 40 o incluso 50 veces más. El mendocino Orlando Terranova, que maneja un Mitsubishi Racing Lancer de la escuadra JMB Stradale, un equipo semioficial con apoyo de la marca, habría desembolsado 1,5 millón de dólares para competir toda la temporada.

El director deportivo de la escudería Volkswagen y ex piloto Kris Nissen prefiere no develar el importe invertido por su equipo. “Es cierto que la inversión fue enorme cuando empezamos a competir en esta disciplina, pues el diseño y la fabricación de los vehículos son tremendamente caros. Pero transcurridos tres años, el presupuesto disminuye en un 20 o 25 por ciento. Lo que es interesante, sobre todo, es que actualmente la participación arroja beneficios que superan en ocho o incluso diez veces el importe invertido por el grupo VW.” Versiones surgidas en torno del equipo indican que el presupuesto anual de Volkswagen para este tipo de competencias (que incluyen, además del Dakar, a rallies como el de los Sertoês en Brasil, o el Camino de la Seda en Oriente) alcanza los 40 millones de euros.

Compartir: 

Twitter
  

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.