ECONOMIA › FERNANDEZ DE KIRCHNER LE PIDIO A LA POBLACION QUE NO CONVALIDE SUBAS DE PRECIOS ABUSIVAS

“Hay que hacerles el vacío para que reaccionen”

La Presidenta reinvindicó el poder de los consumidores y puso el ejemplo de la costa, donde los empresarios tuvieron que bajar precios para atraer turistas. También llamó a alcanzar acuerdos, en referencia a las paritarias que comienzan.

 Por Fernando Krakowiak

En su primer discurso luego de su gira por Asia, Cristina Fernández de Kirchner le pidió ayer a la población que no convalide subas de precios abusivas. “Hay que comenzar a manejar nuestro poder de usuarios y consumidores. Yo no voy a emplear la palabra boicot porque se armó un lío bárbaro cuando Néstor (Kirchner) le hizo boicot a una empresa, digamos hacerle el vacío, para que se den cuenta”, aseguró durante un acto realizado en la Casa Rosada. Además, la Presidenta advirtió sobre las consecuencias que está provocando la crisis internacional en países como España, donde la desocupación esta semana llegó al 26 por ciento, y reivindicó la necesidad de alcanzar acuerdos en este contexto desfavorable. “Los pronósticos en el mundo en cuanto a trabajo no son nada buenos, por eso por favor aterricemos en el mundo con buena onda, con buenas actitudes para lograr acuerdos. Es imprescindible acordar”, sostuvo en una clara referencia al proceso de negociaciones paritarias que recién comienza.

El objetivo del Gobierno es que no se disparen las subas salariales en los principales sectores. Al mismo tiempo busca ponerle un freno a la inflación para que lo que obtengan los trabajadores en una ventanilla no lo pierdan en la otra. Por eso hizo referencia explícita a la necesidad de que los consumidores defiendan su bolsillo y elogió la actitud que asumieron frente a los aumentos desmedidos que se registraron en la costa atlántica, al comienzo de esta temporada, lo que forzó a los empresarios a bajar los precios.

“Me dijeron que todo el mundo se puso a tono en la costa con los precios porque se dieron cuenta de que como habían subido mucho la gente no venía. Y eso es lo que hay que hacer”, sostuvo. De ese modo, justificó además el flojo comienzo que tuvo la temporada en las playas bonaerenses respecto al año pasado y contrastó esa situación con lo que ocurre en otros destinos turísticos del país. “Me dijeron que Entre Ríos explotó literalmente y que San Luis, que también tiene unas maravillosas localidades turísticas, está repleto”, sostuvo.

Luego fue más allá y reivindicó el poder de elección de los consumidores por encima incluso de los acuerdos de precios que puede gestar el Gobierno con los empresarios, en lo que constituyó una crítica llamativa a una herramienta habitual de la política económica oficial. “Está demostrado por el paso de la historia que obligar, acordar, esas cosas no sirven. Es el propio usuario y consumidor el que tiene que hacer valer sus derechos. ¿Me querés cobrar esto? No te lo compro, guardátelo y comételo vos”, remarcó.

En marzo de 2005, el entonces presidente Néstor Kirchner también apeló a los consumidores luego de que la petrolera Shell anunciara una suba de 3 por ciento en las naftas y 4 por ciento en el gasoil. “Hagamos una causa nacional, no le compremos nada, ni una lata de aceite. No hay mejor acción que ese ‘boicot nacional’ que puede hacerle el pueblo a quienes se están abusando”, sostuvo. Aquella vez un grupo de organizaciones sociales recogió el guante y realizó piquetes en distintas estaciones de servicio de la firma angloholandesa. Desde la oposición cuestionaron la medida y llegaron a hablar de una “fuerza paraestatal” armada para “intimidar” y “chantajear” a Shell. Para evitar que esa historia se repita, Cristina Fernández de Kirchner dijo que no hablaba de boicot sino de “hacerles el vacío” a los que aumentan precios de manera abusiva.

El Gobierno es consciente de que la tensión entre precios y salarios es difícil de conciliar, sobre todo en un contexto donde la inflación anual oscila entre 17 y 23 por ciento, según los institutos de estadística provincial. Por eso la Presidenta remarcó la necesidad de que los argentinos dejen de lado sus intereses sectoriales en pos de un proyecto nacional y puso como ejemplo a Indonesia y Vietnam, últimas escalas de su gira asiática. “Vengo de Oriente, vengo del Asia profunda, de los países emergentes, sociedades con un sacrificio humano, personal y una vocación de servicio que uno dice ¡Dios mío! Y además con la fuerza con la que siguen trabajando en medio de desastres naturales unos, luego de una guerra brutal los otros y entonces digo: Argentinos, créanme, somos un país afortunado, somos una población afortunada, unámonos, redoblemos los esfuerzos porque es necesario para seguir creciendo”, remarcó.

En este contexto, anunció la inauguración de una planta de tratamiento de desagües cloacales en Campana, financiada por el gobierno nacional, y reivindicó las inversiones empresarias que apuntalan la producción y el empleo, haciendo referencia puntual a la firma Arneg que ayer puso en funcionamiento en Santa Fe una nueva línea de producción destinada a fabricar paneles aislantes de poliuretano. Cristina Fernández de Kirchner participó de ese evento por videoconferencia y aprovechó la ocasión para anunciar también la creación de una zona franca en la localidad santafesina de Villa Constitución.

fkrakowiak@pagina12.com.ar

Compartir: 

Twitter
  

“Los pronósticos en el mundo en cuanto a trabajo no son nada buenos”, aseguró ayer la Presidenta.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.