EL MUNDO › EL PRECANDIDATO SE IMPUSO EN LAS DOS PRIMERAS CONTIENDAS DEL PARTIDO REPUBLICANO DE CARA A LAS PRESIDENCIALES

Romney ganó la primaria de New Hampshire

“Esta noche lo festejamos, mañana hay que seguir trabajando”, dijo el mormón millonario, criticado por sus cinco competidores republicanos por presunta debilidad. Rick Santorum quedó muy atrás en los resultados.

El precandidato republicano Mitt Romney se afianzó anoche como el rival del presidente Barack Obama en las presidenciales de noviembre, al ganar con claridad la interna en el estado de New Hampshire. Si bien al cierre de esta edición el ex gobernador de Massachusetts le llevaba, con más del 35 por ciento, una ventaja de once puntos al aislacionista Ron Paul, el resultado no fue tan holgado como se esperaba. Las declaraciones acerca de su gusto por despedir a los empleados y los ataques de sus correligionarios por sus manejos con la firma de inversiones Bain Capital pudieron haber influido en el resultado. Al mismo tiempo, fue una mala jornada para el ex senador ultraconservador Rick Santorum, quien en el caucus (asamblea partidaria) de Iowa salió segundo, pero ayer quedó relegado al quinto lugar.

Con este resultado, Romney se convirtió en el primer precandidato republicano de la historia, que no ejerce el cargo de presidente, en ganar las primarias de Iowa y New Hampshire seguidas. Por esa razón, Romney celebró la victoria a lo grande y la calificó de histórica. “Esta noche lo festejamos, mañana hay que seguir trabajando”, dijo el mormón millonario, quien fue criticado por sus cinco competidores republicanos por su presunta debilidad y moderación. Hace una semana, en el arranque de las elecciones internas en Iowa, Romney sólo pudo ganar por ocho votos de diferencia respecto del segundo, Santorum. Con el 50 por ciento del sufragio escrutado, anoche Romney era considerado el ganador por todas las cadenas de noticias y diarios de Estados Unidos: contaba con el 37 por ciento de apoyo frente al 23 por ciento de Ron Paul. Los simpatizantes del ganador esperan que este resultado sea una señal para que el resto de los aspirantes se unan en su apoyo.

Mientras que muchos daban por seguro que los demócratas atacarían a Romney por su manejo de la firma Bain Capital, y lo harían quedar como un villano corporativo, pocos pensaban que serían sus propios correligionarios quienes usarían ese argumento. Tampoco imaginaban que el propio cofundador de la firma de inversiones Bain hiciera el ridículo al decir que le gustaba tener la facilidad de despedir a la gente que trabajaba para él. Mientras Romney sostenía a un bebé para la foto afuera de un puesto de votación, alguien en la multitud le arrojó: “¿También vas a echar al bebé?”.

Se espera que Carolina del Sur sea un estado menos favorable a las aspiraciones del ex gobernador de Massachusetts. El republicano más moderado se encontrará allí con una campaña adversa valuada en tres millones de dólares, financiada por un grupo independiente que apoya al precandidato Newt Gingrich. El bombardeo más costoso de Gingrich incluye un spot publicitario que ataca a Romney por supuestamente cambiar posiciones en el tema del aborto. “No se puede confiar en él”, dice la publicidad. Gingrich quiere emerger como la mejor alternativa de Romney. Jon Huntsman (que ayer salió tercero) y los más conservadores Rick Santorum y Rick Perry compiten por ese rol, en tanto que Ron Paul se define más como un libertario. Ayer, Gingrich justificó la agresividad de sus tácticas. “Si alguien tiene que caer, mejor que sea antes de la nominación”, dijo luego de acusar a Romney de saquear compañías mientras dirigía la firma Bain. “¿El capitalismo se trata de la habilidad de un puñado de ricos para manipular las vidas de miles de otras personas y escapar con el dinero?”, se preguntó perspicaz. Huntsman, ex gobernador de Utah y embajador de China para Barack Obama, prefirió mantenerse ajeno al fuego cruzado de estos días. No compitió en Iowa.

Lo que también le espera a Romney en Carolina del Sur es un documental de 27 minutos financiado por un comité político pro Gingrich que trata sobre cuatro compañías adquiridas por Bain Capital, que luego terminaron cerrando, dejando cientos de trabajadores en la calle. Sin embargo, con el resultado de anoche ya Romney cuenta con una ventaja en términos de delegados para que el Partido Republicano lo elija como rival oficial en la convención general de agosto. Por su parte, Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes, y Rick Perry, gobernador ultraconservador de Texas, aparecían igualmente en posición muy precaria para continuar con la costosa carrera para la elección.

Compartir: 

Twitter
  

El ex gobernador de Massachusetts y empresario Mitt Romney ganó en el estado de New Hampshire.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.