EL PAIS › EN SU SESION FUNDACIONAL, CFK RESALTO LAS POSIBILIDADES DE LA FLAMANTE CUMBRE DE LATINOAMERICA Y EL CARIBE

“Una oportunidad para ser protagonistas”

El nuevo organismo, que agrupa a todos los países de América excepto Estados Unidos y Canadá, realizó ayer su primera cumbre en Caracas. La presidenta argentina reclamó mecanismos concretos de integración.

 Por Nora Veiras

Desde Caracas

“Estamos poniendo la piedra fundamental de la unidad, la independencia y el desarrollo de Latinoamérica.” Hugo Chávez se enfervorizó frente a la treintena de presidentes de la región que lo escuchaban en la inmensa sala del Teatro Teresa Carreño. Como anfitrión inauguró la primera Cumbre de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac). El nuevo organismo nace haciendo propia la cláusula democrática de la Unasur y respaldando el reclamo de la Argentina sobre la soberanía en las Islas Malvinas. El venezolano recorrió los vínculos con cada país de la región y reforzó los gestos de afecto hacia Cristina Kirchner. “Ayer le rendimos tributo a Néstor Kirchner, a ese campeón de la unidad. Viste, Cristina, que no se fue ni se irá ese gran compañero”, repitió y otra vez la emoción contenida afloró en el rostro de la Presidenta. Los tres mil invitados se pusieron de pie unidos en un aplauso. Más allá de los sentimientos, a su turno la Presidenta argentina abogó por que se creen “mecanismos concretos de integración” en la región para potenciar “una oportunidad histórica de convertirnos en grandes protagonistas del siglo XXI”.

La Presidenta señaló que “de los 33 países de la Celac, doce integran la Aladi y lo cierto es que nuestros países tienen un comercio intrarregional de apenas el 16 por ciento mientras que el 84 por ciento de exportaciones/importaciones se realiza fuera de nuestros países”. Cristina Kirchner se solidarizó con la lucha contra el narcotráfico y reclamó que la región se ocupe en generar mecanismos para indagar sobre el lavado de dinero y los países consumidores porque “parece que América latina se queda con los muertos y las armas, y con la droga y con el dinero se quedan otros”. Abogó por la coordinación de los organismos regionales y consideró que la integración se va agrandando en anillos: primero el Mercosur, luego la Unasur y ahora la Celac.

También resaltó ante los presidentes latinoamericanos que el encuentro se realizaba “en un marco de crisis inimaginable”, por lo que pidió tomar medidas para que la situación no impacte en la región. “Tenemos una oportunidad única como productores de alimentos para afianzarnos en el mundo, no se trata sólo de hacer catarsis. Somos 598 millones de personas, un mercado más que apetecible”, indicó.

Otro párrafo fue para Malvinas, cuando agradeció el nuevo apoyo recibido aunque sostuvo que no era sólo una causa argentina sino global, dado que el país padecía la intransigente postura británica, “una potencia que tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”. En ese marco, se trataba de “un asunto de relación de fuerzas en el mundo”.

La Presidenta estaba en Caracas desde el miércoles por la noche, dado que el jueves tuvo un encuentro bilateral con Chávez. Por eso, luego de su intervención en la Celac, emprendió el regreso a la Argentina y hoy será reemplazada por el canciller Héctor Timerman, tanto en el cierre de la cumbre como en el plenario de la Unasur.

Acto

“Somos un mismo continente, con una misma alma”, dijo, parafraseando a José Martí, Felipe Calderón, el titular saliente del Grupo Río que se fusiona con la Cumbre de América latina y el Caribe (CAL) para darle vida a la Celac. El mandatario mexicano, un hombre de centroderecha, felicitó a Chávez por la convocatoria para el lanzamiento del nuevo organismo.

El secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), Carlos “Chacho” Alvarez, consideró que “los latinoamericanos estamos empezando a construir nuestra propia historia. Es el principio del fin de una historia de América latina que empezó con la Doctrina Monroe, aquella de ‘América para los americanos’. Ahora es ‘Latinoamérica para los latinoamericanos’. Eramos el trasero de un mundo dominado por un poder hegemónico, hoy hay un mundo multipolar. América latina empieza a ser un sujeto de esa historia, deja de ser un objeto dominado. América latina es parte de la reconfiguración de un nuevo orden mundial y económico”.

Siempre gozando con la provocación, Chávez señaló: “Acá nos estamos uniendo los regulares y los irregulares. Le dije a Dilma (Rousseff) que ella era revolucionaria y llegó escoltada por una generala. Yo soy regular y un poco irregular, Daniel Ortega (Nicaragua) era irregular y ahora es regular. Raúl Castro (Cuba) es irregular, regular, es un poco de todo”. Aludió así al origen guerrillero de algunos mandatarios y a cómo se ha ido forjando una historia común. Le mandó saludos a Fidel Castro, contó cómo lo convenció para que se tratara: “Me dijo. ‘Tú escoges: la cumbre o la vida, como revolucionario no tienes opción, tienes que escoger la vida, la cumbre puede esperar’. Así iniciamos la intervención, la internación, la quimioterapia. Por eso la cumbre no se hizo en junio y se hace ahora”.

El venezolano saludó a “esas dos gigantas”, Dilma y Cristina, y siguió alabando a sus invitados. Antes de partir hacia el fuerte militar Tiuna donde comenzaría el plenario, escucharon a la Orquesta Sinfónica Juvenil de Venezuela. “Antes al Teresa Carreño sólo podías entrar si tenías visa, el pueblo no lo conocía”, contaban cronistas locales.

Cambio de época

El inmenso predio que ocupa el Tiuna fue el lugar donde en 2002 Chávez fue detenido tras el golpe de Estado que lo sacó del poder. Ayer, en ese mismo lugar recibió a sus pares de América latina. Las salas del regimiento equiparan la inmensidad de las salas brasileñas y los presidentes se fueron ubicando a una distancia que desdibujaban los rostros. Chávez divisó a Fernando Lugo de Paraguay y le anunció: “Estás invitado a una cumbre que viene pronto, la de los que vencimos el cáncer. La convoca Dilma, ella es la primera”.

Chávez le dio la palabra a Rousseff. “Estamos en condiciones de crear un hecho político y económico de gran envergadura en la región. Hoy asumimos esa responsabilidad política y como ciudadanos de América latina la responsabilidad de poner en marcha este foro.” La presidenta de Brasil advirtió que “la crisis mundial está en el centro de las preocupaciones de la Celac. Son reales los temores de una recesión global. A pesar de ser originada en países desarrollados y que adoptan políticas que fracasaron en los ’80 y los ’90, pueden tener efectos muy fuertes en la economía internacional. Debemos responder con un nuevo paradigma: mantener el crecimiento en nuestros países con inclusión y justicia social y con la creación de empleos de calidad”.

Chávez apeló a las cifras de la Cepal sobre la región –31 por ciento de reservas de biocombustibles, 13 de reservas de petróleo, 47 de producción de cobre, 48 de producción de soja, 31 de carne y 23 por ciento de leche– para reforzar su potencial. El colombiano Juan Manuel Santos definió “la pobreza y el narcotráfico como los enemigos a combatir”. Reivindicó el nuevo foro, pero advirtió el riesgo de que “aceleremos pero no avancemos”.

“Un día como hoy, hace 55 años –tú no habías nacido, Rafael (Correa)– Raúl Castro desembarcaba en el Granma en Cuba”, recordó Chávez al darle la palabra. El presidente cubano destacó “el hecho trascendental” de formación de la Celac. Señaló que “no tenemos un ideario homogéneo ni coincidencias ideológicas totales, pero sí la decisión de trabajar en respeto y cooperación”. Castro advirtió que “hay 180 millones de pobres y 72 millones en extrema pobreza en América latina, es una tragedia que debemos combatir”. Mientras Castro hablaba empezó a escucharse el “bombazo”, un ruido ensordecedor organizado por el chavismo para contrarrestar el “cacerolazo” que había anunciado la oposición para opacar la cumbre.

La noche avanzaba y los presidentes seguían analizando el escenario regional e internacional. Hoy culmirá la cumbre y sesionará la Unasur.

Compartir: 

Twitter
  

El anfitrión, Hugo Chávez, hizo ayer de maestro de ceremonias en la primera cumbre de la Celac, que cerrará hoy.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.