EL PAIS › LOS SINDICATOS DOCENTES RESPONDIERON LAS CRITICAS DE CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER

Los maestros también dijeron lo suyo

Los dirigentes gremiales aclararon en bloque que no es cierto que los docentes trabajen cuatro horas por día y tengan tres meses de vacaciones. También ratificaron el paro nacional del próximo martes. El ministro de Educación, Alberto Sileoni, les salió al cruce.

 Por Laura Vales

Los gremios docentes salieron en bloque a contestar las críticas que la Presidenta les hizo en la apertura de las sesiones ordinarias ante el Congreso. Más que molestos, desmintieron que los maestros trabajen cuatro horas por día y tengan tres meses de vacaciones. Además ratificaron que el próximo martes, si no llegan a un acuerdo en la paritaria nacional, harán paro en todo el país.

La negociación con el Ministerio de Educación está trabada desde el viernes previo al inicio de las clases, cuando el Gobierno les ofreció un salario inicial de 2800 pesos que los docentes rechazaron por considerarlo insuficiente, ya que reclaman un piso de tres mil.

Sin avances en la semana, los cinco gremios con representación nacional convocaron al paro para el próximo martes, que ayer ratificaron junto con las réplicas al discurso presidencial.

“Ningún docente trabaja cuatro horas diarias. Se hace mucho trabajo fuera de la escuela que nadie paga”, fue la primera reacción de la secretaria general de la Ctera, Stella Maldonado. La dirigente del principal sindicato docente del país apuntó que, por otra parte, “los tres meses de vacaciones son una leyenda”. Los maestros “concurrimos a las escuelas hasta los últimos días de diciembre y luego a partir del 10, 12, 15 de febrero, a más tardar, estamos en los colegios realizando las tareas preparatorias”.

Maldonado dijo que las declaraciones de la Presidenta la habían sorprendido y aseguró que la mandataria habló desconociendo el tema. “Con respecto a que sólo queremos hablar de salarios, evidentemente el ministro de Educación no le ha transmitido a la Presidenta que desde hace muchos años la Ctera plantea propuestas que tienen que ver con recuperar el derecho social a la educación.” La Presidenta, concluyó, “evidenció un desconocimiento de la realidad, lo cual es muy sorprendente”.

Otro de los que salieron al cruce del discurso presidencial fue Hugo Yasky, también docente y titular de la CTA más cercana al Gobierno. Con una dureza inusual hacia Cristina Kirchner, Yasky dijo que la jefa de Estado le hizo acordar a Eduardo Duhalde “cuando al inaugurar el ciclo lectivo en la provincia, revoleando el rebenque, decía que trabajamos cuatro horas y tenemos tres meses de vacaciones”.

“Me genera una gran indignación y una gran irritación, se equivocó mal”, se quejó, para recordar que la mandataria “autorizó el aumento del ciento por ciento de las dietas de los diputados”.

“Fallidas”, “inoportunas”, “hirientes”, fueron los calificativos que agregaron otros dirigentes desde las provincias donde el panorama paritario parece más complicado: Córdoba y Buenos Aires.

En La Plata, el titular del Suteba, Roberto Baradel, se dijo “profundamente indignado” sobre los dichos de la Presidenta en cuanto a que los dirigentes del sector se “quedaron atrapados en una lógica de otro país, la lógica de la Carpa Blanca, cuando les descontaban el salario”.

A su vez, la Unión de Educadores de Córdoba señaló que las descalificaciones fueron “una agresión innecesaria”, ya que el trabajo de los docentes implica, entre otras cosas, disponer de un tiempo fuera del aula “no reconocido y no remunerado”, involucrarse con problemas familiares, sociales y económicos y una “capacitación permanente” que deben solventar con sus salarios. La titular del gremio de los docentes de Córdoba, aunque en uso de licencia, es Carmen Nebreda, diputada nacional del Frente para la Victoria.

La ola de réplicas fue respondida por el ministro de Educación, Alberto Sileoni. “Los dirigentes gremiales no están entendiendo lo que la sociedad les pide, sigue habiendo respuestas viejas a realidades distintas”, dijo el funcionario, retomando el argumento que la mandataria esgrimió anteayer en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.

En esa línea, Sileoni agregó que “éste dejó de ser el país de la de-sinversión educativa” para pasar a ser “el país del 6,47 por ciento del PBI en educación”, de “45 millones de libros y de 1.800.000 de netbooks distribuidos”.

El paro nacional convocado para el martes se superpondrá con huelgas docentes de 48 horas en las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
  

El líder de la CTA, Hugo Yasky, y el ministro Sileoni polemizaron por el trabajo de los docentes.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.