EL PAIS › ESTADISTICAS CONTRADICTORIAS, INTERESES COMERCIALES Y POLITICOS

El misterio de los accidentes

¿Somos campeones mundiales en accidentes y muertes por población? ¿O es una exageración para cobrar más caros los seguros y conseguir fondos para las ONG que se ocupan del tema?
Las estadísticas indican que los muertos en accidentes pueden ser 12.500 o tal vez 7100 o, si no, 4111. Cada sector defiende sus cifras, pero no puede probarlas.

 Por Raúl Kollmann

¿En la Argentina mueren 12.500 personas por año en accidentes de tránsito, convirtiendo al país en campeón mundial? ¿O los que mueren son 7100? ¿O 4111? La increíble controversia es el corazón de una polémica que esconde los más variados intereses. Las acusaciones cruzadas hablan de que hay entidades a las que les convienen cifras altas, altísimas, de campeonato mundial, porque cuanto más atroz sea la estadística, más planes de capacitación venden, más asesoramientos a organismos oficiales consiguen, a más financiamiento internacional acceden o más caros se cobran los seguros del automotor. Pero están los que dicen que a otros –especialmente a los organismos oficiales– les convienen las cifras más bajas porque de esa forma se esconde la falta de política de seguridad vial del Estado, que no reduce las muertes que se producen en rutas y calles. Página/12 investigó el origen de las estadísticas, preguntó cómo se elaboran los datos y cómo se financian las entidades que dan a conocer los números, y adelanta algunas de las estrategias que preparan el Ministerio de Justicia y la Secretaría de Transportes para reducir la cantidad de muertes en accidentes.

Datos oficiales

El organismo que hoy recoge los datos oficiales es el Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito (Renat), que funciona bajo la órbita del Ministerio de Justicia y está actualmente a cargo de Pablo Fappiano. Para el Renat, en el 2004 se produjeron 4111 muertes, con el pico mayor en la provincia de Buenos Aires, con 749, Santa Fe en segundo lugar con 356 y la Capital con 125.
–¿De dónde sale la cifra de 4111 muertes en accidentes de tránsito en 2004? –preguntó Página/12 a Fappiano.
–Existe un formulario obligatorio, por ley, que llenan todas las policías del país en caso de accidente de tránsito. Esos formularios van a la central policial de cada distrito y de allí nos los envían. Esa es la forma en que se registra.
–¿Es la única fuente de las estadísticas oficiales?
–No, nosotros comparamos nuestras cifras con otras dos fuentes. Por un lado, la Dirección Nacional de Política Criminal, que recibe los registros de la Justicia, porque cada muerte suele traer un juicio por homicidio culposo. De todas maneras, hay casos en que no hay delito, pero la cifra nos sirve de referencia. La Dirección de Política Criminal registró 3124 muertes en el 2003. La otra fuente oficial con la que comparamos es el Ministerio de Salud, que tiene el registro que proviene de hospitales y centros de salud. Para ese ministerio, los muertos en el 2003 en accidentes sumaron 3789. Como se ve, son cifras muy parecidas a las nuestras, que para ese año –2003– fueron 4900 muertes.
–El origen del dato de ustedes es la intervención policial en el accidente. Pero en muchos casos la persona no muere en el mismo momento sino en el hospital. ¿Cómo se computa eso?
–A nivel internacional existe lo que se llama el factor de corrección que estableció la Organización Mundial de la Salud. Es del 33 por ciento. Eso significa que se calcula que al total de muertes registradas debe agregársele un 33 por ciento, que es la cantidad de víctimas que estadísticamente muere dentro de los 30 días en los hospitales. El factor de corrección no es un buen método. Lo mejor sería tener un seguimiento caso por caso. Queremos llegar a eso, pero esa metodología está internacionalmente aceptada. En el 2003, los muertos registrados fueron 3690, más el 33 por ciento, 4908. En el 2004, las muertes que surgen de las planillas oficiales suman 3091, más el factor de corrección del 33 por ciento, dio un total de 4111.

Campeones mundiales

El Instituto de Seguridad y Educación Vial ganó la tapa de los diarios, sosteniendo prácticamente que la Argentina es campeona mundial de la muerte en calles y rutas. El ISEV dice que en el 2004 murieron 12.260 personas en accidentes, el triple de las estadísticas oficiales. Además sostiene que del 2003 al 2004 hubo un crecimiento del 25 por ciento en la cantidad de muertes, un dato que no coincide con ninguno de los que tienen los organismos oficiales y tampoco con lo que señala otra de las asociaciones del rubro, Luchemos por la Vida. El Renat dice que las muertes bajaron entre el 2003 y el 2004, y Luchemos afirma que se mantuvieron en la misma cifra.
Página/12 dialogó con el director del ISEV, una entidad privada que se dedica a vender capacitación para choferes de empresas privadas, municipios y provincias, consiguió en Honduras un contrato con el Banco Mundial para desarrollar un programa de Seguridad Vial y, en la Argentina, también intenta conseguir financiamiento de ese organismo que podría disponer de un total de 5 millones de dólares para políticas de seguridad vial. Entre los integrantes del ISEV está la Asociación Argentina de Compañías de Seguros. Quienes critican al ISEV afirman que a las empresas de seguros les conviene que las estadísticas de mortalidad sean altas porque, de esa manera, encuentran un argumento para explicar el monto de las primas de las pólizas de seguro de autos, en especial el seguro contra terceros.
–¿Cómo llegaron ustedes a la cifra de 12.260 muertes en el 2004? –le preguntó Página/12 a Eduardo Bertotti, el director del ISEV.
–Nosotros cruzamos tres fuentes. La policía, el Ministerio de Salud y los datos que vienen de compañías de seguros.
–Sin embargo, las policías federal y provinciales dicen que murieron 3 mil personas y el Ministerio de Salud, unas 3800.
–Bueno, es que están tomando un dato del Ministerio de Salud que no es el adecuado. Hay que partir del llamado Plan Vigía.
–¿Y cuántas muertes se producen según el Plan Vigía del Ministerio de Salud?
–4500.
–Pero eso no lleva las muertes a 12 mil, son apenas 400 muertes más que las cifras oficiales. ¿La diferencia está en lo que dicen las compañías de seguros?
–No, en realidad ese dato no se puede tener en cuenta porque sólo la mitad de los automóviles está asegurada.
–¿Y entonces? ¿Cómo llegan a los 12 mil?
–Bueno, hacemos un relevamiento en los hospitales, en lo que se llama libros de accidentes de tránsito. Claro que eso se puede hacer cada dos años. De todas maneras, le digo que yo no me caso con las cifras. Acá lo que me preocupa es que el ciudadano argentino está desguarnecido desde el punto de vista de la seguridad vial. No es mi fuerte refugiarme en las cifras. Mi fuerte es demostrar que capacitamos 15 mil choferes.
En la página oficial del ISEV no existe explicación alguna sobre la forma de elaborar las estadísticas y ni siquiera hay un cuadro provincia por provincia, la base para tener un dato cierto.

Luchemos por la Vida

El doctor Alberto Silveira es la voz cantante de esa asociación civil que afirma que en el 2004 murieron 7100 personas en accidentes viales, una cifra parecida a la del 2003. Según Silveira, Luchemos por la Vida es una asociación que no tiene financiamiento de empresas, se basa en el voluntariado, no asesora en juicios por indemnizaciones por accidentes de tránsito, ni siquiera recomienda abogados, y sólo tiene un pequeñoconvenio de 5 mil pesos mensuales con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para evaluar y capacitar personas cuando sacan el registro.
–¿Cómo elabora Luchemos sus cifras?
–Nos basamos en las estadísticas oficiales, pero incluimos dos factores de corrección. El primero es del 20 por ciento y tiene que ver con que evaluamos que hay policías que no envían las planillas, y además creemos que los defectos de la estructura de emergencias de la Argentina producen más muertes que en el resto del mundo. El segundo factor de corrección es un 33 por ciento por las personas que no mueren en el accidente sino en el hospital.
–Pero la cifra oficial incluye ese factor del 33 por ciento por los muertos en los 30 días siguientes a un accidente.
–No, no puede ser.
Después de exhibirle las planillas del Renat, provincia por provincia, con el 33 por ciento adicional, Silveira cotejó esos datos con los propios. En ese momento planteó un argumento razonable:
–Acá la gran diferencia está en la provincia de Buenos Aires. Es imposible que, como lo señalan las estadísticas oficiales bonaerenses, la cantidad de muertos haya bajado un 35 por ciento en un solo año. Hace muy poco, las muertes en territorio bonaerense sumaban 3 mil. Nadie se cree que ahora sean 750 y que vayan bajando por año un 35 por ciento.
Este diario consultó con varios especialistas, incluyendo los del Renat, y todos coincidieron en que los datos bonaerenses son poco confiables y la baja tan pronunciada no parece creíble. El propio ministro de Seguridad, León Arslanian, resolvió a principios de mes, en un acto que contó con asistencia del gobernador Felipe Solá, poner en marcha el Sistema de Registro de Accidentes. La nueva modalidad empezó a funcionar ahora, lo que indica que había disconformidad con los registros y estadísticas anteriores. Los especialistas consultados por este diario creen que igualmente la cifra de Luchemos por la Vida, tres mil muertos bonaerenses, es exagerada y no tiene respaldo documental, pero afirman que las cosas pueden estar a medio camino, entre las cifras oficiales y las que proporciona Luchemos.

Ejemplo Capital

Respecto del distrito porteño, también existe controversia y puede orientar lo que está sucediendo. La estadística oficial es que en el 2004 murieron en Capital 125 personas, a lo que se agrega el factor de corrección por muerte dentro de los 30 días, lo que totaliza 166. Luchemos por la Vida afirma que el total de fallecidos en el 2004 fue de 256. Es decir que existe una diferencia notoria, de más de cien muertes entre unos y otros.
Tal vez el dato que puede arrojar luz es el que proviene de la Morgue. Según el último estudio, presentado hace diez días, se hizo un total de 217 autopsias de personas fallecidas en accidentes de tránsito, un número que podría acercarse a la realidad por cuanto la autopsia es obligatoria. El dato de la Morgue está a mitad de camino entre las cifras oficiales y las de Luchemos por la Vida. Como es obvio, lo que no encaja es la cifra del ISEV: habiendo 200 muertos en Capital no puede haber 12 mil en todo el país.
La polémica sobre las cifras resalta la necesidad de que –de una vez por todas– haya estadísticas oficiales absolutamente confiables. Hoy en día se puede cuestionar la política económica, pero son pocos los que discuten las cifras que proporciona el Indec. El Ministerio de Justicia, a través del Renat, está tratando de llenar ese bache, pero es decisivo que las provincias tomen la cuestión con la máxima seriedad. Una base estadística sólida permite impulsar políticas de seguridad vial consistentes (ver aparte) y con sólo mejorar la performance, sin llegar a los niveles deFinlandia o Suecia, se podrían evitar 2 mil muertes por año, el equivalente a dos guerras de Malvinas cada 12 meses.

Compartir: 

Twitter
  

EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.