EL PAIS

Una visita de CFK a Binner que sacude la estantería socialista

El encuentro de hoy en Santa Fe aviva la discusión en el PS sobre su relación con el Gobierno. La carrera por conducir el partido.

 Por Santiago Rodríguez

Cristina Fernández de Kirchner llegará hoy por primera vez a Santa Fe como presidenta para entregar viviendas junto al gobernador socialista de esa provincia, Hermes Binner. Su visita agitará las aguas de un socialismo en el que la discusión sobre cómo posicionarse con respecto al gobierno nacional ha vuelto a cobrar fuerza ante la proximidad del congreso del Partido Socialista previsto para el próximo 8 de marzo. Como es habitual en esos encuentros, los socialistas fijarán ese día su posición política y convocarán a elecciones internas. La renovación de la conducción partidaria debe concretarse a mediados de año y, desde el sector cercano al kirchnerismo, quieren tentar justamente a Binner para que suceda al senador Rubén Giustiniani, quien secundó a Elisa Carrió en la fórmula presidencial de la Coalición Cívica.

El arribo de Fernández de Kirchner al territorio gobernado por el socialismo está previsto para la tarde. La agenda presidencial consigna que a las 18.30 compartirá con Binner la entrega de 230 viviendas en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, en la periferia de Rosario. Se cumplirá así el primer tramo de adjudicación de las 426 casas edificadas –en el marco del Plan Federal de Construcciones– en terrenos que la municipalidad le vendió al sindicato de la carne local. Las 196 restantes serán entregadas a sus propietarios la próxima semana.

La foto de Fernández de Kirchner y Binner tiene una relevancia política que excede la entrega de las viviendas, cuya construcción demandó una inversión mayor a 27 millones de pesos y a las que se accede por 63 mil pesos a pagar en cuotas hasta en 50 años. En el socialismo vuelve a discutirse por estos días cómo plantarse frente al Gobierno y la visita de la Presidenta a Santa Fe potenciará ese debate.

Como en cada uno de sus congresos ordinarios, los socialistas expresarán el sábado de la próxima semana su posición política. Pero esta vez, además, harán la convocatoria a las internas que deben celebrarse a mediados de año.

Giustiniani está en el tramo final de su mandato de dos años al frente del partido y los socialistas alineados con el kirchnerismo quieren que Binner lo reemplace. “Veríamos con razonabilidad política y elemental que el principal referente del socialismo a nivel nacional sea a la vez el presidente del PS”, declaró el secretario general de esa fuerza, Oscar González.

Los socialistas K hablan de mantener “la autonomía partidaria”, pero también de ejercer una “oposición positiva y constructiva como la que impulsa Binner”. “No hay que cerrarse en una postura destructiva, sino todo lo contrario”, analizó el diputado Ariel Basteiro.

Giustiniani secundó a Carrió en las presidenciales y sigue parado en la oposición. No cubre, por lo tanto, las expectativas K, pero tiene apoyo dentro del socialismo. “El partido ha afrontado una etapa muy difícil y quien mejor lo ha expresado es su actual presidente. Sería bueno que siga al frente”, lo defendió el diputado porteño Roy Cortina, y disparó contra los socialistas cercanos al kirchnerismo: “Sería positivo que todos los que no estuvieron en el anterior congreso vengan el 8 de marzo.”

La titular del bloque del socialismo en Diputados, Silvia Augsburger, señaló que el partido debe ratificar su condición de “espacio de oposición alternativa” y también alentó la continuidad de Giustiniani. Además, rechazó la posibilidad de que Binner asuma la conducción partidaria con el argumento de que tiene que “gobernar Santa Fe y es central que continúe con esa responsabilidad”.

Binner trata de no quedar enredado en las internas partidarias y procura mantener, a la vez, un buen vínculo con la Casa Rosada. Sus allegados aclaran por eso que está “totalmente abocado” a gobernar Santa Fe. Emerge entonces la figura del intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, un hombre de su espacio al que se menciona como alternativa para el partido. El rosarino visitó la semana pasada a Néstor Kirchner en su oficina de Puerto Madero. Aclaró que había acudido a conversar de política a título personal, pero su encuentro con el ex mandatario tuvo el mismo efecto que tendrá hoy el desembarco de Fernández de Kirchner en Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
  

Esta tarde, la Presidenta y Binner entregarán viviendas.
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.