SOCIEDAD › PERPETUA POR MATAR AL MARIDO

El amante, prófugo

Silvia Lai, la tucumana sospechada de haber asesinado a su marido con ayuda de su amante en julio de 2007, fue condenada a prisión perpetua tras ser hallada culpable. El profesor de gimnasia Luis Rafael Piccinetti, con quien mantenía una relación clandestina y que, de acuerdo con la hipótesis de la fiscalía, dio al agricultor Eduardo José Salas el golpe fatal, no pudo ser condenado porque permanece prófugo desde hace más de 30 días. Antes de escuchar el veredicto, la viuda de la víctima insistió en proclamarse inocente y agregó: Salas “es a quien amé durante 13 años y quisiera saber quién lo mató, pero lamentablemente desde el primer momento fui condenada por la prensa y por la gente”.

La Cámara Penal de Tucumán condenó solamente a la mujer, ante la ausencia de Piccinetti, quien también enfrentaba cargos como coautor del homicidio en la causa. Desde el sábado pasado, en que su esposa dijo haberlo visto salir rumbo a una jornada de pesca, las autoridades desconocen su paradero. A mediados de febrero, antes de profugarse, el profesor de gimnasia explicó, en una carta enviada a un diario local, que huía por “no tener garantías jurídicas”. “He decidido no presentarme a escuchar mi sentencia, porque en ningún momento le dieron derecho a mi defensa”, escribió. “Somos (...) condenados muchas veces los pobres, injustamente.” De todos modos, la policía lo busca; en caso de ser hallado, deberá enfrentar un nuevo juicio.

El tribunal consideró que Lai fue partícipe necesaria del asesinato de su esposo, por haber tenido una relación cercana e íntima con quien llevó a cabo, materialmente, el homicidio. En la hipótesis de la fiscal de instrucción Adriana, Lai y Piccinetti, quien trabajaba en un gimnasio de Trancas al que asistía la mujer, eran amantes. Durante la investigación quedó comprobado que ambos se llamaban todos los días mediante teléfonos celulares, y que el día anterior al crimen la mujer envió a Piccinetti 79 mensajes de texto. Durante la sustanciación del juicio, el acusado actualmente prófugo reconoció su relación con Lai, pero lo minimizó asegurando que la mujer “fue una más” entre sus amantes de Trancas, donde, dijo, había tenido relaciones con casi todas las mujeres del lugar.

A partir de lo investigado por la instrucción, la fiscal de Cámara Marta Jerez propuso la hipótesis que aceptó el tribunal. “Inocente de todo lo que le iba a pasar (Salas) (...) se fue a cenar con su hijo, se fue a dormir y cuando su mujer sintió que roncaba le avisó a su cómplice (Piccinetti, por teléfono celular) y ella después subió.” Con una mancuerna ensangrentada que la policía halló, junto con una remera en iguales condiciones, en el gimnasio donde trabajaba el profesor de gimnasia, Piccinetti asestó un golpe mortal en la cabeza al marido de Lai.

La condenada proclamó su inocencia hasta último momento. En la última jornada judicial, antes de escuchar el veredicto aseguró que había sufrido “la peor pérdida”. “Quiero que mis hijos sepan quién mató a su papá. La prensa se refiere a mí como la viuda de Salas. Estoy orgullosa de ser la viuda de Salas y voy a serlo hasta la muerte.” Su abogado, Manuel Pedernera, sostuvo que no ha quedado demostrado que Lai haya colaborado “en un hecho tan grave que le costara la vida a su esposo y el padre de sus cuatro hijos. Desde la defensa hemos tratado de marcar la falta de prueba durante el proceso, donde ni siquiera se ha acreditado la supuesta relación sentimental, por falta de pruebas. No había ninguna certeza para condenar”.

Compartir: 

Twitter
  

 
SOCIEDAD
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.