SOCIEDAD › LA MINISTRA DE SEGURIDAD PUSO EN MARCHA EL OPERATIVO QUE DESPLIEGA PREFECTOS Y GENDARMES EN EL SUR PORTEñO

El día en que se ajustó el Cinturón del Sur

En un acto en el que llamó a la “participación de la ciudadanía”, Nilda Garré puso en funciones el flamante plan de seguridad. Recorrió barrios y dialogó con vecinos y organizaciones sociales.

Con un imponente despliegue de gendarmes y prefectos y también de camionetas, cuatriciclos y patrulleros, ayer al mediodía la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, puso en marcha el Operativo Cinturón del Sur. “La gente quiere seguridad y quiere vivir tranquila. Es un derecho que tiene la ciudadanía y que nosotros debemos garantizar”, dijo la funcionaria durante el acto realizado en el cruce de las avenidas Sáenz y Amancio Alcorta, en el barrio de Pompeya. Garré pidió a los vecinos que participaran “en la construcción de la política de seguridad”, que busca reforzar la vigilancia en “zonas que tienen altos índices de conflictividad”: La Boca, Barracas, Parque de los Patricios, el Bajo Flores, Villa Soldati, Pompeya y Villa Lugano.

En las horas previas al lanzamiento del plan anunciado por Cristina Fernández Kirchner, hace una semana, en la Casa Rosada, la ministra recorrió el Centro de Comando y Control Común del operativo, donde además de autoridades de Gendarmería y Prefectura trabajarán en la parte de planeamiento cuadros técnicos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. El lugar, conocido como “Culpina”, queda en 27 de Febrero al 6200, en Villa Soldati, en lo que era una unidad de Gendarmería. Al mando del Centro estará Miguel Robles, titular del área de Delitos Complejos del ministerio.

Después del acto en Pompeya, Garré se dirigió al cruce de Mariano Acosta y Ana María Janner, a pocas cuadras de la villa 1-11-14, donde contestó preguntas sobre el plan a integrantes de organizaciones sociales, comerciantes y vecinos de la zona. “Fue una especie de Mesa de Seguridad”, comentaron fuentes del ministerio, en referencia a las reuniones que cada 15 días se dan en distintos puntos de la Ciudad desde abril, por iniciativa de esa cartera. Belgrano, Villa Urquiza, Saavedra, Boedo y Liniers son algunos de los barrios donde ya funciona este sistema. “El fin de estas mesas es incentivar la participación comunitaria en seguridad para generar un mapa del delito y la violencia en la ciudad”, aseguraron desde el Ministerio de Seguridad. Garré insistió en este punto después, cuando hizo una nueva parada en la plaza ubicada en Murguiondo y Delfino Gallo, en Villa Lugano. Allí consideró “indispensable” la participación ciudadana para determinar los espacios más conflictivos e informó que los 2500 efectivos de Gendarmería y Prefectura que arribaron ayer patrullarán constantemente la zona.

“Este operativo está basado en distintas evaluaciones de que era necesario aumentar el recurso humano en estas zonas para mejorar la situación de inseguridad y bajar las tasas del delito”, dijo Garré durante el acto. A su lado estaban el senador y candidato a jefe de Gobierno, Daniel Filmus, su compañero de fórmula, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y también los legisladores porteños Juan Cabandié y Francisco “Tito” Nenna. También asistieron el candidato a la legislador Aníbal Ibarra y el diputado nacional Juan Carlos Dante Gullo.

Durante el discurso, la ministra informó que en un mes llegarán las primeras 1200 cámaras de seguridad destinadas a la Capital Federal y comentó que el sur “no tiene ninguna cámara aportada por el Gobierno de la Ciudad”. Además, Garré aseguró que el aumento de la presencia policial era una meta de su gestión y detalló la composición de los refuerzos. Del total de 3000 efectivos, 2600 se dedicarán a patrullar y los 400 restantes serán policías federales que realizarán tareas administrativas, como cambios de domicilio, y el apoyo judicial para tareas de investigación.

“Los efectivos de Prefectura y Gendarmería no estaban afectados a cuidar fronteras o costas marítimas. Son batallones de reserva que puede utilizar el Poder Ejecutivo para conflictos”, precisó la funcionaria y apuntó al combate contra el narcotráfico. “En la zona sur hay una importante distribución de drogas hacia otros lugares de la Capital. Estamos mejorando el sistema de inteligencia para poder desmantelar bandas”, dijo. Sobre la Policía Metropolitana, que también entró a operar en la zona sur la semana pasada, Garré estimó: “Todo suma si lo sabemos articular”.

Además de patrullar, se prevé que haya mayor vigilancia en accesos y autopistas, con perros antinarcóticos y escanners. Para todas estas tareas, se sumaron 34 camionetas, 24 cuatriciclos y 10 patrulleros. Prefectura tendrá jurisdicción en el perímetro demarcado por las avenidas Sáenz y Boedo y las calles Salcedo, Catamarca, Luna, Alambrado del Ferrocarril General Roca, Aráoz de Lamadrid y Perdriel. Gendarmería recorrerá los barrios de Nueva Pompeya, Bajo Flores, Villa Soldati y Villa Lugano.

Los mil cien efectivos de Policía Federal, que solían recorrer los barrios del sur, serán reasignados a otros puntos de la ciudad donde estrenarán 180 motos y 200 patrulleros.

Compartir: 

Twitter
  

Garré, con Filmus y Tomada, en Sáenz y Alcorta, durante la puesta en marcha del operativo.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.