SOCIEDAD

El hotel desnudo

A los tradicionales lugares de nudismo en Argentina, el 2004 sumó el primer hotel nudista porteño. Se llama Apreas (www.aprea.com.ar) y es un bed and breakfast en Colegiales. Allí se hospedan personas que gustan de andar desnudos por la casa y se organizan fiestas mensuales abiertas a todo público nudista. En realidad, el hotel surgió como un espacio gay friendly, es decir, que acepta a gays y lesbianas. Pero amplió su convocatoria (ahora es nature friendly) a mediados del año pasado, cuando un turista holandés hizo su reserva aclarando que era naturista. “Yo pensé que tal vez quería un desayuno especial, vegetariano, y me dijo que no, que lo que quería saber es si podía andar por la casa, tomar sol y nadar en la pileta totalmente desnudo. Y dijimos ¿por qué no?”, cuenta Sergio, uno de los dueños. Ahora la mayoría de los huéspedes son nudistas. Una vez por mes hacen jornadas para los adeptos. Abren las puertas a todo público nudista mayor de edad. La gente va a disfrutar del sol, la pileta y masajes al aire libre. “Es como si fuera un club pero sin traje de baño”, dice Sergio. La entrada cuesta 20 pesos e incluye una consumición. Hombres de levante, abstenerse. “Es un ambiente completamente familiar”, aclara.

Compartir: 

Twitter
  

SUBNOTAS
 

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.