Cintas negras contra la violencia machista

El Colectivo Ni Una Menos lanzó una campaña invitando a las mujeres a colgar desde el próximo viernes 23 de diciembre una cinta o tela negra de la puerta de su casa, el balcón, la bici o el auto o donde crean que es visible para otras. Y también a ponerse una cinta en la muñeca, tobillo donde prefieran. “Sabemos que las fiestas y las vacaciones son momentos sensibles para quienes sufren violencia y queremos  unirnos en un mensaje de complicidad y solidaridad entre nosotras. Donde hay una cinta negra, hay alguien en quien podemos confiar y pedir ayuda.- #EstamosParaNosotras #VivasNosQueremos #NiUnaMenos.””, dice el mensaje que empezó a circular ayer por Whatsapp y se fue viralizando.

 La campaña apunta a revalorizar los vínculos entre mujeres, frente a mensajes mediáticos que las ponen como rivales, a generar una red de apoyo y sostén en los barrios. “La ruptura de la trama entre mujeres, sumada a la familia como destino unívoco y el confinamiento al espacio doméstico no son naturales, no son modos de ser ni elecciones libres. Fueron políticas necesarias para la atomización de lo social en unidades cerradas familiares como ordenadoras de los cuerpos dentro del capitalismo. Mujeres disputando entre sí la atención de los hombres, compitiendo por ver quién cocina los mejores platos son el fondo de la trama que instala a los varones como el ejemplar libre y autónomo, alrededor del cual se ordenan el resto de los cuerpos. Desde este lugar de poder es de donde sale la crueldad que hoy se despliega contra nosotras, contra nuestros cuerpos y sentires”, señaló a Página/12 Virginia Giannoni, escritora e integrante del Colectivo Ni Una Menos. “Si logramos retomar esa trama de afectos y sororidad entre mujeres podríamos salir del confinamiento de lo doméstico, rediseñar para nosotras otros días, renegociar con el resto de la sociedad el peso de las tareas, romper la trama de la maternidad como destino y la crianza de los niños como espacio de responsabilidad absoluta y unipersonal”, agregó. “Asumimos que no es exclusivamente por la vía de políticas públicas como se supera esta situación de desigualdad y amenaza, sino por la suturación y el retejido de nuestra propia trama de alianzas, y por eso lanzamos esta campaña con la que proponemos hacernos guiños, dejarnos señales en los rincones y reconocernos en nuestras problemáticas comunes. Lo que nos pasa por ser mujeres nos pasa a todas, excede lo privado. Y es momento de asumirlo en acciones y políticas vitales”, concluyó Giannoni.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ