La Legislatura de Tucumán aprobó la designación del defensor de represores, Facundo Maggio
Un juez comprometido con los genocidas
Sin debate y por 32 votos a favor y 13 en contra, el candidato impulsado por el gobernador Manzur fue nombrado titular del Juzgado de Instrucción en lo Penal número dos. “Tenemos un juez con antecedentes nefastos”, advirtió Carolina Acuña, de la APDH.
Además de defender una decena de represores, Maggio es sobrino político del ministro fiscal Edmundo Jiménez.Además de defender una decena de represores, Maggio es sobrino político del ministro fiscal Edmundo Jiménez.Además de defender una decena de represores, Maggio es sobrino político del ministro fiscal Edmundo Jiménez.Además de defender una decena de represores, Maggio es sobrino político del ministro fiscal Edmundo Jiménez.Además de defender una decena de represores, Maggio es sobrino político del ministro fiscal Edmundo Jiménez.
Además de defender una decena de represores, Maggio es sobrino político del ministro fiscal Edmundo Jiménez. 

La Legislatura de Tucumán aprobó ayer el pliego de Facundo Maggio, el abogado cuestionado por los organismos de Derechos Humanos por haber defendido, en múltiples causas, a genocidas de la última dictadura cívico-militar. Con 32 votos a favor, 13 en contra y dos abstenciones, Maggio quedó a cargo del Juzgado de Instrucción en lo Penal número 2 de la capital. “Tenemos un juez con antecedentes nefastos”, dijo a PáginaI12 Carolina Acuña, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, quien entiende la designación de Maggio como un “golpe duro” que forma parte de las políticas de “avasallamiento de los derechos humanos” llevadas adelante por el gobierno actual. Acuña lamentó, además, los hechos ocurridos ayer en la Legislatura provincial, cuando los representantes de los organismos de derechos humanos fueron expulsados por la policía cuando esperaban ser recibidos por el vicegobernador Osvaldo Jaldo para exponer sus argumentos en contra del nombramiento de Maggio. Por su parte, Marta Rondoletto de la Fundación Memorias e Identidades de Tucumán adelantó que los abogados ya están estudiando la posibilidad de “dilatar o postergar” la asunción del nuevo juez y anunció que los representantes locales de los organismos de Derechos Humanos se reunirán hoy para delinear los pasos a seguir. Sin embargo, ambas coincidieron en que todo indica que se trata de una decisión “inapelable”.

Durante su carrera como abogado, Maggio tuvo a cargo la defensa de acusados y condenados por crímenes de lesa humanidad: en 2012, en el marco de la Megacausa Arsenales II, defendió a José Eloy Mijalckyk –“El Padre Pepe”, quien resultó absuelto a pesar de haber sido reconocido por los sobrevivientes de ese centro clandestino– y al ex militar Carlos Eduardo Trucco, condenado a 14 años de prisión; entre 2016 y 2017, fue el abogado de Carlos Diacono, Enrique Bonifacino, Ernesto Arturo Alais, Camilo Orce, Cayetano José Fiorini, Chuchuy Linares y Luis Rolando Ocaranza, miembros de la patota asesina del Operativo Independencia. El año pasado fue el primero en pedir, ante la Justicia Federal, que se aplique el beneficio del 2x1 a Trucco.

No obstante, los cuestionamientos al nuevo juez no provienen solamente de su relación fraterna con los represores. El hasta hace poco vocero del Arzobispado tucumano tiene vínculos familiares cercanos con integrantes del Ejecutivo comandado por José Manzur, el gobernador: es sobrino político del ministro fiscal Edmundo Jiménez. De hecho, 11 de los 13 votos en contra a su designación son de los parlamentarios alineados con Cambiemos – opositores al oficialismo provincial– y están fundados en ese vínculo de parentesco.

La polémica que rodea a la designación del nuevo juez ya había alcanzado instancias nacionales el pasado 12 de marzo, cuando la organización Abuelas de Plaza de Mayo envió una carta firmada por su titular, Estela de Carlotto, a Sandra Mendoza, presidenta de la Comisión de Peticiones y Acuerdos de la legislatura tucumana. En ella manifestó su oposición a la designación y solicitó su rechazo, basándose en que “el nombrado no ha demostrado su compromiso con los Derechos Humanos, tal como exige la importancia de la función para la cual es postulado”. Esto se suma a las impugnaciones individuales de las representaciones locales del resto de los organismos, no pareció ser suficiente para el vicegobernador Jaldo, quien ayer señaló que existieron instancias para impugnar la candidatura de Maggio y que, en ellas, “se escuchó a todos los sectores”.

Además de Maggio, el parlamento provincial aceptó a otros cinco candidatos propuestos por el Poder Ejecutivo local: María del Rosario Arias, en Documentos y Locaciones número 1, Leonardo Andrés Toscano para el Juzgado del Trabajo número 6, Mariela Viviana Donaire en el Juzgado de Familia y Sucesiones, y a Tomás Ramón Vicente Alba en el Juzgado del Trabajo.

A pocos días del 24 de marzo, Carolina Acuña llamó a “no bajar los brazos y continuar unidos, porque es el principio de todas las cosas que nos esperan”. “Estamos apuntando al 24 con las consignas de Memoria, Verdad y Justicia más fuertes que nunca”, sentenció.

Informe: Sibila Gálvez Sánchez.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ