Por aviones dañados por el granizo
Aerolíneas Argentinas confirmó la cancelación de 35 vuelos
Desde la aerolínea de bandera afirmaron que el 75 por ciento de los pasajeros fueron reubicados en vuelos de otras compañías y que la situación estará normalizada en los próximos días. Descartaron que los problemas tuvieran que ver con medidas de fuerza de los trabajadores.
Imagen: DyN

Aerolínea Argentina negó que la suspensión de la venta de pasajes hasta el domingo y que la cancelación y reprogramación de vuelos previstos para hoy tuvieran que ver con las posibles medidas de fuerza para Semana Santa anunciadas por los gremios aeronáuticos. La compañía ratificó que, tal como lo anunció ayer, la cancelación de los vuelos se decidió por la reparación de 15 naves dañadas por la tormenta de granizo de hace una semana y cuya puesta a punto estará para los próximos días.

La aclaración fue hecha por el vocero de la empresa estatal, Marcelo Cantón, quien confirmó que “esta medida drástica” que tomó la firma tiene como fin “acelerar la reparación de aviones” y llegar al fin de semana largo de la semana próxima “con la situación normalizada”. “Algunos ya están reparados pero tienen que ser certificados por los técnicos de Boeing, que están llegando hoy”, añadió en diálogo con AM 750.

Ayer, la aerolínea de bandera anunció la cancelación de 35 vuelos previstos para hoy y la reprogramación de otros 49 debido a problemas en 15 de sus 81 naves tras la tormenta de granizo desatada en la noche del miércoles. En esos momentos, la plataforma del Aeroparque porteño “tenía una acumulación de aviones” estacionados allí porque, por razones de seguridad, no podían dirigirse a cargar combustible debido a la tormenta eléctrica desatada. 

La merma de naves hizo que se cancelaran hoy los viajes de 3600 pasajeros. Igualmente, según Cantón, “al 75 por ciento se les dio tickets para vuelos de hoy” en otras compañías, mientras que al resto se les postergó los viajes para mañana. Respecto de la suspensión de la venta de pasajes, Cantón sostuvo que el motivo se debe a una decisión de “no seguir tomando compromisos mientras reordenamos la situación”.

Además, negó que este enroque tuviera que ver con las posibles medidas de fuerza anunciadas por seis gremios del sector, que denuncian “el deterioro de las condiciones laborales y de la seguridad operacional aérea” de la compañías. No obstante, concluyó el vocero, “esperemos que no haya medidas de fuerza en Semana Santa”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ