TEATRO. "Antes crudo", original propuesta artística que se presenta en La Sonrisa de Beckett
Una resistencia al discurso dominante
El circo como un lenguaje escénico es el camino abordado por la compañía Nido. La combinación de acrobacias en diálogo con la danza y el teatro físico pone en juego un nuevo sentido y genera un universo de creatividad.
"Resistencia absurda pero necesaria", definen los autores."Resistencia absurda pero necesaria", definen los autores."Resistencia absurda pero necesaria", definen los autores."Resistencia absurda pero necesaria", definen los autores."Resistencia absurda pero necesaria", definen los autores.
"Resistencia absurda pero necesaria", definen los autores. 

"Antes crudo es un proyecto de obra independiente que surge con la necesidad de indagar en el circo como lenguaje escénico dentro de una sala", dice el actor Juan Fernández, protagonista junto a Sofía Galliano de la obra que se estrenó el sábado pasado. Los integrantes de la compañía Nido destacan la capacidad de impulsar y gestar sus propios proyectos, como artistas independientes que son: "Somos quienes pensamos la idea, puede ser hasta una palabra sola, y convocamos a las personas que creemos más apropiadas para llevarlo adelante".

-- ¿Cuándo y con qué objetivos nace este grupo?, preguntó Rosario/12.

-- "La compañía Nido nace en el 2014, en Rosario, enfocándose en el cruce del lenguaje del circo, la danza y el teatro físico; la conformamos Sofía Galliano y yo, que soy de Uruguay; ambos egresados de la Escuela Integral de Circo perteneciente a la EMAU de Rosario", explica Fernández.

Según contaron a este diario, el grupo se vio en la necesidad de crear un lenguaje escénico singular vinculando sus investigaciones técnicas personales, y de este modo generar de cada propuesta escénica un universo de creatividad.

Desde el año 2015 crean espectáculos de manera independiente como Con su función a cuestas y Circo Lautrec, con los cuales se presentan en teatros y espacios no convencionales de distintas localidades de Argentina, Uruguay y Chile.

Desde el 2016 se encuentran como colaboradores en "XYZ" Escuela Experimental de Circo Contemporáneo de Montevideo y, en paralelo, impulsan un interesante proyecto sociocultural llamado "Plazas Culturales".

"Fue una experiencia muy rica que desarrollamos junto a la Biblioteca Popular de Camilo Aldao; en el sur de la provincia de Córdoba, proyecto que intenta recuperar las plazas de los barrios de este pueblo a través de hechos culturales y artísticos", acota Galliano.

-- ¿Cómo nace y cuáles son los disparadores de "Antes crudo"?

-- Comenzamos trabajando en base a un concepto para generar material escénico, y luego, junto a los directores, porque esta vez fueron dos, darle forma a nuestros delirios. El punto de partida fue cómo el manejo de la información que realizan los grandes medios de comunicación se torna avasallante para nosotros como seres humanos -analiza Fernández.

"Antes Crudo" es una obra de circo contemporáneo en la que se combinan acrobacia, equilibrios, manipulación de objetos y la suspensión capilar, a través de dos cuerpos que se expresan en permanente diálogo con la danza y el teatro físico; el circo aparece como lenguaje que está allí para expresar.

"Nuestro lenguaje escénico‑artístico es el circo contemporáneo, y nuestros gustos son un poco abstractos por lo que si no fuera por nuestros directores Ana Ossella y Miguel Bosco, estaría muy crudo todo; ahora solo podemos decir que antes lo estuvo", señala Galliano, al aludir al origen del título de esta atractiva propuesta.

Al referirse a los procedimientos con los que trabajaron estas ideas, Osella y Bosco plantearon que se proponen una puesta en escena minimalista, cargada de símbolos cotidianos que dialogan con la dramaturgia de cada situación; como vínculos metafóricos plásticamente plasmados.

"Desde un comienzo nos dimos determinados tiempos para investigar libremente con los objetos e ideas que teníamos, generar material absurdo e inservible que si se limpia e impregna de emoción es oro, bailar con una cuerda, enroscarse en un papel, reflejarse en un espejo de mil maneras y cosas que ni siquiera estarán en la obra, son las que logran darle una dinámica fluida a la fusión de lenguajes", vislumbran los directores.

"Esta producción es un intento de resistencia al discurso dominante, una resistencia absurda y necesaria; un mundo surreal y una mirada crítica, vientos de medios inv‑masivos y una vuelta a nosotros mismos; un mundo dominado por la extrañeza permite ver la realidad distorsionada y frágil, como ellos", definen los artistas circenses.

El staff se completa con Ana Osella y Miguel Bosco en dirección y acompañamiento artístico; Nahuel Pisani en diseño de iluminación y asistencia; Juan Pablo Córdoba es responsable de la música y la Compañía Nido y Belén Grass, de la producción.

Antes Crudo contó con el apoyo del Festival Internacional de Circo Contemporáneo de Buenos Aires (FICI) y del Programa Escena Santafesina del Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia de Santa Fe, y puede verse todos los sábados de abril a las 22, en "La Sonrisa de Beckett" (Entre Ríos 1051).

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ