Garavano y la RAM

El paso del ministro de Justicia, Germán Garavano, por Bariloche dejó la confirmación de que la caracterización de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) como un grupo extremista por parte del Gobierno no tiene fundamento judicial. En cambio, el propio funcionario admitió que esa denominación es fruto de una “declaración política”. Consultado sobre fallos judiciales que avalen la definición de la RAM como grupo “terrorista”, según se lo denominó desde el Ministerio de Seguridad, Garavano dijo que “es una cuestión que debe ser verificada en términos de los expedientes judiciales (...) Lo que hubo fue una declaración política por parte de este Comando que lo identificó (al RAM) en varios hechos, y me parece que hay que dejar que las causas judiciales sean las que avancen en las investigaciones”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ