Cambiar la realidad

Fernando “Pino” Solanas señaló en Berlín, cuando presentó Viaje a los pueblos fumigados: “No puedo plantearme salvar el mundo”. PáginaI12 le preguntó hasta dónde puede llegar una película de estas características. “Una película por sí sola no modifica la realidad, pero una película, como un buen libro, contribuye a transformar la realidad”, opina el cineasta. “Puede ser una película muda pero tener imágenes tan desgarradoras, tan reveladoras o tan impactantes como arte visual o como arte plástico que no te la olvidás. Esta cala hondo y muestra lo que otros nos muestran”, considera Solanas.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ